Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Entre Mundos2 - Capitulo 4 - Comienza la Investigación
Dom Mayo 21, 2017 12:36 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 5)
Miér Mayo 17, 2017 7:38 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 3 - Comenzando el Viaje
Mar Mayo 16, 2017 3:57 pm por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 4)
Mar Mayo 16, 2017 3:44 pm por Akiru

» Historias de la media noche (Capítulo 3)
Dom Mayo 14, 2017 5:51 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 2 - Reunion
Dom Mayo 14, 2017 12:19 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 2)
Sáb Mayo 13, 2017 5:55 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 1 - Renovado
Sáb Mayo 13, 2017 12:24 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 1)
Vie Mayo 12, 2017 7:38 pm por Angry Bunny

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Ago 30, 2015 5:44 pm.
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario


The Class E! (Capítulo 2)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Class E! (Capítulo 2)

Mensaje por Angry Bunny el Lun Dic 21, 2015 12:10 am

¡Hola! *O* ¡¿Qué tal están?! Aquí Kim reportándose con el nuevo capítulo de su fic. Antes que nada, quiero agradecer a todas por sus comentarios, enserio me alegró muchísimo ver que les gustó y espero, poder seguir haciendo un buen trabajo y que todo el fanfic sea del mismo agrado que fue el primer capítulo. Enserio se los agradezco.
Sin más retrasos, vamos al primer capítulo owo


+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++


Capítulo 2
“¡Con rumbo a las ruinas!”
 
El día de ayer, el profesor Kazuya dio el aviso informativo; Irían a unas ruinas para buscar tesoros. Y conforme todo fue avanzando, explicó que serían un par de días los que estarían fuera. Por esa misma razón, tenían que llevar un permiso firmado de sus padres, tutores o parientes.
Algunos no tuvieron problema; Karen se las arregló para convencer a sus papás para que le firmaran el permiso. Accedieron. Algo parecido sucedió con Kiba, que recibió el permiso de su madre.
Miri le pidió el permiso a su hermano, quien solamente le advirtió que tuviera cuidado.
Akiza ni siquiera necesitó pedirle permiso a su hermano, ella ya estaba aceptada en la excursión. Lo mismo sucedió con algunos como Haruka y Kurapika.
Aquellos hermanos Akatsuki y Rei, tuvieron el permiso del mismísimo profesor quien… bueno, es su padre. ¡Así que no hubo mucho pierde! Al final, todos terminaron por ir, no se quedó ninguno atrás.
Y ahora, todos iban llegando a la escuela, con dirección a la clase E, cruzando Winter y finalmente, las montañas y el grandísimo bosque.
 
Conforme algunos estudiantes de la clase E iban pasando por el patio de la escuela, los murmullos no tardaron mucho en hacerse escuchar. Humanos normales serían incapaces de siquiera darse una idea de lo que sucedía, pero resulta que algunos de la clase E tienen el oído muy desarrollado. Como Karen, Kiba, Kurapika y los Gemelos Akatsuki, eran los que escuchaban los murmullos y las conversaciones ajenas.
 
         —¿Esos no son los de la Clase E? —le murmuraba una chica a otra. Su mirada se dirigía a los estudiantes de dicha clase, pero intentaba ocultarse detrás de su mano, en el hombro de su amiga—. Escuché que iban a una excursión durante dos días.
 
         —¡Qué envidia, ¿verdad?! —exclamó la otra. Al contrario que su amiga Y/o compañera, ella ni siquiera intentó ser discreta—. Están siempre lejos y ahora tienen una excursión. ¡A veces me pregunto qué hay que hacer para entrar ahí!
 
         —Ni idea, pero piénsalo. Estar alejado de todo, tener que caminar kilómetros incluso para venir a los festivales, ¡es una joda!
 
Ninguno de aquellos pocos que lograban escuchar ese tipo de conversaciones, sabía cómo reaccionar. En parte, parecían comentarios de envidia, deseando entrar a la clase. Pero en otros, parecían más frustrados o con envidia de la mala, inventándose tonterías para marginar a la dicha clase.
No tenían mucho que hacer. Generalmente, tienen prohibido hablar con la gente de otras clases y en realidad, tiene sentido. Si hablaras con ellos, tarde o temprano terminarían descubriéndote. Aunque, viéndolo por otro lado, también sería necesario, ¿no? Hablar con gente humana para aprender y saber escabullirte y camuflarte.



|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|


 
         —Muy bien, ya hemos tomado lista —el profesor Kazuya sonrió—. Parece que estamos listos.
 
