Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Entre Mundos2 - Capitulo 4 - Comienza la Investigación
Dom Mayo 21, 2017 12:36 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 5)
Miér Mayo 17, 2017 7:38 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 3 - Comenzando el Viaje
Mar Mayo 16, 2017 3:57 pm por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 4)
Mar Mayo 16, 2017 3:44 pm por Akiru

» Historias de la media noche (Capítulo 3)
Dom Mayo 14, 2017 5:51 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 2 - Reunion
Dom Mayo 14, 2017 12:19 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 2)
Sáb Mayo 13, 2017 5:55 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 1 - Renovado
Sáb Mayo 13, 2017 12:24 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 1)
Vie Mayo 12, 2017 7:38 pm por Angry Bunny

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Ago 30, 2015 5:44 pm.
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Agosto 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario


Byakumu no Mayu EP 1 (Reiniciado) (2/2)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Byakumu no Mayu EP 1 (Reiniciado) (2/2)

Mensaje por Angry Bunny el Lun Ago 25, 2014 6:21 pm

~Byakumu no mayu~
~白夢 の 繭~

~La pupa de los sueños blancos~
"Amanecer"








— ¿Qué crees que estarán haciendo todos Sabrae-chan? —Preguntó Charlotte mirando por la ventana.

Sí bien, Sabrae se había quedado en la habitación que se le había dado temporalmente. Estaba sentado en el suelo, había sacado la espada que cargaba consigo en su funda y la veía con un poco de molestia.

— No lo sé y no me importa.

Falon se acercó un poco a Sabrae, quien estaba sentado en el suelo. Se dejó caer mientras apoyaba su cabeza en las piernas del Hanyō, Sabrae simplemente lo acarició ligeramente. Charlotte también se acercó a él y se sentó a un lado de él, mirando también la espada.

— Es muy poderosa, ¿No? —De nuevo, preguntó la joven hada.

— ¿Y de que me sirve que sea poderosa? —Sabrae dejó la katana en el suelo— No puedo usarla, no es capaz ni de cortar una manzana aun esforzándose.

— ¡Pero…! ¡Tú no necesitas de la espada Sabrae-chan! ¡Tú eres fuerte! –La hada intentó animar, sin embargo, el joven Hanyō tenía la cabeza baja, al igual que sus orejas.

A este punto, Charlotte entendió lo que pasaba, así que simplemente tomó a Sabrae de la camisa y lo abrazó como pudo.

Sabrae había encontrado esta espada en unas antiguas ruinas. Cuando aún era un prófugo de la justicia, le gustaba mucho explorarlas, así consiguió muchas cosas, desde esta espada hasta a Falon mismo.
Sin embargo, esta espada aunque se decía que era poderosa, nadie ha sido capaz de usarla, no tenía filo… no serviría ni siquiera para intentar untar mantequilla en algo, simplemente no entendía… ¿Por qué no puede usar esta espada?

— El demonio de las profundidades te dio una paliza aquella vez —Charlotte decía suavemente, aun abrazando a Sabrae de la camisa— Por eso quieres usar esta poderosa espada… ¿No?

— Esta no es una poderosa espada —La tomó con fuerza de la hoja. Cualquiera hubiera sangrado sí esa espada tuviera filo, sin embargo, nada pasó— Si en ese momento… sí en esos momentos… —De nuevo bajó la cabeza— Ninguno habría muerto… yo… hubiera protegido a todos… a todos… a Maya… Soy débil, incapaz de defender a los que quiero y protejo, simplemente… fue mi culpa que eso pasara.

— Sabrae-chan, no te culpes por eso, tú no tienes la culpa de nada. —Sonrió ligeramente— Tú protegiste a Falon… me protegiste a mí, ¿No recuerdas…?

+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o

(FlashBack)

— ¡Mamá, papá!

Era Charlotte quien volaba a un árbol a toda velocidad, esperando ver a su familia.

— Oh Charlotte, ¡Hola hija! —La madre de Charlotte se hizo presente volando arriba de una rama con un tarro en sus manos— Ven, ayúdame con esto.

— ¡Sí~! —Exclamó con gran felicidad.


“En ese entonces, yo aún ignoraba gran parte de la vida. Padre había salido y no había regresado aún, nadie prestó atención a eso, pues padre era un tanto despistado y se perdía con facilidad. Debimos habernos preocupado, quizás pudo haberse evitado.”

— Mamá, ¿Aún no llega papá? —Era un pequeñito duende quien preguntó, aun no podía volar así que estaba solamente sentado en la rama de un árbol.

— No, pero seguro que ya viene —Completamente segura, la hada sonrió— ¡Y nos encargaremos de hacerle una cena deliciosa!

— ¡¿Puedo ayudar?! —La mirada de otra pequeña hada se iluminó.

— Claro, seguro si es en familia sale más deliciosa, ¿No? —La mamá hada sonrió.


