Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Entre Mundos2 - Capitulo 4 - Comienza la Investigación
Dom Mayo 21, 2017 12:36 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 5)
Miér Mayo 17, 2017 7:38 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 3 - Comenzando el Viaje
Mar Mayo 16, 2017 3:57 pm por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 4)
Mar Mayo 16, 2017 3:44 pm por Akiru

» Historias de la media noche (Capítulo 3)
Dom Mayo 14, 2017 5:51 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 2 - Reunion
Dom Mayo 14, 2017 12:19 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 2)
Sáb Mayo 13, 2017 5:55 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 1 - Renovado
Sáb Mayo 13, 2017 12:24 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 1)
Vie Mayo 12, 2017 7:38 pm por Angry Bunny

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Ago 30, 2015 5:44 pm.
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario


Historias de la media noche (Capítulo 4)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Historias de la media noche (Capítulo 4)

Mensaje por Angry Bunny el Lun Mayo 15, 2017 2:12 pm

Holi :3 aquí estoy de nuevo con mi fic. Este es el último capítulo que estará reescrito. Ya todos los demás serán escritos desde 0, ya que no se publicaron antes. Pero bueno, no les entretengo más y les dejo con mi fic owó!

Capítulo IV:
"Propuesta"

Se preparó para abrir la caja de su almuerzo. Al menos tiene la esperanza que esto si sea algo de disfrute. Pero, tan pronto como la abrió se quedó atónito al ver algo moverse ahí mismo.
Algo pequeño, largo, escurridizo y baboso.
No era uno, eran varios. Un gusano tras otro infectaba su almuerzo, intentando levantarse, alzándose, intentando alcanzarlo a él. Lo sabía, esos asquerosos gusanos querrían recorrer su piel dejando esa horrible sensación detrás de ellos.
Dio un fuerte brinco del susto, por reflejo e impresión. Golpeó instintivamente la caja de su almuerzo, tirándola al suelo. Allí, visualizó mejor a los gusanos que se arrastraban hasta sus pies, intentando llegar a él, intentando infectarlo también.
Había llamado la atención de sus compañeros, pero realmente no le importó, y solo se levantó para marcharse de ahí en completo silencio. Ver algo como eso en su almuerzo era imposible. No había forma. Él lo había preparado esta mañana y todo estaba perfectamente como era de costumbre.
Ni siquiera podía echarle la culpa a su hijastra Oki.
Sus compañeros se acercaron a ver lo que ocurrió y realmente no hubo sorpresa alguna, puesto que ellos miraron como el almuerzo había sido derramado.
 
―¿Qué es lo que le ocurre a Genda-san? ―preguntó uno―. Ha estado muy raro desde hace días.
 
―Ciertamente ―continuó otro―. Tenía unas ojeras terribles. ¿Le pasará algo malo?
 
―Solamente está siendo tan… él ―contestó otro que se unió a la conversación―. Déjenlo estar. Se le pasará pronto.
 
Y, como si no hubiera nada serio que discutir, cada uno volvió a lo suyo pasando de largo el momento que acababa de ocurrir, sin preocuparse mucho por el bienestar de su compañero.
Ninguno era muy cercano a él; de hecho, nunca le invitaban cuando iban a beber, tampoco solían darle los buenos días. Pero no era tanto por su culpa, sino porque Genda era demasiado huraño. Y desde que su esposa falleció, se volvió aún peor.
Al momento, uno de los intendentes comenzó a limpiar el almuerzo que estaba en buen estado. Libre de Gusanos.
Por otro lado, fuera de la secundaria San Serapino, Akiru fue donde arrastró a Regulus después de que lo citara a la ciudad.
Akiru realmente parecía preocupada, y Regulus lo notaba aun cuando fuera “distraído”, lo que le hacía alarmar un poco. ¿Qué era lo que tenía a Akiru así? ¿Será que por eso busca a esa tal Oki? Muchas preguntas vienen a su mente, y todas están relacionadas con Akiru y su preocupación, pero aun así…
Cuando finalmente llegaron a la secundaria, se quedaron enfrente de esta debajo de un árbol para ocultarse del sol. Akiru se mantenía vigilando la puerta de vez en cuando, sabiendo que tarde o temprano, era la hora de la salida.
 
