Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Entre Mundos2 - Capitulo 4 - Comienza la Investigación
Dom Mayo 21, 2017 12:36 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 5)
Miér Mayo 17, 2017 7:38 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 3 - Comenzando el Viaje
Mar Mayo 16, 2017 3:57 pm por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 4)
Mar Mayo 16, 2017 3:44 pm por Akiru

» Historias de la media noche (Capítulo 3)
Dom Mayo 14, 2017 5:51 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 2 - Reunion
Dom Mayo 14, 2017 12:19 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 2)
Sáb Mayo 13, 2017 5:55 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 1 - Renovado
Sáb Mayo 13, 2017 12:24 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 1)
Vie Mayo 12, 2017 7:38 pm por Angry Bunny

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Ago 30, 2015 5:44 pm.
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Agosto 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario


The class E! (Capítulo 1)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The class E! (Capítulo 1)

Mensaje por Angry Bunny el Sáb Dic 19, 2015 11:17 pm

Capítulo 1
“El chocolate del destino”
 
Lista confidencial.
Alumnos de la clase E:
 
No.
Lista
Nombre del Alumno
Especie del Alumno
01
Akatsuki Kaoru
Kumiho
02
Akatsuki Kurō
Kumiho
03
Akatsuki Kyōhei
Fénix
 
04
Akatsuki Yin
Nekomata
05
Akiza
Yuki-onna
06
Inuzuka Kiba
Licántropo
07
Kurata Kurapika
Licántropo
08
Misaki Moe
Medusa
09
Miyahara Ryōma
Nekomata
10
Mochitzuki Miri
Ángel
11
Nanase Haruka
Vampiro
12
Night Karen
Licántropo
13
Tako Hamazaki
Vampiro
14
Weston Clay
Demonio
15
Weston Butch
Demonio
16
Yang Rei
Conejo Nocturno
 
La clase E, una clase apartada de la escuela Winter pero perteneciente a ésta misma. Ningún estudiante de la escuela tiene permitido acceder a ella al menos que sea estrictamente necesario. Claro, eso excluye a los que allí estudian.
La Clase E se sitúa en la parte trasera de la escuela, cruzando un profundo bosque y unas pequeñas montañas. Es un largo recorrido. Eso mismo y la poca atención que se le pone, da la intención que allí van los peores estudiantes, quizás aquellos que tuvieron malas notas, aquellos que causaban problemas y entre otras creencias. Eso mismo hace que todos intenten evadirla y esmerarse en lo que hacen.
Después de todo, nadie quiere terminar en la clase E.
Pero, ¿qué tiene esa clase de especial? Claro, evitando el hecho de que está apartada cruzando un bosque y algunas montañas. De la Clase E se habla mucho pero no se sabe nada. ¿Qué van a saber los estudiantes de lo que allí hay si no lo han visto con sus propios ojos?
Y quizás, es mejor que así se mantenga, en secreto.
Algunos lo saben, otros no. Algunos se mantienen escépticos ante el hecho de que hay más formas de vida en el mundo. Aquellos seres sobrenaturales que tienen que aprender a convivir y camuflarse entre la especie que reina actualmente el mundo: Los humanos. No obstante no se logra con tanta facilidad. Algunos tienen suerte de crecer y convivir entre ellos, pero los que no, son más propensos a ser descubiertos.
Eso es lo que hace la clase E; educar a seres sobrenaturales jóvenes para que puedan tener una vida en el futuro y edad adulta.
Pero eso, es algo que la escuela Winter no sabe más que el director y personas de confianza.


 
El sol brillaba con intensidad; La escuela Winter casi nunca hacía honor a su nombre. El lugar donde se sitúa es cálido y rara vez hay nieve. Generalmente parece que tiene un verano eterno. ¡¿A quién se le ocurrió ponerle así?! ¡En todo caso le hubieran puesto “Summer”! (Lo que hace la jodida falta de imaginación…)
Las clases habían comenzado hace apenas unos cuantos minutos. Todos estaban en sus asientos en la clase E, poniendo atención al profesor o en algunos casos, dibujando en el cuaderno o incluso quedándose dormidos. Tal es el caso de cierta chica castaña…
 
         —Mochitzuki-san —era la voz del profesor quien interrumpió la clase. Miri, quien estaba viendo por la ventana dio un sobresalto y nerviosa, miró al profesor—. ¿Está prestando atención a la clase?
 
         —E-Eh…. —ella no supo que responder, su cara lo decía todo. Al verlo, el profesor soltó un suspiro de decepción.
 