“En ese entonces, aún estaba mi madre y mis dos hermanos pequeños. Aun ignorábamos que estábamos siendo acechados”

Yo había salido a dar una vuelta en busca de padre, quien ya había tardado en regresar. Sin duda, debí haberme quedado en casa y no haber cometido tal tontería. Logro recordar la sangre derramada por todo el lugar. Había encontrado a mi padre… o lo que quedaba de él. Sin duda, esto era obra de un oso demonio, les gusta comer a las hadas independiente que no viven en las ciudades.
Volé rápidamente a advertir a mi familia de la presencia de un oso demonio… pero fue tarde. Llegué para ver la fatídica escena, el oso comiendo a mi hermana… ese oso… ¡Se estaba comiendo a mi familia!

Mostró sus colmillos cubiertos de sangre, sus ojos brillaban en un horrible rojo brillante, mientras gruñía y se dirigía a mí con esa intención de comer.
Me vi acorralada en el tronco del árbol, estaba demasiado asustada como para siquiera intentar volar, así que cerré mis ojos, esperando el final.

Pude escuchar el gruñido del oso… pero jamás sentí nada, más que solo un chapoteo de sangre que había manchado mi rostro.

— ¿Estás bien? —Escuché una voz masculina. Abrí mis ojos solo para ver a mi salvador… un joven pelinegro con unas grandes orejas— Estos osos de hoy en día… como los detesto.

Guardé silencio, aún estaba asimilando lo que pasaba. El joven notó mi situación y agachó un poco las orejas.

— Lo siento. Sí hubiera llegado antes… —Se disculpó, sí hubiera llegado antes quizás mi familia se hubiera salvado. Sin embargo, si jamás hubiera llegado, yo hubiera muerto también— Realmente lo siento…

— Yo…. —Balbuceé, no sabía que decir, ¿Cómo debía tomarme esto? Mi familia ya no estaba, éramos independientes, seguro solo me esperaría vivir en la soledad y se pisoteada por los demás— Yo… —Las lágrimas comenzaron a formarse— Madre… padre… mis hermanos… ya no… están… —Me dejé caer de rodillas mientras lloraba.

Seguro a esta persona no le importaría… Yo ya estaba destinada a vivir en la pobreza una vez que esto pasara, simplemente ya no tenía a nadie, estaba sola.

— La vida fuera es difícil —El joven pelinegro dijo sin más— Puedes quedarte aquí y lamentarte lo que quieras… o puedes venir conmigo e intentar olvidar esto.

Le miré… su sensibilidad no era su fuerte por lo que veía. Sin embargo… no parecía intentar ser grosero, podía ver un poco de empatía en su mirada, la cual intentaba mantener lejos. Esta persona… con el simple hecho de mirarla, te das cuenta que ha sufrido mucho.

— Yo… no quiero ser molestia…

— Idiota. Sí tienes ese punto de vista en ti misma jamás conseguirás nada —Metió sus manos ensangrentadas por el oso en sus bolsillos, ignorando que estaban sucias— Te di a elegir, más no me importa tu decisión. —Se dio media vuelta, dispuesto a marcharse.

Como pude, intenta volar… me levanté por los cielos y lo seguí.

— Mi nombre… es Charlotte. —Me presente, más sin embargo el joven no dijo nada, solamente guardó silencio. Tras momentos de silencio, finalmente habló.

— Soy Sabrae Clockworker.

Quién diría que de aquí… comenzarían los destrozos de este disparejo par. Un Hanyō y una hada…


+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+

— Si no hubieras llegado, yo hubiera muerto. Tú me protegiste Sabrae-chan.

Sabrae sonrió ligeramente por lo bajo… se estaba burlando de su misma incompetencia. Falon gruñó ligeramente, dando a entender que él también había sido protegido por Sabrae.

Sí… Sabrae consiguió a Falon desde que era tan solo un huevo, ¿Pero cómo lo consiguió?
Mientras exploraba unas ruinas, encontró un viejo nido de dragón. La madre dragón yacía muerta en el suelo, en estado de descomposición… los huevos estaban rotos y vacíos por dentro, los depredadores habían acabado con ellos recientemente, aun si los depredadores jamás hubieran aparecido, los huevos seguramente morirían por la falta de su madre, quien parecía haber muerto desde yacía días.
Entre todos los huevos vacíos… uno en perfecto estado pudo ser visto por Sabrae y su acompañante. Ambos tomaron ese huevo… realmente estaba vivo aún, así que, ¿Por qué no cuidarlo? Era solo un bebé que si lo dejaban aquí no sería capaz de sobrevivir.
Y desde que Falon nació, al ser una especie de dragón supuestamente extinta, todos intentaban apoderarse de él, más sin embargo Sabrae le cuidaba de todos y todo. Ambos eran amigos inseparables y fieles mutuamente.


