Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Entre Mundos2 - Capitulo 4 - Comienza la Investigación
Dom Mayo 21, 2017 12:36 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 5)
Miér Mayo 17, 2017 7:38 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 3 - Comenzando el Viaje
Mar Mayo 16, 2017 3:57 pm por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 4)
Mar Mayo 16, 2017 3:44 pm por Akiru

» Historias de la media noche (Capítulo 3)
Dom Mayo 14, 2017 5:51 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 2 - Reunion
Dom Mayo 14, 2017 12:19 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 2)
Sáb Mayo 13, 2017 5:55 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 1 - Renovado
Sáb Mayo 13, 2017 12:24 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 1)
Vie Mayo 12, 2017 7:38 pm por Angry Bunny

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Ago 30, 2015 5:44 pm.
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario


Deadly Sins (Capítulo 10/Primera Parte)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Deadly Sins (Capítulo 10/Primera Parte)

Mensaje por Angry Bunny el Lun Dic 09, 2013 9:01 pm

Wii OuO ¡Finalmente con el fanfic! Este cap es algo largo, así que lo dividí en dos partes -w- ¡Solo la segunda parte y  no sé si dos caps más y acaba! Aún falta cómo dividiré los próximos...¡ah! ¡Y una secuela! ¡Una sorpresita~! (Que realmente no es tan importante...).

¡Sin más retrasos, al fic!

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Capítulo 10:
“Finalmente...” (Primera Parte)

La noche era lluviosa, los relámpagos iluminaban la ciudad.
En medio del bosque de Belzegu, cinco chicos estaban parados, al parecer en posición de defensa, mientras otro chico estaba frente a ellos; él estaba calmado.

-¿Realmente creíste que me ganarías? –Él joven, que estaba alejado de ellos, rió maliciosamente, mientras miraba cómo los demás estaban en ira total- Este ha sido mi juego desde el comienzo, desde que supe que tus “amigos” eran los mismísimos pecadores.
-¡Cállate de una maldita vez! –Duo, gritó con ira- ¡¿Dónde está Rita?! –preguntó, con rabia. El otro joven simplemente volvió a sonreír con malicia, mientras daba exactamente un paso hacia el frente, en dónde Anja tomó varios cuchillos en sus manos, preparada para atacar.
-¿Realmente se preocupan por ellos? –rió, con malicia y burla, lo que provocó un gruñido por parte de Duo- Los pecadores ya no tienen solución
-¡Si la tienen! –Miriam gritó, con un puño en su pecho. El joven le miró con indiferencia.
-¿A sí? ¿Cuál? –preguntó con frialdad, él sabía que los demás no iban a contestar, evidentemente, no lo hicieron. El rió de nuevo- Lo sabía –Caminó hacia el lado contrario.
-Alex… -Anja llamó, El joven paró de caminar al escuchar su voz- ¿Por qué haces esto? –ella preguntó secamente, con la mirada baja; había dejado su posición de pelea atrás. El joven no se movió, pero se podía ver que estaba enojado.
-¿Por qué… hago esto? –Volteó inmediatamente hacia su prima, con el ceño fruncido- ¡Tú eres la maldita culpable de todo esto!
-¡Tú me traicionaste! –Ella gritó, con notable ira y tristeza a la vez- ¡Hubieras sido tu su aprendiz si no me hubieras MATADO. –Todos, incluso Alex, abrieron los ojos con sorpresa, ¿Matado? Ella estaba aquí… con vida.
-¿Podrías especificar eso…Anja? –Lalamito preguntó, con duda, pero sin intentar parecer fría. Ella estaba tan confundida cómo los demás. Anja dio un paso hacia atrás, evadiendo el tema.
-Lo que importa ahora… ¿¡Dónde están Arthur y los demás!? –Anja volvió a preguntar, con preocupación e ira combinadas, inmediatamente todos voltearon a ver a Alex. Alex sonrió de nuevo.
-Oh, ¿Realmente les preocupa? ¿Por qué no vienen a buscarlos? –preguntó en tono burlón, obviamente tenía un plan.
-¿Buscarlos? –Gakupo preguntó, con incredulidad. El joven dio una carcajada limpia.
-¡Anden! ¡Busquen a sus amados! –gritó, mientras abría los brazos, comenzaría algo largo…- ¡Entren al mundo espiritual! –detrás de él se podía ver cómo rayos de luces comenzaban a aparecer.
-¡Idiota, no uses cosas cómo estás aquí! –Anja gritó, regañándole, cosa que hizo reír al joven.
-¡Vamos, Prima! –rió de nuevo- ¡Si realmente les preocupan, les daré esta oportunidad! –habló, gritando, más bien, sus manos extendidas que lentamente hizo cerrar sus puños, inmediatamente volvió a quedar “normal”, los rayos de luz habían parado.
-Hagamos algo –El propuso- Les daré una última oportunidad –Dijo, todos le miraron con incredulidad, confundidos- Tienen una última oportunidad para sacar el pecado de sus “amados”. Dos horas serán suficientes, si esas horas pasan y ustedes no lo han logrado –bajó la mirada, con una sonrisa maliciosa- Les mataré y me quedaré con los pecados –miró a su prima- Le demostraré a Cammen, que yo hubiera sido un mejor aprendiz –Extendió ambas manos, de nuevo, mientras las luces comenzaban a aparecer.
-Yo lo haré –Anja interrumpió, su primo le miró con frialdad, mientras encogía los brazos y las luces se apagaban. Anja miró a sus compañeros- Es necesario que, por nada del mundo, se den por vencidos…
-¿Qué pasará, Anja? –Miriam preguntó con duda, un poco de duda.
-¿Acaso volveremos a ver a Lily y los demás? –Un esperanzado Gakupo preguntó.
-¡Di nos que es eso! –Duo alzó la voz, con esperanza.
-Por favor… -Lalamito pidió.
-Solo cierren los ojos… intenten hacer reaccionar a esas personas… solo eso. –Todos asintieron e hicieron lo que ella dijo, inmediatamente, una vez los ojos cerrados, cayeron inconscientes al suelo.
-Tienes esperanzas en que lo lograran, pequeña prima –Hablo Alex, en un tono burlón. La chica frunció el ceño.
-Más esperanza de la que puedes tener tú al pensar en ser aprendiz de Cammen –le respondió con un tono burlón.
-Oh, extrañaba esa personalidad tuya –se burló- Ahora, tú también deberías dormir, pequeña prima~.

