Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Entre Mundos2 - Capitulo 4 - Comienza la Investigación
Dom Mayo 21, 2017 12:36 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 5)
Miér Mayo 17, 2017 7:38 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 3 - Comenzando el Viaje
Mar Mayo 16, 2017 3:57 pm por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 4)
Mar Mayo 16, 2017 3:44 pm por Akiru

» Historias de la media noche (Capítulo 3)
Dom Mayo 14, 2017 5:51 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 2 - Reunion
Dom Mayo 14, 2017 12:19 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 2)
Sáb Mayo 13, 2017 5:55 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 1 - Renovado
Sáb Mayo 13, 2017 12:24 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 1)
Vie Mayo 12, 2017 7:38 pm por Angry Bunny

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Ago 30, 2015 5:44 pm.
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario


Shiroku no Some (Capítulo 5)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Shiroku no Some (Capítulo 5)

Mensaje por Angry Bunny el Mar Jul 14, 2015 1:16 am

Para sorpresa de los presentes, una extremidad más se hizo presente, haciendo relucir sus nueve colas de tal manera que lo hacía ver alguien imponente, majestuoso a la vista. Nueve colas blancas sobresaliendo de la parte baja de su espalda, dispuesto a atacar y ponerse enserio.
Sus nueve colas se doblaron a una dirección, la dirección de los chicos, apuntándoles y, acto seguido, desde la punta de las nueve colas, una pequeña esfera negra se hizo presente. Una bola echa de sombras.
Rápidamente se quitaron de ahí y la bola de sombra fue disparada a esa dirección, chocando contra la estructura y disolviéndose durante el trayecto. Sin embargo, el hecho que se hubiera disuelto no quiere decir que no hizo daño. Aparentemente el impacto fue tan fuerte que afectó al edificio enteró, tembló y lentamente las estructuras del edificio comenzaron a caer una por una. Una sola bola de sombra que, no sabían que un demonio era capaz de crear, es capaz de hacer colapsar un edificio, visto lo visto.
Ante la sorpresa, ninguno de los que luchaban contra el demonio Kurogitsune se movieron y únicamente visualizaron como el edificio comenzaba a caer. Ese momento fue aprovechado por el nueve colas y con dos de estas atacó a Juzo. Ninguno pudo evitarlo y las dos colas entraron por su pecho como si fueran dos grandes extremidades de carne y hueso. La sangre del anciano comenzó a filtrarse y, aunque tanto Ayato como Haku intentaron hacer algo para evitarlo, intentando distraer a Kurogitsune, el demonio los apartaba con sus extremidades restantes.
Fue cuando, para sorpresa de los jóvenes demonios, vieron como las dos colas que mantenían preso a Juzo se separaron. Únicamente…para partir su cuerpo en dos. Parte de su cuerpo chocó contra la ventana y la otra contra la pared, para terminar siendo aplastada por parte del techo que se iba derrumbando.

—Maldito zorro…

Ayato gruñó e intentaría atacar una vez más, pero fue detenido por Haku. Una vez más las colas de Kurogitsune se dirigieron a ellos, pero terminaron siendo aplastadas por pedazos que caían del techo. Éstas se disolvieron y fue tomada por el demonio como una señal para escapar. Ignorando a los otros dos, salió corriendo y saltó por la ventana.

—¡¿E-Está loco…?! —Haku se sorprendió y rápidamente junto a Ayato fueron a ver el ventanal roto. No pudieron ver nada ahí, ni siquiera su cuerpo tendido en el suelo— Ese…¿es realmente un demonio?

Estaba comprobado que ni siquiera un demonio de rango intermedio es capaz de sobrevivir a una caída de un 10mo piso, como en el que están ahora. El hecho de que haya saltado así era un suicidio incluso para ellos. Pero, no estaba más, era como si se hubiera disuelto en el aire.

—Ya no tenemos tiempo —aclaró Ayato—. Tenemos que darnos prisa y salir de aquí.

Haku asintió y rápidamente corrieron hacia los pisos inferiores, a reunirse con sus compañeros para salir.

+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+

Cuando Kazumi se dio cuenta que el edificio estaba comenzando a colapsarse, hizo todo lo posible para ayudar a la herida Kim a salir de ahí. Tuvo la suerte de haberse encontrado con Kurō, quien rápidamente ofreció su ayuda.

—¡¿Qué ha ocurrido aquí…?! —exclamó en pregunta.

—Únicamente…lo mismo que en todo el edificio —explicó vagamente la pelirroja—. De todas maneras, ¿dónde está tu hermano…?

—Están ayudando a socorrer a los demás. Tenemos que darnos prisa.

—Aún faltan…

—Lo sé. Pero son demonios, se las arreglaran. Tenemos que darnos prisa, Kazumi.