— Nos has protegido a ambos de todo peligro Sabrae-chan —Charlotte sonrió cálidamente— Eres nuestro amigo, casi como mi hermano incluso, aun sí eres débil o no… jamás te abandonaremos.

El sonido de alguien tocando la puerta interrumpió este momento. Sabrae simplemente guardó la katana, mientras que sus pequeños amigos se hacían a un lado para que Sabrae se levantara y fuera a abrir la puerta.
Cuando la abrió, se mostró indiferente cuando vio a Levi y a Kriss ahí.

— ¿Qué quieren? —No se mostró muy amable.

— Vienes con nosotros. —Ordenó Kriss.

— Me niego.

— No es una petición, es una orden —Levi tomó del brazo derecho al Hanyō mientras que Kriss lo tomaba del izquierdo.

Sabrae suspiró, sin embargo no se encontraba de ánimo para intentar resistirse. Lo habían interrumpido en un mal momento.

+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+

Habían pasado momentos, todos con excepción de algunas personas estaban fuera de la sala en la que anteriormente habían planeado un plan para hacer que Sabrae hablara.
Ahí estaban Kriss, Levi, Aria, Artemisa, Charlotte, Falon y Rocco.

— ¿Funcionará? —Preguntó Kriss, aun un tanto insegura de que esto serviría para hacer hablar al Hanyō.

— Claro que sí —Aria sonrió— ¡Es difícil resistirse!

— Fue muy cruel, Aria… —Rocco habló por lo bajo. Aira simplemente miró a Rocco con nervios.

— ¡¿Fue muy cruel…?!

Rocco encogió los hombros.

— Por ahora, siento un poco de compasión por el orejón —Levi incluso sintió lástima por el pobre Hanyō.

Pero… ¿Qué le habían hecho a Sabrae?

Sabrae estaba en la otra sala junto a Vincent, ambos sentados en la mesa. El Hanyō intentaba cubrirse sus orejas…

— ¡OH! ¡¡Y sabes…!! ¡Había una mariposa, intenté atraparla y caí por el acantilado! :D —Hablaba sin parar el joven rubio— ¿Te gustan las estrellas? ¡Me encantan! ¡Tengo una amiga que es apodada la “Hija de las estrellas”! ¡Sabes! Solía verlas mucho cuando era niño, pensaba que eran pequeños mosquitos que se habían quedado pegados en el cielo, pero luego me dijeron que no era así. Me sorprendí cuando me enteré de lo que eran, ¡No sabía que había tales cosas astrales! Oh cierto, ¡Una vez conocí un Kitsune! Aunque me daba un poco de miedo, hablaba de cosas como: “¡Oh Yuki, te he fallado! ¡Ai, regresa conmigo! ¡Yuki, hijaaaaaaaa!” ¡Realmente estaba loco! Pero era buena persona, me hizo galletas una vez. ¡Wah! ¡Recordé unas cosas del mundo humano! Una vez fui a la época del 2014 y había grandes cosas de metal. ¡Se comían a las personas y se iban como si nada! ¡Decían que eran automóviles…! ¡¡Pero daban miedo!!

— ¿Puedes… callarte de una vez?

Sí, habían encerrado a Sabrae con el hablador de Vincent. Nadie lo soportaba y Sabrae no sería la excepción. Aira sabía perfectamente como era Vincent, así que… ¿Por qué no?

— Sabes, una vez me caí de un árbol OuO me hice un chipote, fue gracioso, ¡Incluso le llamábamos Chipote-san! Era divertido, como uno más de la familia. ¡Nee, tus orejas son llamativas! Parecen pequeñas antenitas… ¡Me gustan! ¿¡Crees que yo podría tener unas iguales!? ¡¡Sería geniaaaaal..!!

— ¡Está bien maldita sea! ¡¡Diré todo lo que se!! ¡¡Sólo hagan que se calle de una jodida vez!!

— ¡Y sabes que más…! —Iba a comenzar de nuevo…

— Cállate… —Sabrae chocó su cabeza con la mesa.

Los demás seguro se burlaban del pobre Hanyō…

+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+

Cuando al fin se apiadaron del pobre Sabrae, todos entraron y callaron a Vincent para que Sabrae hablara. Todos estaban reunidos… entre más escucharan, mejor.

— Bien, di lo que tengas que decir Sabrae. —Artemisa ordenó, mirando con frialdad al Hanyō, quien tenía la mirada apartada de todos.

Sí… estaban haciendo hablar a Sabrae de algo que quería olvidar. ¿Por qué lo quería olvidar?

— El Astia es… un cristal hecho de magia, desconozco que clase de magia guarda pero con seguridad es una magia poderosa que es imposible de manejar. —Explicó— A la vez, puede dar vida a una persona, sin embargo cuando el Astia es arrebatado de ésta, tanto como el cristal como la persona pueden terminar desapareciendo.