         —Por favor, preste más atención.
 
Y entonces prosiguió con su clase. Miri se quedó sin decir nada, ni prestar atención ni volver a lo suyo. Solamente hizo un puchero mientras agachaba la cabeza al cuaderno.
 
El Profesor… no se sabe que es exactamente él, pero sin duda, es una criatura sobrenatural. El misterio que le rodea le hace tener un aura de terror pero a la vez de paz, simplemente, una sensación extraña. Su nombre… su nombre es Akatsuki Kazuya y como tal, es el padre de aquellos que tienen el apellido Akatsuki en esta clase. Muchos creerían que los mima por ello, pero en realidad es más exigente con ellos.
Generalmente el profesor Kazuya es una buena persona, quizá casi como un amigo para los estudiantes de la clase E, pero él no es el único profesor. Hay asignaturas que requieren ciertas aptitudes. En las clases que Kazuya no da, es reemplazado por Vincent Johansen, Mikazuki o Samir Clockworker. Todos ellos sirven como profesores, pero ninguno tan bondadoso como Kazuya.
 
         —Me regañan a mí y Kurō está escuchando música y leyendo un manga —Miri reprochó en voz baja, con el puchero latente.
 
         —Miri —la llamó otra chica—, ¿te parece si vamos a almorzar juntas?
 
         —¡Ah, Karen! —la ángel sonrió con alegría al ver a su compañera, Karen, hablándole suavemente desde su asiento.
 
Al ver que soltó casi un grito, Miri se tapó la boca esperando no llamar la atención del profesor. Acto seguido, al ver que no lo hizo, miró más de cerca a su compañera con una gran sonrisa, la cual parece que fue correspondida con debilidad.
 
         —Claro que me encantaría —ella agregó—, ¿invitamos a alguien más?
 
Pero Karen no respondió. Por la mente de la ángel pasó que quizás, Karen quería almorzar únicamente con ella. Al momento de que iba a decir algo para retractarse de lo que dijo, su amiga le respondió la pregunta que hizo con anterioridad:
 
         —Claro, invitemos a alguien más.
 
Y entonces Miri le sonrió.
Todos en esta clase son nuevos, acaban de comenzar el curso escolar. La verdad casi nadie esperaba que encontraría más seres sobrenaturales por aquí, tal fue el caso de alguien como Miri, que es, curiosamente, una de las mayores de la clases, siendo únicamente superada por un chico; Haruka Nanase. Solo espera que no le vayan a decir vieja.
Por otro lado, hay más personas como ella en esta clase, pero ningún ángel. Algunos creían que posiblemente no habría más seres como ellos, otros por otro lado, se criaron juntos; tal es el caso de los hermanos Akatsuki o los Weston.
Otra cosa que cabe recalcar, es que todos tienen edades distintas, puesto que la clase E no enseña cosas básicas como las otras clases, sino como sobrevivir y adaptarse al mundo humano, por lo que hay incluso niños como Yin Akatsuki o Rei Yang, además, Misaki Moe también es relativamente joven a comparación de los demás.
 
Todos miraron con sorpresa como el profesor Kazuya le lanzó un libro a uno de los estudiantes, más exactamente a Kurō Akatsuki, el que según Miri, estaba escuchando música y leyendo manga. Éste se sobó en donde el libro le dio y haciendo un puchero, miró al profesor.
 
         —¡¿Por qué…?!
 
         —Si no quieres que te lance la enciclopedia, deja eso —el profesor sonrió con un toque tétrico que hizo erizar a más de uno.
 
Kurō comenzó a maldecir por lo bajo mientras se quitaba los audífonos y guardaba el manga.
 
         —Ahora si lo cacharon —Akiza murmuró burlándose por lo bajo.
 
         —Ya era hora de que el profesor le llamara la atención —Kurapika le contestó—. Siempre hace lo que quiere.
 
         —Toda esta clase hace lo que quiere en cierto punto —ella comentó—, creo que intentan más bien adiestrarnos y no hacernos adaptarnos al mundo en general.
 