Y así, con la ayuda de Kurō, Kazumi y Kim se dirigieron a la puerta principal para salir de este edificio que se colapsaba, además de intentar alejarse lo máximo posible de este mismo por razones obvias. Permanecer cerca de un edificio que colapsará era altamente peligroso, y tenían la prisa con la intención de salir ilesos.
Cuando finalmente lograron salir y ponerse en un lugar seguro, Kim rápidamente fue socorrida por los auxiliares del equipo, mientras tanto, Ayato y Haku iban llegando sin la presencia de Juzo. Cuando Kazumi notó esto…

—¿Dónde…está Juzo?

Haku guardó silencio y Ayato intentó evadir la conversación. Ninguno quería decirlo, era obvio, ¿cómo decirlo?
“Tu maestro ha muerto partido en dos por un demonio desconocido, lo sentimos”.
Sin embargo, su silencio fue rápidamente comprendido tanto por Kazumi como por Kurō. Comprendieron la razón de aquel silencio…

—Él…está…

—Lo sentimos —Haku pareció sentirse mal ante el hecho—. Realmente no pudimos hacer nada…estábamos tan…asombrados por los poderes anormales de Kurogitsune.

—¿Kurogitsune? —Kurō preguntó— ¿Era…Kurogitsune?

—Aparentemente —afirmó una vez más—. Pero eso no justifica que nosotros no…

—Está bien —Kazumi aún no se reponía, pero intentaba hacer ver que sí—. El hecho de que ustedes parecen sentir empatía por ello, hace ver que realmente…no son tan inhumanos como los pintan. No… yo…está bien.

+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+

Por otro lado, detrás de un edificio no muy viejo y apartado de todas las autoridades que ahora mismo investigaban el edificio recién colapsado, estaban dos personas. Una de ellas gravemente herida, castaño de ojos del mismo color. Frente a él, aparentemente mirándole fijamente, estaba el mismo enmascarado que recientemente saltó del edificio huyendo. No parecía muy amigable hacia esta persona tampoco, hacia Daisuke Uchida.
Daisuke soltó una pequeña risilla forzada ante el dolor que sentía, en un intento de mostrar que no se sentía intimidado hacia el demonio que tenía enfrente —aunque lo hacía—. Al estar en un lugar oscuro y al tenerlo enfrente con una mirada fija hacia él, Daisuke notó más que los demás lo terriblemente peligroso que es este demonio que está frente a él y también, se dio cuenta que estaba enfrente de un grave apuro.
Al contrario de lo que los demás creerían, Kurogitsune y Daisuke no están en el mismo bando, aun cuando atacaron el edificio al mismo tiempo, en realidad Daisuke cazaba a Kurogitsune.

—¿Estás enojado porque…estoy detrás de ti? —Preguntó en un intento de burlarse— Lo siento pero, parece que realmente te quieren allá en el grupo.

—¿Tú sirves al doctor?

Ante la pregunta tan directa y la voz tan sombría, Daisuke se mostró ciertamente intimidado, pero no era algo tan avanzado como para tirar la toalla de manera tan fácil y traicionar a su jefe. No lo haría. Así que simplemente sonrió con jactancia mientras se levantaba de manera ardua y forzada.

—Si me vences te lo diré…

Rápidamente encendió su Kigan y se lanzó por el demonio enmascarado. Kurogitsune no se inmutó y cuando lo tuvo suficientemente cerca, simplemente lo tomó de la cara, obligándolo a parar aun si la fuerza con la que se dirigía hacia él era inmensa. Daisuke supo que estaba en un gran aprieto.

—Prefiero que no me digas nada, Uchida…

Amenazó conforme más y más apretaba la mano, haciendo sangrar al demonio Grausamer posiblemente hasta la muerte. No sin antes atravesar con su otra mano su pecho, en busca de su corazón y alma para devorar...

+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+

El siguiente día llegó y las cosas no parecieron mejorar mucho. La razón por la que esos dos demonios atacaron la torre es desconocida, no hay indicios de lo que parecen estar buscando.
Así, en las instalaciones más recientes, muchos llevaban a cabo el funeral a muchos de los guerreros caídos en ese pequeño pero letal asalto. Tanto como algunos que empeñaron un pequeño papel como a ese que fue alguna vez su director.
Por otro lado, en las enfermerías, aquellos que fueron heridos estaban siendo atendidos. Como Kim, que se encontraba reposando en una de las camillas ante el veneno que recibió del demonio que, no encuentran la manera de cómo tratarlo, pero por suerte ella está estable.

—Ella estará bien, ¿verdad? —Kuro le preguntó a una de las enfermeras, la cual asintió.

—No te preocupes Kurō, ella se pondrá bien en cuestión de tiempo. ¿Por qué no vas a pasar el tiempo con tu hermano? Distráete un poco.

