Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Entre Mundos2 - Capitulo 4 - Comienza la Investigación
Dom Mayo 21, 2017 12:36 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 5)
Miér Mayo 17, 2017 7:38 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 3 - Comenzando el Viaje
Mar Mayo 16, 2017 3:57 pm por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 4)
Mar Mayo 16, 2017 3:44 pm por Akiru

» Historias de la media noche (Capítulo 3)
Dom Mayo 14, 2017 5:51 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 2 - Reunion
Dom Mayo 14, 2017 12:19 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 2)
Sáb Mayo 13, 2017 5:55 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 1 - Renovado
Sáb Mayo 13, 2017 12:24 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 1)
Vie Mayo 12, 2017 7:38 pm por Angry Bunny

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Ago 30, 2015 5:44 pm.
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario


Hope (Capítulo 3)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hope (Capítulo 3)

Mensaje por Angry Bunny el Vie Nov 14, 2014 10:24 pm

Capítulo 3:
~Dawn~
¡Comienza el juego de la bruja!

— ¡Yatha! —Exclamó el joven niño rubio de ojos azules. Tenía un bate de béisbol en sus manos y ahora mismo, estaba jugando a la pelota con… ¿Un fantasma?

Camille sonrió ante la escena. Ahora mismo estaban en el jardín de la vieja mansión, la ausencia de Sayo, Lalamito, Kagaho y Kim se hacía notar, los únicos presentes aquí eran Tim y Camille, los que detestaban el arte de la guerra y preferían hacer otro tipo de cosas. No era que no apoyaran a Sayo, la bruja, es solamente qué preferían no ver lo que hacía.
Ahora mismo, Camille estaba sentada en el suelo, en el pasto, mirando como Tim jugaba con un fantasma que había convocado para divertirse, ambos se lo pasaban lindo… pero Camille tenía otros pensamientos en mente. Se acurrucó abrazando sus rodillas y se quedó pensativa.

— Ahora mismo… Federica tiene un contacto un poco llamativo. —Comenzó a murmurar, asimilando algunas cosas. Ella estaba claramente comenzando a divulgar— Hoja… Líder del grupo GEIST. —Entre cerró un poco los ojos— No me da buena espina.

— ¿Grupo GEIST? —Tim paró de jugar al escuchar a Camille, quien levantó la cabeza un poco nerviosa.

— ¡N-No me hagas caso Tim! —Exclamó mientras movía las manos nerviosamente, intentando reparar lo irreparable.

— No, pues ahora has captado mi atención. —Tim miró al fantasma con el que jugaba anteriormente. El fantasma hizo una ligera reverencia y se desvaneció en el aire, acto seguido el rubio volteó a ver a su compañera— ¿Tú sabes algo de ese grupo?

— Nada en realidad.

— Uhm… ¡Sabes! —Exclamó de la nada, con una gran sonrisa— Escuché que hace tiempo, no mucho, un joven mitad demonio se escapó de hace a mano limpia, dicen que solo con sus garras y colmillos se logró deshacer de varios miembros del grupo.

— ¿Uh? —Ladeó la cabeza, un poco confundida, preguntándose como al final Tim dijo eso y la razón por la que estaba comenzando a explicarle— ¿Cómo?

— No lo sé bien. Pero es llamativo. —El rubio sonrió ligeramente, poniendo su mano derecha en su mentón mientras que se recargaba con la otra en el bate de béisbol que posicionó sobre el suelo— Sayo-sama está centrada en ese joven Hanyō, ¿Sabías?

Camille sonrió ligeramente, mirando el cielo.

— Sí, claro qué lo sé. —Miró de nuevo al joven rubio, quien le miró con cierta confusión ante el comportamiento de la chica— Después de todo, Sayo es mi amiga.