El hermano de Kurō, Kaoru, únicamente resopló, negó con la cabeza y continuó con la lectura del libro, siguiendo las líneas que el profesor dictaba.
Sí, este era el tipo de clase que ellos tenían.

|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|


 
Las clases terminaron… bueno, no del todo, únicamente era la hora del almuerzo. Salieron del aula, aunque no es como si tuvieran alguna cafetería o algo, a lo mucho que podían aspirar era comer en la naturaleza, ¡en el patio! Enserio, este lugar necesita más atención de la escuela, Yin encontró el día anterior una cucaracha gigante en el baño a la cual adoptó y llamó Kekito. Después fue “accidentalmente” asesinada por Butch.
Cada quien se fue a su grupo social… puesto que aunque están aislados y son pocos, en realidad no se conocen del todo.
Por ejemplo, Akiza suele estar con Kurapika, a veces se les une al grupo Kiba, Misaki o Ryōma… pero nadie aguanta a Ryōma.
Haruka suele convivir solo, aunque a veces tiene la compañía de Kyōhei.
Los hermanos Akatsuki, conformados por Kaoru, Kurō, Kyōhei y Yin suelen estar solos, aunque a veces se les une Ryōma y Rei, por no mencionar al padre Kazuya.
Los hermanos Weston también están solos, aunque Hamazaki les acompaña. Por cierto, esos tres son quizás los más problemáticos del aula.
Nadie convivía con nadie en general, tenían poco de conocerse. Solamente que, algunos ya se conocían desde antes y por esa razón, se juntan ahora entre ellos.
Quizás las cosas deberían de cambiar.
 
Miri iba caminando junto con Karen por el pasillo, con sus almuerzos en las manos, no tenían dirección específica, solamente caminaban y hablaban entre ellas.
A su lado, pasó Akiza, quien comía un chocolate. No supieron de donde pudo haberlo sacado y Miri no pudo evitarlo, se le quedó viendo deseando internamente uno. Akiza no pudo hacer la vista gorda y la miró de vuelta.
 
         —¿Sucede algo? —preguntó.
 
Miri salió de su trance.
 
         —¡N-Nada…! E-Etto…. —y ya no supo que decir.
 
Akiza la observó por unos momentos y después, observó a Karen. Por alguna razón sintió una punzada de peligro en esa chica, ¿podría ser que siente que ahora mismo, es una amenaza para Miri?
Quizás pareció grosera cuando no era su intención.
La mujer de las nieves no pudo hacer más que suspirar.
 
         —¿Acaso querías chocolate? —preguntó. Al ver que Miri reaccionó, dio por hecho que eso era—. Esa chica, Yin, tenía unos cuantos y tuvo la delicadeza de darme uno. Puedes pedirle si quieres.
 
         —¿Yin…? —Miri preguntó, intentando recordar—. ¡¿Te refieres a esa niña que siempre está con los zorros?!
 
         —Sí, y con el fénix enano también —pareció burlarse por lo bajo, Miri le agarró el juego—. Creo que estaban en el patio con el profesor, ve a por chocolate si quieres uno.
 
Y entonces se marchó, dejando a las dos chicas atrás. Karen no dijo nada, pero Miri no podía evitar pensar en ese delicioso chocolate. No conoce a la niña ni a su familia, posiblemente sería de las primeras veces que le dirige la palabra, ya que solo los conoce de nombre y vista. Espera que le den un poco.
 
         —¡Karen! —llamó a su compañera, quien le miró ligeramente sorprendida—. ¡Vamos a por un poco de chocolate!
 
         —No veo porque no.
 
Entonces, fueron hacia el patio rápidamente.


 |-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|

Ya en el patio, primero observaron a los gemelos con el profesor, Kazuya y con Ryōma, el nekomata. Tuvo un ataque de timidez, no vio a la niña que Akiza le indicó en ningún lugar, la que se supone, tiene chocolate. Pero podía acercarse y preguntar por ella, ¡pero entonces se vería muy interesada por el chocolate! ¡¿Qué tal si comienzan a hacer preguntar sobre para que la quiere?! ¡¿Qué tal si comienzan a preguntarle cosas que ella no sabrá cómo responder?!
Tragó saliva de solo imaginarse.
 
         —Solo tenemos que acercarnos y preguntar por ella —Karen comentó, acaparando la atención de su amiga—. Nada del otro mundo.
 
         —C-Cierto verdad… solo eso.
 
Intentó llenarse de valor y junto a Karen, se acercó al pequeño grupo. El primero que notó su presencia fue Ryōma, quien ruidosamente llamó la atención del resto.
 
         —¡Ey, tías, no creí que se acercarían por aquí! —exclamó el joven.
 
         —No seas ruidoso, jodido gato —reclamó Kurō enfadado.
 
         —Kurō, cuida tu lenguaje —regañó ahora Kaoru.
 