Soberbia

Gakupo despertó en algún lugar de la época medieval. ¿Cómo es que Lily podría estar en un lugar así?
El caminó y caminó, hasta que hubo alguien que le llamó la atención; Lily.

-¡Lily! –Él gritó, pero ella no le escuchó o no le quiso escuchar- ¡¡LILY!! –volvió a gritar con más fuerza, finalmente la chica volteó.
-¿Ah? ¿Quién eres tú? –ella preguntó, secamente. Esas palabras “¿Quién eres tú?”, por alguna razón, hicieron que Gakupo se desmoronara por dentro. Él intento hablar, pero las palabras no salían de su boca, estaba confundido, ¿Por qué no le reconocía?- ¿Te quedarás viéndome cómo idiota? –preguntó, con frialdad.
-Lily… ¿No me recuerdas? ¡Soy Gakupo! –le intentó hacer reaccionar, pero ella alzó la ceja.
-Oh, no te reconozco –ella caminó de nuevo, pero Gakupo le detuvo de un hombro. Lily, inmediatamente, le aparto violentamente, algo que le hizo sorprender- ¡No me toques idiota! –ella gritó con ira, Gakupo se quedó Atónito.
-Li…ly… -sólo alcanzó a decir, viendo cómo su amada se alejaba sin más, sin siquiera reconocerlo.

Pasaron unos minutos, Gakupo había seguido a Lily todo el tiempo.
“Intenten hacer reaccionar a esas personas”
Fueron las palabras que le motivaban a seguir adelante, él no dejaría que Lily fuera consumida por el pecado.

Después de seguir a Lily, Gakupo se dio cuenta de la presencia de otra chica. Su cabello era negro y largo, sus ojos celestes como el cielo y su piel pálida cómo la porcelana. Pudo notar que Lily se veía incómoda con esa chica ahí.
Gakupo se acercó cautelosamente a Lily, pudo escuchar cómo ella murmuraba.