+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+

Dos Katanas chocaron, chocaron de nuevo y volvieron a chocar. Sentada en el escritorio de nuevo, Sayo se limitaba a observar la batalla entre Lalamito y Tsuna. Nathaniel aún intentaba forzar l puerta, pero era totalmente inútil, ya simplemente no tenía sentido, seguir así solo daría el mismo resultado.
Lalamito y Tsuna, quienes peleaban, intentaban no hacer tanto alboroto con sus golpes de fuego. Tsuna no lo hacía, por proteger a Nathaniel… Lalamito no lo hacía, por razón desconocida. Era una sorpresa para ambos que su respectivo rival controlara el elemento fuego.

Chocaron las Katanas una vez más, simplemente ninguno se daría por vencido de manera tan rápida. Sayo incluso estaba comenzando a pensar en intervenir, pero Lalamito se veía interesada en ese joven que controlaba el elemento fuego igual que ella. Sayo obviamente notó esto, frunció ligeramente el ceño y se levantó del escritorio, provocando que todos le miraran, al punto de detener la batalla.

— Tsuna Sawada. —Llamó al chico por su nombre de nuevo— Me pregunto, ¿Qué tipo de pecado tienes tú? —Su mirada se vio oculta mientras levantaba ligeramente una de sus manos— ¿Avaricia? ¿Ira? ¿Pereza…? Eres un poco difícil de descifrar.

¿A qué venía esta actuación de la bruja?
Tsuna gruñó entre dientes mientras sostenía su katana fuertemente y respiraba agitadamente.

— Sayo-sama, déjemelo a mí… —Fue interrumpida por la bruja.

— Lalamito, no me gusta faltar al respeto. —Miró a su “sirviente”— Pero cierra la boca. —Lalamito apartó la mirada con molestia, no le gustaba, pero debía obedecer. Por otro lado, la bruja miró de nuevo a Tsuna… después su mirada se centró en Nathaniel, mientras que una sonrisa maliciosa se formaba y su mirada se ocultaba— Soberbia.

La bruja alzó completamente su mano mientras que en el aire frente a ella aparecía un pequeño círculo mágico. De éste, salió una estaca más grande que las anteriores a toda velocidad. Comenzó a rebotar por las paredes, haciendo un molesto ruido mientras que de fondo se escuchaba una risa desquiciada.
Tsuna y Nathaniel se quedaron atónitos, no sabían por dónde atacaría la estaca. ¡Era incluso más rápida que las anteriores!
Mientras que el sonido de rebote aún se escuchaba, la estaca tomó rumbo a la espalda de Nathaniel. La bruja sonrió al ver que al final todo saldría a su favor. La estaca hizo una ligera pausa, quedándose flotando en el aire… para finalmente dirigirse a la velocidad rápida hacia Nathaniel.

La sangre cayó al suelo, espesa sangre carmesí…

La bruja frunció el ceño y Lalamito se mostró sorprendida.

— Poco más… y hubieras terminado como colador. —Sabrae sonrió pesadamente… la estaca le había atravesado el hombro izquierdo. Había entrado por la misma ventana que Tsuna, por lo que su entrada fue totalmente silenciosa, llegó justo en el momento preciso para recibir el ataque por Nathaniel, quien obviamente se sorprendió al ver a Sabrae.

Esta era una estaca del purgatorio, un pecado capital. No hay nada en el mundo que sea capaz de detener o bloquear estas estacas, siempre llegan a un objetivo.

Sabrae tomó la estaca con su mano derecha. Estaba ensangrentada, así que Sabrae la tiró al suelo. Rebotando, la estaca desapareció.

— Ahora un perro, ¿Qué sigue? ¿Ositos con tutus? —La bruja se mostró molesta ante la interrupción del Hanyō intruso. Sabrae sonrió con victoria, ignorando totalmente el dolor de su hombro izquierdo.

— Creí que las brujas serían más inteligentes para poder distinguir entre un lobo y un perro. —Se puso firme— También creí que sería alguien más intimidante. —Sonrió con un poco de burla— Estás muy delgada, ¿Acaso no te dan de comer?