―Estamos buscando a una chica, Oki, Regulus. Tiene.. eh… cabello castaño y ojos cafés…
 
―Me abstendré de hacer un comentario respecto a que todas las personas tienen cabello castaño y ojos cafés ―Regulus dijo con cierta burla amable―. Así que mejor dime, ¿por qué la estás buscando?
 
―¿no… te lo he dicho? ―finalmente Akiru volteó a ver a su compañero, confundida de sus propios actos. Estaba tan preocupada que olvidó contarle a Regulus―. Esa chica está en términos para realizar un contrato con Kuro. ¿Y sabes que es lo que ocurre con cada persona que hace un contrato con él?
 
―Eh…. Supongo que nada bueno.
 
―Exacto ―afirmó serenamente sin darse cuenta que su compañero no terminaba de comprender―. Los Yōkai se comen a sus presas siempre, y esa chica es su presa junto a ese hombre acusado. Pero, a como cuentan las leyendas sobre Kuro…
 
―Tienes miedo de que le haga algo peor, ¿verdad?
 
Akiru guardó silencio, y esto confirmó la sospecha de Regulus. Éste claramente ya se había percatado de todo lo que ocurría y porque la preocupación de Akiru. Y quería ayudarla.
 
―Entonces sabotea sus planes.
 
―¿A-Ah? ―Akiru no comprendió, y Regulus prosiguió:
 
―Que, evites que lleguen los tres días. Ya sabes la leyenda de Kurogitsune, ¿no? Durante tres días atormenta a sus víctimas y, finalmente, al final del 3er día, abre la puerta del infierno para llevarse a los pecadores que cometen venganza y la provocan.
 
―Vaya, realmente no sabía eso…
 
―¡castaña de ojos cafés, allá va!
 
Rápidamente Akiru tomó en cuenta las palabras de Regulus y miró a la chica que nombró. Era Oki, la misma que caminaba con una posición insegura de sí. La misma que estaba por hacer un contrato con Kuro y caer en sus juegos.
 
―¡Espera aquí, Regulus! ―Akiru fue corriendo detrás de aquella chica―. ¡Oki, espera!
 
Y no fue hasta que Oki se sorprendió por escucharla y darse cuenta de que no era su imaginación, que paró a verla con cierto miedo, confusión y sorpresa. Fue hasta que miró a Akiru detenidamente, y se dio cuenta que no la conocía.
Una hermosa mujer de cabellos castaños y ojos purpuras. No había nadie con esas características en la escuela, no conocía a nadie así. Y aun así, esta mujer sabía su nombre.
 
―¿Quién…?
 
―A-Ah, déjame presentarme ―ella se presentó tímidamente sabiendo que iba muy deprisa. Decidió darle tiempo―. Quiero hablar contigo de algo realmente serio.
 
―Yo no tengo nada que hablar. Me disculpo, pero tengo que irme ―ella estuvo a punto de irse, volteándose y dándole la espalda a Akiru para marcharse.
 
―¡Espera! ―reclamó Akiru―. ¡Estamos haciendo una campaña sobre los problemas domésticos y formas seguras de combatirlos!
 
Eso llamó la atención de Oki, y volteó a verla una vez más. La expresión de sorpresa que ella tenía antes aumentó considerablemente. Claro, nunca te aparece una chica que te viene a ayudar convenientemente sobre el problema que tú tienes y te está dejando tan desesperada.
Dudaba, eso era cierto. Pero Oki estaba tan desesperada y su idea de vengarse no le gustaba en lo absoluto. Esta chica era su oportunidad para dejar ese pensamiento atrás y decirle a Kurogitsune un rotundo NO.
Ella asintió y siguió a Akiru hasta el lugar que ésta misma le propuso ir. El lugar donde había dejado a su amigo Regulus. Eso era un avance, podrían entre los dos darle buenos consejos y ayudarle a combatir a ese hombre con la ayuda de la verdadera justicia. Oki asintió a ir, desesperada, siguió a Akiru en busca de una última esperanza y solución pacífica.
Ninguna de las tres personas se dio cuenta que Kuro les miraba desde uno de los techos de las casas que habían alrededor.
Con su conocido kimono negro, cabello largo y ardientes ojos rojizos. Estaba inusualmente sereno como para estar viendo cómo se llevaban a su presa para convencerla de tomar otro camino.
Inusualmente sereno.
Suspiró, sabiendo que ahora se estaba viendo obligado a cambiar de planes, y entonces, se retiró.
 