Todos estaban formados en la fuera del aula, esperando con ansias la excursión o algunos incluso maldiciéndola (Sí, Kurō, hablamos de ti). El profesor Kazuya había pasado lista ya, pasando por enfrente de la formación. A un costado de ésta, estaban otros profesores, tales como Mikazuki, Samir y Vincent —que de hecho, son los únicos—.
Solo esperaban el momento para ya irse de aquí… hablando de eso, ¿en que se irán? ¿A dónde irán?
Con esas preguntas en mente, alguien levantó la mano.
 
         —¿Qué sucede, Kaoru? —preguntó el profesor.
 
         —¿A dónde vamos a ir? —preguntó uno de los gemelos. Kazuya se quedó pensativo ante la pregunta, pero esbozó una sonrisa y después le contestó.
 
         —Iremos a unas ruinas cercanas al país vecino. No es difícil, pero habrán peligros que deberán afrontar —por alguna razón, conforme iba explicando, su tono se fue volviendo más suave—. No estaremos solos en las ruinas. Serán libres de usar sus habilidades para defenderse de todo tipo de mal o trampas.
 
         —¿Mal y trampas? —se preguntó Akiza—. ¿Pues a qué tipo de sitio vamos a ir?
 
         —Son ruinas —le contestó Kurapika, que estaba justo a su lado—. No esperes que sea un lugar muy agradable.
 
         —Eso —fue, sorprendentemente Kurō quien habló, interrumpiendo al rubio—. Nos encontraremos con zombis y esqueletos andantes, ¡enfurecidos por profanar sus tumbas y robar sus tesoros antiguos! ¡Oh, por el creador, esto es como Skyrim! ¡¡Me pido ser el Dovahkiin!!
 
Y recibió otro golpe-libro por parte del profesor.
 
         —Nada de combinar la excursión con Videojuegos, Kurō —regañó Kazuya, pero por alguna razón su sonrisa se mantenía—. Esto es algo que va enserio… Bueno, es como una práctica. Claramente, no dejaré que les ocurra nada, así que manténganse tranquilos.
 
Eso hacía que todos se sintieran aliviados, no lo van a negar. Incluso si la tienen difícil, el profesor les ayudará… quizás es por esa razón que los demás profesores irán. Tendrán que cuidar a los alumnos, ¡A los 16 alumnos! Encima dos de ellos son niños… La tendrán difícil.



|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|


 
Después de la escena de la formación, terminaron por subir al autobús e ir con camino a las ruinas indicadas. No sabían dónde eran, ni siquiera si tendría un camino para ir, pero eso poco importaba. Resulta que el chofer es algún tipo de fantasma y, tiene la grandiosa novedad que su autobús también es fantasma, por lo tanto, puede atravesar todo, ¡Incluso si lo que hay dentro son seres físicos como los estudiantes!
Todos habían tomado asientos con los compañeros con los que mejor se llevaban. El orden fue más o menos así:
 
Karen-Miri
Haruka-Kyōhei
Yin-Rei
Kurō-Kaoru
Akiza-Kurapika
Kiba-Ryōma (Era un lío tener un perro y un gato juntos)
Moe-Hamazaki
Butch-Clay
 
Y los profesores también iban sentados, pero al contrario de lo que se podría imaginar, ninguno quería ir con Vincent. Ese profesor parecía un niño grande e incluso estaba cantando una canción sobre el camino, algo que nadie aguantaba.
Por otro lado, todos estaban conscientes de algo; si por alguna razón querían un poco de azúcar, los pequeños traficantes de dulces tenían de sobra. Se habían preparado más que bien para la excursión. Eso lo supieron porque…
 
         —Entonces, Yin, ¿tienes alguna paleta de azúcar? —preguntó el profesor Kazuya débilmente. Yin soltó un chitón para que bajara la voz.
 