— Maldito insolente… ¿Cómo te atreves a faltarle el respeto a Sayo-sama? —Lalamito se mostró molesta y se dispuso a atacar al joven Hanyō, encendiendo su katana en llamas para atacar, pero antes de que se dirigiera a atacar al joven, una esfera de energía golpeó el suelo frente a Lalamito, explotando en el proceso y haciendo que ésta retrocediera— ¿Hay… hay más? —La pelinegra miró hacia la ventana, ahí estaba Akiru.

— Tsuna, hiciste buen trabajo en venir. —Akiru sonrió ligeramente, mirando a sus dos compañeros— ¿Ambos están bien?

— Sí… es…estamos bien. —Nathaniel estaba casi sin palabras. Rápidamente volteó a ver a Sabrae— ¿Estás bien?

— Claro. Solamente tengo un agujero en mi hombro izquierdo, ¡Sanará en unos momentos, no te preocupes! —El sarcasmo se hizo notar. Nathaniel se lo esperó, así que solamente suspiró. El Hanyō por otro lado, miró a la bruja— ¿Quién demonios eres?

— ¿Quién… soy? —Se mantuvo inexpresiva, mirando al pelinegro con serenidad. Éste sintió un ligero escalofrío que no podría ser descrito en palabras, era simplemente extraño— ¿Me estás preguntando… tú… quién soy?

Sabrae entre cerró los ojos unos momentos. Mirando detenidamente a la bruja… algo había captado su atención, su olor, su complexión, algo en ella era vagamente familiar. Ignoró esto totalmente, puesto que ella era su enemiga y no tenía por qué estar buscando parecidos.

— Sí, te estoy preguntando quién demonios eres. —Gruñó el Hanyō, mostrando su molestia ante las preguntas de la bruja.

La bruja solamente sonrió:

— Sí me das a los chicos, te diré quién soy. —Sonrió, intentando fingir inocencia… cosa que falló, claramente.

— Es muy mala negociando. —Akiru se burló ligeramente por lo bajo. Ahora mismo, superaban a la bruja por número, así que en cualquier momentos podría ser una victoria para ellos, así que podría ser válido interrogar a la bruja.

— Ni de coña te daré a nadie. —Sabrae volvió a gruñir, era como una costumbre para él mostrar este lado malhumorado— ¡¿Quién demonios eres?! —Ahora se mostró más molesto que antes.

La bruja se mantuvo inexpresiva.
Lalamito miraba a todos en alerta.
Sólo eran ellas dos contra tres personas, encima el castaño había demostrado estar a la par con Lalamito, sí estos jóvenes tenían la misma potencia que él o mayor, sería totalmente imposible para ella seguir evitando que Sayo llegue a pelear.
Sayo soltó un ligero suspiro, algo no le había gustado pero intentó disimularlo.

— Eres decepcionante, Clockworker. —Torció una sonrisa, cosa que hizo poner a todos en alerta— ¡¿Entonces quieres un juego?! —Soltó una ligera carcajada— ¿Quieres ver sí logro obtener las almas de estos tres? ¡¿Quieres intentar evitarlo?! ¡Estás siendo un estorbo, Clockworker!

— ¿Qué demo…? —Sabrae se sorprendió, aunque después sonrió. Con ese orgullo que tenía, sería normal para él seguirle el juego. Akiru le miró con preocupación, algo no andaba bien aquí— ¿Un juego, dijiste?

— ¡Claaaro~! ¡Un juego! —Su sonrisa era cada vez mayor— ¡Apuesta las almas de estos inocentes! ¡Apuéstalas, apuéstalas! ¿Sabes? Hagamos esto aún mejor. Apuesta las almas de los insignificantes humanos. —Extendió los brazos, casi como si fuera a abrazar a alguien— ¡Y en cambio, te daré el alma que tú anhelas!

Este comentario… hizo helar la sangre de Sabrae. ¿El alma que él deseaba?

— ¡Sabrae, no cometas ninguna tontería! —Exclamó Akiru con preocupación… Lo último que debías hacer en toda tu vida, era jugar con una bruja… Era un total error, terminarías arrepintiéndote en lo más profundo del olvido. Aunque poco le importaría eso a Sabrae, pues no prestó la mínima atención a Akiru.