―¿Realmente podría evitar tanto con ello? ―preguntó Oki.
 
La habían invitado a sentarse con ellos, y entonces le comenzaron a relatar varias formas de hacer justicia sin recurrir a las jugarretas de un Yōkai que se hace pasar por Deidad..
 
―Sí. Sé que puede sonar difícil al comienzo, el tener que contar todo lo que se ha pasado pero, créeme que es la mejor solución ―afirmó Akiru―. De esta manera, la única persona que tendrá un castigo merecido y acorde a sus actos, será quien cometió la falta.
 
―¡Exacto! ―exclamó un sonriente regulus―. ¡No como la venganza, que tienen castigos ambos!
 
Rápidamente se hizo notar que la chica se había puesto nerviosa al escuchar la palabra «Venganza». Akiru fulminó con su mirada a Regulus, quien sonrió de manera nerviosa mientras retrocedía un poco. Acto seguido, ella sonrió débilmente con tal de tranquilizar a Oki.
 
—No le prestes atención —Akiru intentó aliviar la situación—. Es solo que muchas personas recurren a cometer justicia por su mano y, eso no es para nada bueno. Únicamente empeora las cosas.
 
—Pero yo no… quiero hacer eso.
 
—Y-Yo no dije que harías eso, ¿verdad? —Akiru sonrió nerviosamente— Ehm… Regulus…
 
—¿Qué? Yo ya me perdí…
 
Akiru soltó un fuerte suspiro al ver que esto se hizo un completo embrollo…
 
―Oki, te seré sincera… sé que.. tú… ―decía entre pausas al pensar como haría para explicarlo sin que pensara mal de ella―. Sé que Kurogitsune y tú…
 
―¡¿E-Escuchaste eso?! ―ella preguntó exaltada―. ¡N-No, esto está mal, muy mal! ¡¡Realmente mal!!
 
―¡C-Cálmate! ―Akiru ordenó, nerviosa―. Estoy consciente del peligro que esa Deidad Zorro representa y es por eso que quiero ayudarte. ¿Me dejarías hacerlo?
 
―P-Pero yo… no quiero… vengarme… ¡Por eso yo no quiero la ayuda de ese zorro! ¡Yo… únicamente….!
 
Akiru y Regulus se miraron por unos momentos y asintieron, sabiendo lo que tenían en mente uno del otro. Entonces, de manera coordinada, voltearon a ver a Oki quien estaba con las manos en su cara sin saber que decir o hacer, temiendo porque estos jóvenes fueran a ser lo mismo que aquel chico de ojos carmesíes.
 
—Oki… nosotros te ayudaremos de una mejor forma —afirmó Akiru, de manera cálida para tranquilizar a la chica. Esto hizo que Oki apartara las manos de su cara y la mirara—. No te pediremos nada a cambio más que te apartes de Kurogitsune. Hay… mejores métodos que la venganza. Y podemos ayudarte con ello.
 
Oki estaba nerviosa, y temblorosamente, solo asintió, dejando en sus manos el destino de esta pobre chica.
Mientras tanto, su padrastro, Genda, estaba en el baño, lavándose las manos después usar el servicio. Se lavó la cara también, pensando que necesitaba refrescarse después de todo lo acontecido con su almuerzo.
En cuanto terminó de lavarse la cara, se quedó mirando al espejo serenamente, sin decir nada. Estaba tan inmerso en sus pensamientos que no se dio cuenta que estaba totalmente solo y podría sacarlos a la luz de quererlo.
De manera considerablemente rápida, todo el tormento por el que Genda estaba pasando se desvaneció, como si hubiera sido revertido, o solo inició mal la mañana, que iba a ser un mal día. Pero Genda sabía que no era así. Sabe que algo andaba mal, realmente mal.
Tanto sus sueños, su manera de percibir las cosas e incluso lo pesado que sentía el cuerpo y su mente, como si intentaran desesperarlo, dejarlo devastado, llevarlo a la locura. Es como si quisieran que pensara que se estaba volviendo loco. No era normal. Sabía que no era eso.
Todo esto, parecía más bien la obra de un Yōkai.
 