-No puede ser… esa chica… -Lily murmuró, frunciendo el ceño con notable molesta, su respiración era cada vez más pesada- Esa chica está atrayendo toda la atención que debería ser para MI –ella murmuró, resaltando la palabra “mi”.

Gakupo inmediatamente entendió, debía darse prisa. Su pecado mortal iba a comenzar YA.
Lily sacó un cuchillo que llevaba “por si las dudas”. Estaba dispuesta a matar a la chica, estaba en buen ambiente. Nadie alrededor, solo era cuestión de atraerle a un lugar oscuro y le mataría.
Comenzó a caminar, a dirección a la chica. Su pecado mortal iba a comenzar.

-¡Lily! –Gakupo gritó, acercándose a la chica, la tomó por detrás en los hombros, Lily inmediatamente se puso tensa, así que intentó rechazarlo, pero fue inútil.
-¡¿Qué demonios haces?! –ella gritó con molestia absoluta, podría matarlo si quisiera, pero ella solo quería matar a quién fuera mejor que ella. Gakupo finalmente le abrazó por detrás, mientras sollozaba, obviamente, llorando.
-Lily…
-¿Qué…demonios? –ella se sorprendió un poco a la reacción del chico, pero no hizo nada.
-Por favor… no le mates… -él, entre sollozos suplicó. Lily abrió los ojos, sorprendida, ¿cómo sabía que le iba a matar? Dejo caer el cuchillo, al ver cómo el joven suplicaba para que no le matara.
-¿Quién…eres tú? –preguntó, de nuevo, el joven enterró su cara en el cuello de Lily y suavemente respondió:
-Gakupo Kamui… y la persona que te ama –respondió, mientras la chica, aún sorprendida, dirigió su mirada para verlo. Al parecer, al fin ella había reaccionado.
-Gakupo…Gakupo… ¡Gakupo! –ella inmediatamente volteó y le abrazó con fuerza, él se sorprendió, pero aceptó el abrazo- ¡Gakupo!
-Lily… ¿Realmente…has reaccionado? –inútilmente preguntó.
-¡Gakupo, te amo, idiota! –ella habló, mientras miraba su rostro, ambos se sonrojaron, pero inmediatamente, Lily se separó- ¡N-No creas que de “esa” manera, pervertido! –intentó escudarse, era su típica personalidad Tsundere. Gakupo sonrió.
-Me alegro que estés de vuelta…
-¿Es verdad es que me amas?
-¿Eh? –se sonrojó- Yo…C-Claro… nunca te lo dije…pero…es verdad.
-Gakupo… -sonrió levemente, pero abrió los ojos con sorpresa- ¡Oye! ¿A dónde vas?

Todo se volvió negro para ambos.

Gula

Duo despertó en un pueblo, lo primero que se le vino a la mente fue Rita. Puso manos a la obra.

-Jo… ¿Dónde puede estar Rita? –se preguntó a si mismo, mirando a su alrededor.

Finalmente, paró de caminar, ¿Cuánto tiempo llevaba ahí? Recordaba que Alex dijo que sólo tenían dos horas, ¡Tenía que darse prisa!
Miró a todos lados y finalmente miró a la persona que buscaba; Rita.
Él, con su típica sonrisa, corrió hacía ella.

-¡Rita! –él gritó con gran alegría, la chica le volteó a ver con indiferencia.
-¿Quién demonios eres tú? –preguntó con frialdad, algo que hizo helar al chico. ¿Cómo es que no le reconocía? ¡Eran amigos desde hace meses!
(Nota del Autor: En la historia, aunque no lo parezca, ya han pasado seis meses).

-¿No…me reconoces? ¡Soy yo, Duo, tu amigo! –Él intentó hacerla reaccionar, pero fue en vano.
-Oh, cállate, idiota –ella volvió a su camino, pero Duo le detuvo, ella frunció el ceño con molestia, volteó a verle- ¡¿Qué demonios quieres?! –preguntó con molestia. Duo, con el ceño fruncido, respondió:
-¡¿Cómo es que no m e reconoces?! ¡Somos amigos desde hace mucho tiempo! –él habló, pero la expresión de la chica no parecía cambiar.
-¿Amigos? –ella, fríamente repitió- Yo no tengo ningún amigo, así que vete. –ella volvió a caminar, Duo dejó que se marchara, pues le iba a seguir sin que se diera cuenta.