Por unos momentos olvidó lo que había venido a hacer y se quedó en blanco sin saber que responder. Claro que eso no pasó por alto a los demás y no dudaron en agarrarse de eso.
 
         —¿Qué? ¿Acaso solo viniste a quedarte viéndonos…? —preguntó Kurō un poco incómodo. Karen, por otro lado, le miró mal.
 
Sí… zorros y lobos no se llevan. Después de todo, los lobos pueden ser depredadores comunes de los zorros.
 
         —Veníamos a buscar a su hermana menor —Karen agregó, intentando ahora evitar contacto visual con el pelinegro de ojos rojos—. Akiza mencionó que tenía algo y…
 
         —Ella fue al patio trasero —fue Kazuya quien sonrió y comentó—. Se acaba de ir con Kyōhei y Rei, creo que aún pueden alcanzarla.
 
         —Muy bien, gracias —Karen hizo una ligera reverencia, tomó a Miri se la mano y se marchó de ahí.
 
Intentó evitar el hecho de que Kurō le continuaba observando desde lejos en silencio. Posiblemente, como una presa cuidando de su cazador para huir… o defenderse. Eventualmente, ambos dejaron ese confrontamiento interno y continuaron a sus labores.
Bien, tenían que seguirle la pista a aquella niña si quiere chocolate. La verdad, salir a comprar uno ahora es muy difícil, no se tiene permitido usar habilidades en lo que se considera “dentro” de la escuela. Esta clase, aunque está apartada, está dentro de la escuela, por lo que todo uso de habilidad está descartado. Por lo que no podría usarlas para llegar más rápido a una tienda y comprar chocolate. Nadie de por aquí vende tampoco, ¡sólo esa niña tiene y ella quiere chocolate!
Caminaron, y llegaron al patio trasero. Lo primero que ambas chicas observaron fueron a Kyōhei, el hermano mayor de los Akatsuki, a Kiba y a Haruka, los tres estaban conversando.
Por unos momentos, Miri se sintió ligeramente nerviosa. Tres chicos, los tres eran increíblemente apuestos y no solían hablar con ellos. ¿Qué sería lo que ellos pensarían si dos chicas se les acercan así como así? … … aunque no es precisamente que haya muchas chicas por aquí.
Pero Karen no pensó lo mismo que ella. Sin avisar, comenzó a caminar hacia los chicos. Miri quiso decirle algo, le gritaba mentalmente para que no lo hiciera y que buscarían a la niña por su cuenta, pero no rindió fruto. No era telépata.
 
         —Tú eres el hermano mayor de aquella niña, ¿no? Yin Akatsuki —Karen llamó, acaparando la atención de los tres chicos.
 
Llegando tan de repente, tan directa. Llamó la atención, no lo iban a negar. Pero sin embargo, a quien más le gustó esa firmeza de la chica fue sin duda a Kiba. Internamente pensó que ella no era como las demás que siempre se andan con rodeos. Lamentablemente, la pregunta no iba dirigida a él.
 
         —Sí, es mi hermana.
 
Y le respondió lo que ella preguntó. Ni como reclamarle, le respondió… aunque en el fondo esperaba que le dijera algo más que eso.
Karen suspiró, sabiendo que tenía que preguntar aún más como para saber el paradero de esa niña que tiene chocolate. Solo porque Miri lo quiere, en realidad. Si no, posiblemente seguiría sin dedicarles una palabra a estos chicos.
 
         —¿Dónde está ella? —preguntó, calmada.
 
Kyōhei encogió los hombros sin responder con palabras. Sabía que él y Haruka era de los más serenos de todo el salón, pero no sabía que tanto.
Miri observaba por detrás, sin saber que decir, que reaccionar. Simplemente se quedaba mirando a los chicos de pocas palabras. ¿Qué tipo de conversación llevaban entre sí…? ¿Acaso hablarían por telepatía? ¿Lenguaje corporal? ¿O será que han desarrollado un lenguaje ultra-secreto que solo pueden hablar aquellos de pocas expresiones? A todo esto, ¿qué pinta Kiba en con un par de cubitos de hielo? (Aunque Kyōhei controla las llamas…).
 
         —¡Ah, yo sé dónde está! —Fue sorprendentemente, Kiba quien exclamó, llamando la atención de Karen y Miri por igual. A su lado, estaba su fiel perro Akamaru, que sorprendentemente, Kazuya le dejó mantener—. Se pusieron a acariciar a Akamaru y luego dijeron algo de ir al árbol de manzanas de atrás. ¿A qué sí?
 