―Eres realmente rápido para darte cuenta de ello.
 
Genda dio un fuerte respingo al escuchar una voz totalmente ajena y desconocida. Se alejó del lavabo y miró a su alrededor, únicamente para ver al joven de ojos carmesíes encima de las puertas de los baños, sentado como si estuviera en un lugar tan cómodo como una silla. ¿Cuándo es que llegó ahí?
Rápidamente dio unos pasos hacia atrás mientras miraba con más detenimiento al chico. Notó que vestía de una manera curiosa, de una manera antigua; un kimono negro con un hakama blanco, en el antiguo Japón era sinónimo de ser un espadachín. Pero, como siempre, lo que más captaba la atención era el color de sus ojos y la forma en la que podría haber aparecido.
 
―Ciertamente mi meta era que te volvieras loco poco a poco. Todos los humanos son así, comienzan a creer que están mal de la cabeza y los que están a su alrededor también ―comentó el chico―. Nadie nunca afirma que es obra de un Yōkai.
 
―Y supongo que tú debes ser uno, ¿verdad? ―Genda preguntó seguro de sí.
 
―Totalmente ―Kuro respondió sonriendo―. Eres realmente rápido en comprender este tipo de cosas sin asustarte. Comienzo a creer porque esa chica te tenía miedo pero a la vez aprecio. Admito que eres un poco… especial.
 
―¿Esa chica…? ―Genda se mantuvo pensativo, hasta que finalmente recordó―. Oki…
 
―¿Quién más sino? ―pareció guardar cierta malicia en sus palabras, sin alarmar al hombre―. Estaba tan desesperada sin saber que hacer contigo, que acudió a un sentimiento de venganza al cual yo respondí. Lo entiendes, ¿no? Ella quería matarte saliendo impune.
 
El hombre se quedó pensativo una vez más, intentando asimilar lo que le estaba contando, hasta que finalmente, Genda cayó en cuenta quien era este chico.
En el pueblo se cuentan historias sobre las dos deidades zorro; una que ayuda y otra que venga. Y esos dos zorros, tenían unos inusuales ojos rojos…
 
―La deidad que actúa en venganza de los demás, Kurogitsune. ¿Ese es quien eres tú? ¿El Yōkai que se disfraza de deidad? Si, conozco de ti. Haces contratos con las personas y te llevas las almas de ambos al infierno por cometes el pecado de venganza y el haberla provocado.
 
―¡Ah! ¡Realmente, realmente eres impresionante! No solo fuiste capaz de asimilar que soy Kurogitsune, ¡también conoces mi naturaleza! ¡Impresionante!
 
―Claro. ¿Creías que soy tan ignorante como los demás humanos que me rodean? ―Refunfuñó Genda―. Si tú estás aquí, entonces eso quiere decir que esa chica fue capaz de… oh, esa maldita perra desgraciada….
 
―Tranquilízate ―Kuro mencionó suavemente―. Ciertamente ella quería cometer venganza contra ti pero, ha ocurrido totalmente dstinto y, ¿sabes qué? He decidido hacer algo. Algo realmente, realmente interesante que creo que no solo me divertirá a mí, sino a los Yōkai que miran todo este escenario. Pero para eso necesito tú ayuda.
 
―¿Y qué te hace creer que yo te ayudaría? ―Genda pareció burlarse―. ¿A ti? ¿Qué ni siquiera fuiste capaz de vengarte a ti mismo?
 