— Esto se ve mal, muy mal. —Nathaniel murmuró por lo bajo. Incluso si él hablaba, ahora mismo toda la atención del Hanyō estaba centrada en la bruja. ¿Sería capaz de apostar su alma y la de Saoto y Kuroto solamente para mero deseo personal?

La bruja se mantuvo sonriente, mientras bajaba sus manos. Lalamito sabía que estaba a punto de decir… Posiblemente no habría más pelea por ahora, así que se puso en descanso y guardó su Katana lentamente.

— Estas eran las tres últimas almas que iba a tomar de todos modos. —La bruja comenzó a explicar. Nadie podría tomarla enserio, era una bruja después de todo, encima la sonrisa que tenía en su rostro le hacía totalmente lo contrario a lo que quería aparentar— Así que, sí tu llegaras a perder este juego, MetaWorld terminaría ganando de todos modos. —Sonrió amargamente— Y sí ganas, Las tres almas se salvarían, obtendrías esa alma de nuevo y podrás matarme sí quieres.

— Ajá… eso es si yo gano. —Sabrae se mostró aun dudoso de este supuesto juego— ¿Qué pasaría si tu ganas?

— ¿Sí yo gano? —Se quedó ligeramente pensativa, solamente para después volver a su sonrisa habitual— Me quedaré con las cuatro almas y… —Entre cerró los ojos con esa sonrisa, mirando en especial a ese Hanyō— ¡Serás mí mueble! ¡Sí, me servirás por toda la eternidad! —Soltó una pequeña risita cerrada, mientras que Sabrae gruñía.

— ¡¿Y crees que yo iría de idiota a jugar contra una bruja?! —Exclamó enfadado, esta bruja le estaba tomando el pelo.

— Eso es Sabrae, ¡No dejes que te tiente! —Akiru se entusiasmó, animando a Sabrae desde su posición.

— Aunque las brujas somos mentirosas, crueles y tramposas. —Comenzó a explicar, calmada y serena— Nosotras cumplimos nuestras promesas. SIEMPRE.

A este paso, terminará aceptando —Tsuna frunció el ceño y se acercó a Sabrae— ¡No aceptes, sabes que es una bruja, no servirá de nada! ¡Terminarás perdiendo de todos modos! —Intentó provocar que Sabrae diera una respuesta negativa… pero de nada sirvió.

— ¿En qué… consiste ese juego? —Preguntó.

La bruja sonrió ligeramente, sabía que esto era algo que él no podía rechazar.
¿Cómo si no?
Los humanos son muy propensos a caer en las tentaciones, por más pequeña que sea.
Enloquecen y siguen ciegamente esa tentación…
Así, siempre que tengas algo de humanidad.

— Descubre la verdad. —La bruja dijo sin más, aun manteniendo esa sonrisa— Sonará estúpido, pero quiero que descubras que pasó en una mansión abandonada en las afueras de la ciudad. ¿Qué pasó en ese lugar? ¡También queda al pendiente! ¡Nunca se sabe cuándo puedo atacar para intentar jugártela! —Ella misma se delató, soltando una odiosa carcajada.

— ¿Mansión en las afueras de la ciudad? —Nathaniel fue quien se mostró interesado ante esto— ¿Se referirá a la mansión donde hubo una masacre?

— Descúbrelo para antes del 9 de Mayo.

Fecha de hoy: 29 de Abril.

— Tienes hasta las 23:59 del día 9 de Mayo para resolverlo. —Comenzó a explicar— Si no lo haces, terminarás siendo mi mueble y me quedaré con estas tres almas, más la que te prometí. —Sonrió con amargura, cerrando los ojos— Sí lo resuelves, dejaré en paz estas pobres almas inocentes, te regresaré el alma de ella y podrás matarme si deseas. —Se dio media vuelta sobre si misma— Ahora depende de ti, Clockworker. —Miró a su acompañante— Vámonos.