         —Más bajito, papá. No queremos que se enteren de esto —y como toda buena traficante, le pasaba la paleta de azúcar por abajo, oculto.
 
         —Muchas gracias —le sonrió y guardó la paleta entre sus ropajes.
 
         —¿Fue mi imaginación o incluso el Profesor Kazuya le pide a esos pequeños traficantes? —preguntó Miri. Había observado desde lejos.
 
         —Creo que… lo hace —Karen le contestó.
 
         —¿Y eso es normal? —preguntó de nuevo la ángel.
 
Karen únicamente encogió los hombros sin saber que decir. Pero Miri quería seguir hablando, aunque no fuera de eso.
 
         —Oye, ¿te parece si vamos juntas por las ruinas? —preguntó Miri con una gran sonrisa—, ¡Me gustaría mucho ir contigo, de verdad!
 
         —Claro —Karen sonrió débilmente—. Cuenta conmigo para acompañarte.
 
         —Oye, y ya que estamos —por alguna razón, la voz de Miri al igual que su mirada, se tornó en picardía—. ¿Y qué tal si invitamos a Kiba? Ya sabes, seguro que te llevas bien con él, ¡a ambos se les nota que tienen los mismos gustos?
 
La loba no supo muy bien que decir respecto a ello. Quizás era que Miri ya se estaba fantaseando muy rápido sobre una amistad con ese chico.
Sí que él parecía tener una gran amistad con su amigo perruno, Akamaru. Incluso él viene a la excursión, pero no vio más que ello, apenas lo acaba de ver. Pero tal vez, solo tal vez, Miri vio algo de lo que ella no se percató. Y no, no habla de Kiba o Akamaru, habla de ella misma. ¿Habrá visto de alguna forma rara a Kiba como para que Miri se comience a hacer imaginaciones? Sea como fuera, no es como si tuviera muchas ganas de colaborar con alguien más, pero…
 
         —Creo que todo tipo de ayuda viene bien —ella aceptó casi a regañadientes, pero intentó disimularlo—. Pero, te digo de antemano que no tengo intención de colaborar mucho con él.
 
        —¡Oh, vamos, solo es un trabajo en equipo! —Exclamó Miri intentando animarla—. ¡Ya sabes, vendría bien estar con más lobos!
 
Karen suspiró internamente.



|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|
 
Lejos de ellas dos, casi al fondo del autobús, estaba Akiza junto con Kurapika. La mujer de las nieves leía un libro mientras comía chocolate disimuladamente —dado por aquellos dos pequeños traficantes—. Kurapika, por otro lado, veía por la ventana. En realidad, no tenían de que hablar, ya habían quedado en que ambos harían equipo durante la excursión. No tienen ni la mínima intención de aguantar a nadie más.
El silencio en el que los dos convivían en plenitud, se fue de inmediato al sentir que los asientos en donde estaban eran empujados. Por unos momentos creyeron que era el hijo de **** de Butch, pero recordaron que él no se sentaba atrás de ellos. Quienes estaban atrás, eran…
 
         —Kurō, si sigues golpeando el asiento te congelaré —Akiza amenazó firmemente, dando por hecho que era él.
 
Pero no le contestaron y el asiento siguió siendo golpeado. Kurapika desvió su mirada hacia atrás, pero el asiento no le permitía ver. Chocó las miradas con su compañera, pensando sobre si en realidad era Kurō quien movía el asiento de esa manera. Después se pusieron de acuerdo con esa misma mirada y se aproximaron para ver.
Afirmativamente, tal como habían sospechado desde un comienzo. Era Kurō, pero no era él únicamente. Se estaba peleando con Kaoru, su gemelo.
 
         —Están peleando de nuevo… —Kurapika comentó. Una gotita de sudor emanaba de su mejilla izquierda—. ¿Deberíamos llamar al profesor?
 
         —Mejor cobremos por apuestas para ver quién gana —propuso Akiza—. Llama a Yin y Rei, se encargarán de todo.
 
         —¡Eso no es prudente, Akiza! —Regañó Kurapika, después suspiró en resignación—. Ustedes dos, ¿qué sucede?
 