Miró a su compañero canino, quien ladró en respuesta.
Karen sonrió internamente, viendo que era una persona amante de los caninos así como ella. Pero dejó por unos momentos ese pensamiento de lado. Miró a Miri, como si con la mirada le dijera que debían ir ahora a ese árbol de manzanas. Solo hay uno así, por lo que no cree posible el perderse por aquí. Ella asintió débilmente.
 
         —Muchas gracias… eh…
 
         —Kiba Inuzuka —se presentó con una sonrisa—. Creo que era el número 6 de la lista.
 
         —Bien, muchas gracias, Inuzuka —ella hizo una débil reverencia y se marchó de ahí junto con Miri.
 
Miri quiso evitar la débil necesidad de mirar al chico que estaba con Kyōhei… ese chico de cabellos negros y ojos azules. Por alguna razón se sintió atraída a él. Quizás solo era una usual atracción física, como dicen los humanos. Ella, intentó no pensar en ello.


 |-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|

Ambas chicas dejaron al trío de chicos atrás, ellos parecieron continuar con su extraña conversación, si es que eso hacían y no estaban solo ahí parados sin hacer nada. Pero enserio, ¡siguen preguntándose qué hacía Kiba ahí! … Tienen que dejar de pensar en ello.
Al final llegaron al árbol de manzanas en donde Kiba afirmó, estaba Yin. Y tal como dijo él, ahí estaba ella en una de las ramas junto a Rei, el otro niño de la clase E.
No supieron que decir al comienzo, ¿deberían de decir un “hola”? ¿O ir directamente al grano y pedirle los chocolates?
Sea como sea que estuvieran pensando hacer aparición, Yin se dio cuenta de la presencia de ambas chicas. Bajó del árbol en un brinco y siguiéndole, Rei hizo lo mismo.
 
         —¿Ustedes….? ¡Si vienen a decirme algo sobre la gran cosa pegajosa de los baños de chicas, les diré que yo no fui!
 
Al ver como ella exclamó, intentando excusarse de algún tipo de travesura, ambas chicas no dijeron nada y se quedaron inexpresivas. Al menos, ya saben que hay algún tipo de cosa pegajosa en el baño de las chicas. La pregunta ahora es, ¿qué demonios es esa cosa pegajosa? Oh, fuera impulso de idiotez….
Pero ese no era el punto. Habían estado buscándola solo para una cosa.
 
         —Akiza dijo… que tú tenías chocolates —Miri fue quien dijo, provocando que la niña volteara a verle—. N-No quiero parecer interesada ni nada por el estilo pero…
 
         —Ah, pero yo no tengo chocolates —comentó Yin. Acto seguido, apuntó a Rei—. Los tiene él.
 
Rei… ni siquiera Butch y su grupo de maleantes se le acercan porque le tienen miedo. Encima, solo sonríe, incluso cuando la situación no viene al caso. Incluso ahora está sonriendo, una sonrisa inquietante si se toma en cuenta. Incluso Miri sintió un agudo escalofrío a través de su columna.
 
         —Rei, ¿crees que podrías darles el chocolate? —preguntó ella, Rei únicamente le miró—. Vamos, Papá en general no quiere que tengamos dulces pero… dáselas y nadie dirá nada, ¿verdad?
 
Al ver que volteó a ver a las chicas, estas no supieron que decir. ¿Es su imaginación o estos chicos están traficando chocolates? ¡¿Es enserio?! Tienen 11 y 13 años, ¡¿cómo pueden ser tan críos y traficar chocolates?!
 
         —Supongo, tengo mucho chocolate de sobra —mencionó el chico, sacando unos chocolates de su uniforme. Tres barras—. Solo no se lo digan a nadie… no queremos que nadie salga lastimado “misteriosamente”, ¿verdad?
 
Incluso diciendo eso sonreía, ¿era una amenaza? Sea lo que fuera, al sonreír todo lucía un 50% más tétrico de lo normal.
Eventualmente, Rei terminó por darle el chocolate a Miri, dos barras a ella y una a Karen, por la molestia de haber venido también. Prometieron no decir que estos dos eran traficantes de chocolates y dulces para los estudiantes de la clase E. Parece que era un secreto que se mantenía entre todos…


 |-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|-|

La hora del almuerzo terminó rápidamente para Miri y Karen, quienes habían usado todo el tiempo para buscar a la pequeña Yin en busca de chocolate. ¡Pero eh, tenían chocolate!
Las clases comenzaron y todos habían vuelto al aula de clases. Pusieron atención a todo lo que dictaba el profesor Kazuya… excepto Kurō, él seguía leyendo manga ocultándolo en el libro.
El profesor siguió dando la clase, sobre historia. Algunos lo odiaban, claro, pero en fin tenía cierto significado. Muchos sucesos pasaron, muchos héroes que hicieron mucho como para que al final no se les reconozca su gran esfuerzo o en algunos casos, sacrificio.
Eventualmente el profesor terminó de explicar y entonces dio un aviso informativo.
 