—No…creo que me quedaré un poco más.

La enfermera asintió y salió de la enfermería.
Y afuera de la enfermería, estaba Kazumi, sentada en las sillas que estaban solitarias, puesto que todos estaban haciendo algo después del ataque. Sin embargo, ella estaba más que preocupada por Kim, en parte, siente que fue su culpa que ella saliera herida. Se confió demasiado al creer que podría vencer a ese demonio si usaba a ella como cebo pero, al final resultó herida, posiblemente de manera mortal, eso es algo que no podría saber.

—Ey.

Escuchó una conocida pero inesperada voz hablándole. Cuando levantó la cabeza, pudo ver a Ayato, ofreciéndole una botella de Pocari. Dudosa, Kazumi la aceptó y miró como el chico se sentaba a unos asientos de ella, en la misma fila. Él se veía despreocupado y bebía la botella de pocari.
Kazumi se había desconcertado un poco, ¿únicamente le habló para darle la botella?
Por unos momentos pensó lo que diría ante la situación, mirando la botella de pocari. Cuando finalmente asimiló lo que diría, sin dejar de verla, simplemente las palabras fluyeron.

—¿Él…murió entonces?

—No sé porque los humanos le dan tantas vueltas a eso —regañó Ayato con cierta empatía—. Los humanos vuelven a renacer una y otra vez, siempre. Pierden sus recuerdos, pero renacen en una vida posiblemente más feliz…o quizás más triste.

—¿Los demonios no…?

—Nosotros podemos vivir siglos —afirmó, su tono de voz parecía volverse más áspero y disgustado, pero a la vez ligeramente melancólico—.  Y si llegamos a renacer, siempre tenemos esos recuerdos molestándonos. Siempre.

Entonces, hubo un pequeño silencio, hasta que una vez más, Kazumi volvió a hablar.

—En ese momento…tú confiaste en mí, ¿verdad? Cuando les dije que me dejaran junto con Kim con Daisuke… ¿Por qué…?

Ayato guardó silencio unos momentos, bebió un poco de su botella de pocari y comenzó a explicar.

—No todos los humanos muestran tanta determinación a la hora de pelear —explicó con cierta arrogancia ahora—. Siempre muestran la mínima seña de temor por su vida, todo instinto lo hace. Pero tú te mostraste decidida, incluso con la posibilidad de perder la vida, no flaqueaste. Eso te hace una humana interesante y que me gustaría conocer mejor.

—¿Eso es una confesión de amor? —Kazumi arqueó una ceja.

—¡Já! ¡Ya quisieras! —exclamó mientras se levantaba y lentamente se marchaba, aparentemente riéndose entre dientes.

Kazumi notó sus intenciones durante unos momentos, seguro para él el tener este tipo de conversación resultarían un poco molestas y se arriesgó a llevarla a cabo…con una humana como ella.
Aunque…eso no quita el hecho de que sea un demonio…no lo hace.

—Parece que estás comenzando a llevarte mejor con ellos, Kazumi-dono —era la voz de Kaoru la que la sacó de sus pensamientos. Rápidamente volteó a verle con sorpresa—. Procure hacer que el romance sea duradero~.

Y mientras parecía burlarse, al igual que el demonio, se marchó riendo entre dientes, pero en este caso, hacia la enfermería. Primero Kazumi se notó desconcertada…pero finalmente comprendió las palabras tan directas y no evitó sonrojarse de manera violenta.
Kaoru se imagina cosas raras.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Liiisto~! Hasta aquí el cap de hoy :3 una vez más me disculpo si les resulta aburrido uwuU la imaginación a veces no da para más. Pero realmente espero que haya sido de su agrado. Como dije con anterioridad, no tengo pensado que el fic dure mucho, posiblemente sea corto :3 pero perfecto para terminarlo, supongo.
Sin más, Kim-chan se despide.

_________________________

Akai tsuki no Monogatari >3:

Kūhaku Heikai:

avatar
Angry Bunny
Admin
Admin

Mensajes : 1613
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 19
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foromx.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Shiroku no Some (Capítulo 5)

Mensaje por Akiru el Mar Jul 14, 2015 7:07 pm

No estubo para nada aburrido estubo genial algo melancolico por la muerte de juzo pero mas por lo k esta pasando kim pero al mismo tiempo ahi risa con lo k le dijeron a kazumi ese ayato y kaoru tambn xD estubo genial tambn lo preocupado k estaba kuro por kim k romantico *-* espero conti bye

_________________________



Spoiler:

YUKI JUDAI X TAKAMACHI BERENICE



Spoiler:


KAGAHO X AKIRU



avatar
Akiru
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1018
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : en alguna parte .. ._.U

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.