Los gemelos parecieron parar de pelear. Kurō había estado jalándole el cabello a su hermano y como respuesta, Kaoru lo hacía y le pateaba el estómago. ¿Cómo habrá comenzado esta discusión que llegó a los golpes? Quién sabe.
Ambos se separaron y refunfuñaron unos momentos. Kurō se comenzó a acomodar el uniforme —que, no lo tiene bien puesto usualmente que digamos—. Y Kaoru a acomodarse el cabello, después, éste mismo le contestó a Kurapika:
 
         —Solamente que a Kurō le encanta molestarme —explicó él.
 
         —¡Nada de eso, Bakachii! ¡Tú comenzaste! —se defendió su gemelo.
 
         —¡Qué no me digas Bakachii!
 
Antes de que comenzaran a pelear una vez más, Kurapika se vio obligado a meter la mano. Tuvo la suerte de sacarla rápido, Kurō estuvo a punto de morderlo por entrometido.
 
         —¡Solo estaba intentando parar su pelea sin sentido! —reclamó Kurapika al ver que casi es atacado también.
 
         —Nada de eso —Kurō escupió de mala gana—. Mete tu mano y te la arranco.  
 
         —¡No puedes hacer eso, Kurō! —regañó Kaoru—. Sí lo haces, seré yo quien te arranque los colmillos de nuevo.
 
         —Sí, creo que lo dice literalmente, Kurapika. Son carnívoros —Comentó Akiza.
 
         —¿Y tú de qué lado estás…? —cuestionó el rubio arqueando una ceja.
 
Y eso era lo que ocurría en los asientos de atrás. Claro que, en otros, ocurrían cosas distintas. Tal era el caso del asiento en donde estaban Haruka y Kyōhei. Ellos eran tan calmados, de pocas palabras y expresiones, que toleraban perfectamente su presencia. Haruka no quería verse envuelto en tanto embrollo, aunque realmente no tenía tampoco disgusto a ello. Kyōhei por otro lado, necesita un respiro de sus hermanos y Rei, además, de que para mantenerse controlado, necesita la quietud.
 
         —¿Quieres un poco de pan? —preguntó Haruka.
 
Kyōhei asintió y tomó un poco del lonche de Haruka.
Sí, estas eran sus épicas conversaciones.

|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|

Y más adelante, estaban Ryōma y Kiba. Un nekomata y un licántropo que lleva a un perro de considerable tamaño consigo. Cuando dijeron que algo no iba a salir bueno de esto, lo decían enserio. ¡¡Enserio!!
 
         —¡Oye, tío, creo que tu perro me está olisqueando!
 
         —Solamente te está conociendo, Gato —refunfuñó Kiba.
 
         —¡¡Enserio Tío, aléjalo de mí!! ¡Ya tengo suficiente con el Jefe!!
 
         —¡Solamente te está conociendo, no seas quejica!
 
         —¡No soy quejica, tío, aléjalo!
 
         —Ya cállense —regañó por detrás, Samir, el profesor.
 
No le respondieron y continuaron discutiendo sobre el perro y el gato.


 |-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|

Tarde o temprano tenían que llegar a su destino; Las ruinas.
Salieron del autobús. Al bajar el último pasajero, el chofer fantasma junto con su autobús fantasmal se desvaneció en el aire, marchándose. Iba a volver cuando ellos tuvieran que volver, eso bastaba.
Pero, ahora importaba otra cosa. Todos, absolutamente todos, miraban con impresión las ruinas, que, solo era una puerta por ahora. Una puerta grande y echa de un metal antiguo con algunos grabados. Algunas enredaderas cubrían gran parte del lugar y las rocas que estaban a sus costados parecían provenir de las montañas. Eran sin dudas, ruinas subterráneas que no tenían ni la menor idea que podían existir.
¿Será que Kurō tenía razón y esto se está tornando Skyrim? Bueno, no lo dejarán ser el Dovahkiin siendo ese el caso.
El primero en hablar, captando la atención de los estudiantes, fue uno de los profesores, Vincent.
 
         —¡Muy bien! —exclamó poniéndose frente a todos, con una sonrisa de oreja a oreja—. ¡Todos nos dividiremos en grupos porque mola! ¡Pero no por eso tienen que ir taaaan separados! Ahórrenos la molestia de tener que localizarlos a todos.
 