Duo le siguió y pudo ver cómo ella entró a una tienda de comida. Duo no le sorprendió mucho este hecho… hasta que recordó.

“El pecador de la gula, comió mucho, mucho, hasta que finalmente engordó. Muchos le decían que intentara comer menos, pero se los comió. Ese fue su pecado mortal.”

Las palabras de Anja habían resonado en su cabeza. ¡A este paso, Rita sería consumida por el pecado!

Rápidamente, tomó rumbo hacía el restaurante al que Rita entró, encontraría una forma de hacerle reaccionar, así si su vida fuera sacrificada en cambio.
Una vez dentro del restaurante, pudo ver como Rita había…comido, más de lo normal.

-Oye…deberías comer menos –escucho a una joven, cabello negro, largo y de ojos celestes, una piel pálida como porcelana.
-Oh, cállate –Rita mencionó, mientras dejaba los cubiertos en la mesa.
-¡Pero engordarás!
-Quizá engorde más si te comiera a ti, ¿No crees?
-¿C-Comerme…a mí?

Duo tomó esto cómo una oportunidad, corrió hacia dónde Rita estaba. Empujo a la chica de ojos celestes y tomó a Rita de los hombros.

-¡¿Tu de nuevo?! ¡Maldita sea, vete! –Rita, con ira gritó. Duo le abrazó sin más, enterrando su cara en su hombro derecho. Rita le miró de re-ojo con molestia.
-¡Rita…! ¡Por favor! ¡¿Enserio no sabes quién soy yo?!
-¡Ya te lo dije, inútil! –con ira, respondió, intentando quitárselo de encima, pero era inútil.
-¡Sabes…! –él se alejó de ella, sin soltarla de los hombros, mirándole fijamente  a la cara- ¡Soy Duo Maxwell! ¡Y aquí, frente a todos… admito que te amo! ¡Te amo, Rita Di Perugia!
-¿P-Pero qué demonios dices…? –Quizá Duo no se había dado cuenta, pero Rita había superado el pecado desde que vio a Duo por primera vez en este mundo espiritual.
-Tu… ¿No eres el pecado…cierto? –Duo preguntó con un poco de incredulidad. La chica rió inocentemente, raro en ella, tanto que hizo sorprender a Duo.
-No, no lo soy –ella le miró, podía verte empatía en su mirar- Gracias por preocuparte, pastelito
-¡Waa! ¡Si no eres el pecado…! ¡¿Por qué me dices pastelito?! –Con preocupación preguntó.
-Así soy yo, idiota –sonrió de nuevo, pero bajó un poco la mirada- ¿Es…verdad eso… me…amas? –ella se sonrojó un poco, era raro que actuara así, ella no era así. Duo también se sonrojó, pero sonrió.
-¡Claro! ¡Desde que te conocí, creo que eres una chica genial! –el afirmó, con su típica sonrisa, Rita sonrió de nuevo.
-Supongo que así está bien… -ella sonrió, mirándole, pero abrió los ojos- Oye… ¿A dónde vas?

Todo se puso negro.

Avaricia

Lalamito despertó en la época medieval.
Entro al pueblo, pudo ver cómo era muy decaído y en pobreza. Ella no sabía qué hacía ahí.
Caminó y caminó, hasta que vio a alguien finalmente conocido; Soul.
Sin embargo no se acercó, pues él estaba con más personas, parecían ser guardias… ¿Reales? ¿Qué hacía Soul con guardias reales?
Ella negó con la cabeza y simplemente miró lo que Soul hacía. Intento acercarse para tener audición del suceso.

-¿Está seguro de esto, señor? –uno de los guardias le preguntó a Soul, se podía ver vacilación.
-¡Quítales todo! –Soul respondió con molestia y fastidio. Ambos guardias hicieron una reverencia y se fueron- Estos malditos tíos…
-¿Soul…? –Lalamito, saliendo de su escondite preguntó. Soul le miró con fastidio, pero no hizo anda.
-¿Lalamito? ¿Qué haces aquí?
-¿tú que haces aquí? –ella repitió la pregunta- ¿Qué es lo que mandaste a hacer?
-Eso no importa –Soul volteo hacía el lado contrario, Lalamito ladeo la cabeza- Ven conmigo, vamos a mi casa. –Lalamito Asintió.