         —El día de mañana comenzaremos con una materia —explicó esbozando una débil sonrisa—. La búsqueda de tesoros.
 
         —¿Búsqueda de qué…? —preguntó Butch, sentado hasta al fondo—. ¡¿Qué se supone que haremos ahí?!
 
         —Es sencillo, Weston-dono —comentó cruzándose de brazos—. Iremos a algunas ruinas y allí, buscaran por grupos los tesoros escondidos. Son muchos, por lo que deberán al menos sacar uno o dos.
 
         —¿Y eso en que nos ayuda en nuestra vida cotidiana? —preguntó Kaoru, él se sentaba en los primeros bancos junto a su hermano.
 
         —A localizar objetos valiosos que podrían vender o decorar —explicó—. Ya que no somos seres que puedan conseguir un trabajo como los humanos, esto será de gran ayuda.
 
Tenía sentido, no lo van a negar. Buscar tesoros para vender o quedarte con ellos. Suena bien, la verdad. Al menos lograrán salir del aula un día…
Bueno, ¡sólo quedaba esperar para mañana! Solo se puede decir que Miri está feliz con su chocolate actualmente.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

¡Hola a tod@s! Aquí está el primer capítulo de mi fic, como prometí :3 quiero disculparme si está aburrido, pero es que no se me dio mucho tiempo para escribir, tuve que hacerme un cachito. No obstante, espero que los capítulos siguientes sean más entretenidos y elaborados.
Espero que sea de su agrado.
Sin más, Kim-chan se despide.

_________________________

Akai tsuki no Monogatari >3:

Kūhaku Heikai:

avatar
Angry Bunny
Admin
Admin

Mensajes : 1613
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 19
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foromx.net

Volver arriba Ir abajo

Re: The class E! (Capítulo 1)

Mensaje por Miri-chan el Sáb Dic 19, 2015 11:55 pm

AAAAAAAAAH!! AME ESTE CAP HAHA un gran inicio, la personalización de cada personaje es magestuosa! te llevas un 1000! de 10 haha! eres SUPER BUENA REDACTANDO!
Todo un lío para conseguir chocolate TTuTT! y que lindos los traficantes al obsequiarnoslo! estuvo chidis,divis triquis.
y
"—¿Ustedes….? ¡Si vienen a decirme algo sobre la gran cosa pegajosa de los baños de chicas, les diré que yo no fui!"
AME ESA PARTE HAHAHAHAHAHAHA!!! Estuvo excelente, espero con ansias el siguiente cap!
avatar
Miri-chan
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 328
Fecha de inscripción : 09/12/2013
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The class E! (Capítulo 1)

Mensaje por Akiru el Dom Dic 20, 2015 12:23 am

Esta increible me fasino ... karen y miri en una buskeda de chocolate .. claro akiza jamas comparte chocolate -w-u .. esta gemial me gusto mucho espero ansiosa la conti!

_________________________



Spoiler:

YUKI JUDAI X TAKAMACHI BERENICE



Spoiler:


KAGAHO X AKIRU



avatar
Akiru
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1018
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : en alguna parte .. ._.U

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The class E! (Capítulo 1)

Mensaje por Karen Ookami el Dom Dic 20, 2015 12:38 am

Sinceramente está espectacular, la Narración es Buenísima y la presentación de Personajes, me encantó como captaste mi Personalidad y todo, la verdad que no puedo elogiarte más porque estoy desde el Cel y cuesta escribir pero la verdad es que está Super Genial nwn

_________________________
"Mis Garras son mi Orgullos, Mis Colmillos son mi Honor,
por mi Orgullo y Honor de Ookami te doy mi Palabra..."


"Llama con fuerza a la luna y luego ataca!
Aulla, Hokori Meiyo!"

avatar
Karen Ookami
Admin
Admin

Mensajes : 313
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Edad : 21
Localización : Siguiendo a la Luna

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The class E! (Capítulo 1)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.