Lalamito asintió y ambas desaparecieron.

— ¿Cómo demonios quiere que descubra que pasó en una jodida mansión? —Sabrae se preguntó… antes de recibir un puñetazo por parte de Akiru— ¡¿Qué demonios te pasa?!

— ¡¿Cómo pudiste hacer un trato con una bruja?! ¡¿Acaso no sabes que le pasó a Gerion* por hacer un contrato con una?! ¡¡¿Sabes lo que le pasó?!

— Esto no te afecta nada a ti. —Sabrae se sobó donde le golpeó Akiru… apuñalado por una estaca y golpeado, no fue su día— No veo para que te preocupes.

— Pero has condenado a Saoto, Kuroto y a Nathaniel. —Tsuna dijo seriamente, también estaba molesto con él.

— Me estás usando como método para conseguir tu fin. —Reclamó el rubio— ¿Crees que ahora podrá verte de la misma manera que antes? Has demostrado ser muy egoísta.

Sabrae suspiró con frustración, gruñendo en el proceso.

— Cálmense. —Pidió— Le ganaré a esa bruja y la mandaré al infierno, dónde merece estar. —Se apartó de todos, dándoles la espalda… Todos aún le veían con molestia, ira… había cometido una tontería después de todo. Pero ahora mismo, Sabrae reflejaba un poco de melancolía— Tengo que ganar. Maya podría… volver… —Frunció ligeramente el ceño— Tú, maldita bruja… te mandaré a lo más profundo del abismo del olvido. Esto es una promesa.

Akiru aún veía molesta a Sabrae… hasta que reaccionó a cuanto a algo. No dijo nada, pero no pudo evitar pensarlo, mirando el escritorio, lugar donde antes estaba la bruja.

Esa bruja… ¿Cómo supo el apellido de Sabrae? —Con duda pensó. Ni siquiera una bruja sería capaz de saber con certeza el nombre o apellido de una persona.

Al final, ¿Se había cometido un error o se comenzará a sacar a la luz el misterio que merecía seguir oculto?

_____________________________________________
* Gerion es un mítico guerrero de esta historia. Jugó con una misteriosa y malvada bruja, la cual lo traicionó en medio juego. Ambos terminaron cayendo a la profundidad del abismo. Aunque Gerion es recordado como un gran guerrero y hechicero, su muerte fue patética.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Listo :3 Aquí llega el capítulo de hoy. Espero que les guste, la verdad. Posiblemente tarde un poco más con éste fic... la verdad ya, tan rápido, se me fue la imaginación e.eU ¡Pero intentaré seguirlo, totalmente!

Sin más, me despido :3


_________________________

Akai tsuki no Monogatari >3:

Kūhaku Heikai:

avatar
Angry Bunny
Admin
Admin

Mensajes : 1613
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 19
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foromx.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Hope (Capítulo 3)

Mensaje por Akiru el Sáb Nov 15, 2014 9:30 pm

ooh la pelea de lalamito estubo genial !! y esa bruja ! mooo sabrae baka !! como hacer trato con una bruja eso no se hace !! ahora es una carrera contra el tiempo ! aah esta genial hermanita espero la conti ansiosa

_________________________



Spoiler:

YUKI JUDAI X TAKAMACHI BERENICE



Spoiler:


KAGAHO X AKIRU



avatar
Akiru
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1018
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : en alguna parte .. ._.U

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hope (Capítulo 3)

Mensaje por Cossette el Mar Nov 18, 2014 4:19 pm

Lo del grupo Geist realmente me dejo muy sorprendida, me gusto mucho y se me hizo tierno que Tim jugara con un fantasma :3, bueno continuando guau la batalla estuvo muy tensa y lo de la apuesta wah!!!!!!!!!!! se nota que Sabrae se tiene confianza porque para hacer semejante apuesta, bueno tu sabes que tus fics me encantan ^^
avatar
Cossette
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 302
Fecha de inscripción : 08/01/2014
Edad : 20
Localización : En mi casita

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hope (Capítulo 3)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.