Soul le llevó a su casa, su casa… ¡Era un maldito castillo! ¡¿Cómo es que Soul vivía en un castillo?!
Ella volvió a negar con la cabeza.
Claro… hasta que escuchó gritos afuera, ¿Qué podría ser?
Soul inmediatamente se asomó por una ventana, Lalamito hizo lo mismo. Fue tal la sorpresa de ambos, al ver una multitud de gente, ellos estaban intentando penetrar el castillo. Quién llamó más la atención de Lalamito, fue una chica pelinegra, su cabello negro y sus ojos celestes, en lo que alcanzaba a ver, su piel era pálida cómo la porcelana.

-¿Qué demonios está pasando? –Soul preguntó, con fastidio. Fue cuando alguien entró a la habitación, era un guardia, quién estaba jadeando.
-¡Mi señor! ¡Se están revelando! –gritó con desesperación. Soul abrió los ojos con sorpresa al igual que Lalamito, que recordó:

“El primer pecador de la avaricia era un Rey. Al final todos se hartaron y se revelaron. Obviamente le dieron muerte. Ese fue su pecado mortal.”

Las palabras de Anja resonaban en la cabeza de Lalamito. Ella inmediatamente abrazó a Soul por detrás, este se sorprendió, pero no hizo nada, suponiendo que ella estaba asustada.
El guardia se marchó, dejando a ambos en la habitación.

-Soul…Soul…reacciona…por favor… -Lalamito, quién había comenzado a llorar, suplicaba entre sollozos. Soul alzó una ceja, confundido.
-¿Reaccionar? ¿A qué te refieres?
-¡No te comportes tan indiferente! –Lalamito gritó con ira, el joven se asustó un poco, pero no lo quiso aparentar- ¡Te amo, no quiero que mueras aquí! ¡No quiero que la Avaricia te lleve! –Esas fueron las palabras, que lentamente hicieron reaccionar a Soul.
-¿Eh? ¿A-Avaricia? –Soul, confundido, tartamudeo. Lalamito estaba llorando, por lo que Soul sintió culpa al verla así- Oh…Lalamito, no llores… -Él se volteó y le abrazó, secando sus lágrimas. Lalamito le miró con tristeza y sorpresa.
-¿Has…recuperado el juicio? –ella preguntó, entre sollozos. Soul sonrió un poco y asintió- Podríamos decir que Avaricia se ha ido, para siempre…
-¡Soul! –Lalamito le abrazó con más fuerza- ¡Te amo!
-Yo también te amo, Lalamito –el sonrió, mientras le abrazaba con una sonrisa, pero lentamente, se convirtió en miedo- ¡¿A dónde vas?! ¡Lalamito!

Todo se volvió negro.
-

El joven, Alex. Sentado, viendo cómo los demás dormían, en especial, cómo dormía su prima, sonrió.

-Ya van tres, faltan dos –miró el cielo, la luna azul y la lluvia- Solo tienen una hora –rió de nuevo- Espero que les vaya bien…oh, espera, ¡Mentira!

¿Acaso Alex tiene otro Plan?
Solo faltan Lovino y Arthur de despertar ¿Podrán Miriam y Anja despertarlos… o fallarán?
Quizá, el amor si es realmente fuerte, lo suficiente para detener a los pecados… pero entonces
¿Por qué el pecado no se detuvo con “Ira” aquella vez?

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

¡¡Wii!! ¡¿Que les pareció?! x3 me parece algo...raro...y largo... Pero bueno, opinen ustedes OuO ¡Ya casi lo terminamos! ¡¿No es emocionante?!

Sin más, Kim-chan se despide~ (oh, espera, ahora me llamo Aura (?)

_________________________

Akai tsuki no Monogatari >3:

Kūhaku Heikai:

avatar
Angry Bunny
Admin
Admin

Mensajes : 1613
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 20
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foromx.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.