―Así que también conoces mi historia…
 
―Claro. Ya te lo dije. No soy tan ignorante como los demás humanos que me rodean ―comento Genda, jactándose―. Conozco la razón por la que eres un Yōkai y porque detestas tanto a las personas.
 
―Ah… realmente eres alguien de cuidado ―Kuro se burló―. Es por eso que tengo una propuesta para ti. Ya que me has demostrado una gran astucia que ningún otro humano ha poseído hasta ahora. Una calma y un pensamiento acertado. Serías un perfecto Yōkai.
 
―¿Yōkai? ¿Yo? ―Genda soltó una risotada―. ¡Eso suena tan… típico! ¿Me harás hacer algo con la condición de que me convertirás en un Yōkai? ¿Realmente seré capaz de dejar este repudio humano para avanzar y ser algo mayor que ello? ¡Realmente es algo tan típico!
 
—De lo contrario, convencerán a Oki de llevarte ante la justicia. ¿Y sabes lo que eso significa? Todo lo que has hecho como humano se iría a la mierda. Tu reputación, tu trabajo. Absolutamente todo.
 
Y entonces pensó…
Él ha estado abusando no solo física y verbalmente de Oki, sino que también sexualmente. Todo ello podía llevarlo a la cárcel sin ninguna excusa y si el simple hecho de ser llevado a ese lugar ya arruina tu imagen, la razón lo hará aún más.
Realmente estaba en un aprieto. ¿Sería Oki realmente capaz de delatarlo? Ella era demasiado cobarde para hacerlo, no lo ha hecho y se lo ha estado guardando para ella todo este tiempo, sin nadie a quien recurrir, ni siquiera ningún amigo.
Ahora, este Yōkai está diciendo que alguien podría convencer a Oki. Es lo que ella necesita, un pequeño empujón y él estará perdido.
En cambio, si es un Yōkai no solo estará impune de todas esas acciones, sino que también podría ser capaz de desquitarse con Oki si llega a hacer eso.
Sí… dejaría de ser un humano para convertirse en un ser superior. Todo lo que logró como humano terminaría de igual manera, pero, de una manera mejor. Nadie sabría lo que él hizo ni lo que fue de él. Y estaría consciente de lo que sería en ese momento: Un Yōkai.
Se reiría de los idiotas humanos que se han quedado estancados ahí, sabiendo que él ya ha alcanzado el grado superior y ha evolucionado. Soltó una sonrisa de oreja a oreja de tan solo pensar en ello.
 
—Entonces… podría dejar atrás mi vida como humano y ser un Yōkai. Realmente es tentador, Kurogitsune. ¿Qué es lo que quieres a cambio?
 
Tan pronto como Genda accedió, Kuro sonrió por lo bajo. ¡Qué conste… que todo ha tomado este rumbo por culpa de Akiru! No dudará en restregárselo en la cara cuando obtenga su victoria.
 
―Llega a Oki a las afueras del bosque… y mátala. Tan sencillo.
 
Genda rió.
 

―Si… definitivamente. Esto es demasiado cliché.



Y eso es todo por ahora :3 espero que no les aburra, ya que es muy parecido al original. Como dije antes, ya los próximos estarán escritos desde cero.
¡Sin más, me despido!

_________________________

Akai tsuki no Monogatari >3:

Kūhaku Heikai:

avatar
Angry Bunny
Admin
Admin

Mensajes : 1613
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 19
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foromx.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la media noche (Capítulo 4)

Mensaje por Akiru el Mar Mayo 16, 2017 3:44 pm

esta increíble! ...me encanta mucho tu fic!, no puedo creer que kuro este tramando algo 0.0 ¿cual será su objetivo? se pone interesante a un que estuvo bien que akiru ayudara no debió meterse en los asuntos de kuro ahora parece que todo empeora tal vez por eso kaoru no quiso meterse en el contrato de kuro! pobre oki le espera algo horrible ..waah esta genial espero conti uwu

_________________________



Spoiler:

YUKI JUDAI X TAKAMACHI BERENICE



Spoiler:


KAGAHO X AKIRU



avatar
Akiru
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1018
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : en alguna parte .. ._.U

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.