         —¿Entonces qué es lo que tendremos que hacer? —preguntó Butch, arqueando la ceja y cruzándose de brazos.
 
         —Eh… bueno, no sé —sonrió estúpidamente—. Mikazuki, diles.
 
Mikazuki sonrió soltando una pequeña risita mientras se aproximaba al rubio, Vincent.
 
         —Solamente intenten no separarse mucho. Nosotros hemos explorado una parte de estas ruinas, por lo que la habitación principal de estas es más que conocida por nosotros —explicó él—. Hahaha, que divertido será esto.
 
Por alguna razón ese último comentario no le gustó a nadie.
Las ruinas parecían sombrías, poco faltaba para que el típico sonido de una película de terror hiciera presencia. Pero la estancia de los cuervos en los árboles cercanos y los árboles muertos alrededor ya parecían dar esa aura tétrica. Como si fuera alguna película de terror.
Encima, estaba lo que dijo Kurō y que Kazuya no negó.
Los zombis y esqueletos dentro.
¿Cómo se les ocurre poner a un grupo de jóvenes a buscar tesoros en un lugar como éste?

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Y eso fue todo. Me disculpo si está aburrido, fue lo que me dio imaginación y lo que se me permitió escribir, ya que al igual que días anteriores, estoy corta de tiempo u.uU
Sin más, Kim-chan se despide.

_________________________

Akai tsuki no Monogatari >3:

Kūhaku Heikai:

avatar
Angry Bunny
Admin
Admin

Mensajes : 1613
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 20
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foromx.net

Volver arriba Ir abajo

Re: The Class E! (Capítulo 2)

Mensaje por Miri-chan el Lun Dic 21, 2015 12:49 am

Esta a punto de darme un PARO CARDIACO.
Esto fue muy intenso...ZOMBIES!
Mira, me encanto que pusieras la descripción de lo que ocurría en cada asiento haha, fue muy gracioso ver como el gatito no soportaba al perro, y las EPICAS conversaciones entre Haruka y Kyohei, hahaha me mori de la risa con eso.
VAMOS! QUE HASTA YO QUERÍA APOSTAR POR VER QUIEN GANABA LA PELEA ENTRE LOS HERMANOS! hahaha me entretuvo muchisimo, y la descripción de las runas pasaba como una pelicula en mi mente, ME ENCANTARÍA leer pronto el siguiente cap, en serio QUIERO SABER QUE VA A PASAR CON LA BUSQUEDA EN LAS RUINAS.
Las palabras "ME ENCANTO" Se quedan cortas, un gran, gran trabajo!
avatar
Miri-chan
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 328
Fecha de inscripción : 09/12/2013
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Class E! (Capítulo 2)

Mensaje por Karen Ookami el Lun Dic 21, 2015 4:46 pm

Hahahahaha Rayos xD esto tiene toda la Pinta de ser una Clase que puede estallar en cualquier momento, somos un Grupo de Personas desequilibradas pero así todo se hace más divertido xD está genial

_________________________
"Mis Garras son mi Orgullos, Mis Colmillos son mi Honor,
por mi Orgullo y Honor de Ookami te doy mi Palabra..."


"Llama con fuerza a la luna y luego ataca!
Aulla, Hokori Meiyo!"

avatar
Karen Ookami
Admin
Admin

Mensajes : 313
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Edad : 21
Localización : Siguiendo a la Luna

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Class E! (Capítulo 2)

Mensaje por Akiru el Lun Dic 21, 2015 11:10 pm

Increible esa yin y rei trafican incluso a los profesores xD y como siempre no puede faltar los gemelos siempre peleando .. realmente todo edta genialoso y esas ruinas se ven misteriosas y tenebrozas .. realmente estoy impaciente por ver la conti !! Adoro tu fic hermanita!

_________________________



Spoiler:

YUKI JUDAI X TAKAMACHI BERENICE



Spoiler:


KAGAHO X AKIRU



avatar
Akiru
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1018
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : en alguna parte .. ._.U

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Class E! (Capítulo 2)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.