— ¿Cómo sabes eso…? —Vincent preguntó ahora. Al contrario que Artemisa y los demás (Con excepción de Rocco y aparentemente Aria), mostraba algo de empatía— ¿Acaso usaste ese cristal en un pasado?

Hubo un silencio profundo. Todos ya se habían dado cuenta: Sabrae realmente, realmente  no quería hablar de esto.

Levi suspiró con amargura.

— Eso será más difícil de lo que creí.

— Sabrae… está bien sí ya no quieres hablar de esto. —Rocco habló.

Artemisa iba a decir algo en contra, pero la mirada que recibió de parte del pelinegro la hizo intimidar de inmediato.

— No. Creo que… deben saberlo. —Sabrae se mostró decidido— El Astia antiguamente le pertenecía a una mujer… —Agachó las orejas mientras bajaba con lentitud sus orejas— Una chica de cabello dorado y ojos azules… su nombre era Maya… Maya Sunshine.

Charlotte se mostró un poco triste, voló hasta dónde estaba Sabrae y lo tomó de la mano. Ella junto a Venus, eran quizás las únicas personas que sabían cuando lastimaba esto al Hanyō.
A este punto, incluso Levi sabía que era cruel hacer hablar de esto al Hanyō. Su simple expresión decía todo lo que sentía en estos momentos.

— Ella fue asesinada por un demonio… cuyo nombre desconozco aún —Explicó Sabrae aun con la cabeza baja— Todo este tiempo me he dedicado a buscarlo… y todos siempre interpretaron mis acciones como fechorías.

Artemisa miró a Sabrae, ahora tenía un poco de… empatía.

— Espera… en otras palabras, ese cristal era el corazón de esa chica de nombre Maya, ¿No? —Rápidamente Kriss habló— Eso quiere decir que con lo que estamos tratando es con…

El corazón de la difunta Maya.

+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+

— Al final ella resultó ser eficiente.

Era un hombre rubio quien hablaba. Su cabello ligeramente largo atado en una coleta, ojos cafés… su nombre era Uthenera.
Hoja estaba a un lado de él, mirando las rosas negras que florecían en este desolado lugar, ¿Qué lugar era este?
El lugar del MetaWorld de donde provienen los fantasmas. Hoja odiaba este lugar, ¿Por qué este lugar era siempre tan frío y desolado? ¿No podría crecer un hermoso árbol de cerezo y alegrar este triste lugar?

— ¿Es bueno que ella tenga el Astia? —Preguntó la fantasma con aparente molestia.

— ¿Qué? ¿Acaso querías tú el control de Sayo? —el hombre se burló, metiendo las manos en sus bolsillos— Está bien que ella tenga en control de esa criatura. De todas maneras, Nocturnal hizo bien su trabajo… es una pena que solo Sayo sea capaz de controlar esa cosa, y solo el poseedor del Astia tiene control en Sayo. Como una cadena.

Hoja solo gruñó.

— Da igual. —Uthenera habló con una sonrisa— Bueno, ese grupo de mocosos de Artemisa… no supondrán gran problema para lo que él tiene pensado.

— Son experimentados. —Hoja dijo sin más— Además de que Vincent, Rocco y Aria también están ahí.

— Ts… —La sonrisa de Uthenera se borró— Siempre han sido niñatos, infantiles… patéticos. No supondrán problemas. Mientras tengamos el Astia, Sayo se hará cargo de todo. —Desapareció, dejando detrás a Hoja.

— Al final… terminaste siendo una ave enjaulada de nuevo, Sayo-chan… —Murmuró mientras veía las flores marchitadas.

+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+

Sabrae se disponía a salir… sin compañía de Charlotte o Falon, por lo que era señal de que quería ir solo.
Pasando por el jardín de rosas de la residencia, escuchó un golpe cercano. Justo cuando volteó a ver, pudo ver un joven de cabello ligeramente lardo de un color negro y ojos oscuros, había tenido problemas para cargar un costal.
Ese joven se veía frágil, tenía problemas para cargar un mísero costal y encima no era uno el que tenía que subir al carrito, eran 4 costales…

Sabrae decidió hacer por primera vez en mucho tiempo un acto bondadoso a voluntad, suspiró y se dirigió al chico. Sin decir nada más cargó dos costales, uno en cada mano y los subió al carro.
El joven pelinegro gruñó.

— ¡No es necesario que me ayudes!

— Cállate y agradece. —Simplemente dijo el Hanyō mientras subía los costales restantes— Eres un debilucho si no cargas estas cosas por tu cuenta.

El joven gruñó por lo bajo.
Sabrae le miró con insistencia.

— ¿Te… conozco de algún lugar?

— Lo dudo mucho.

— ¿Cómo te llamas?



— Kuroto. —El joven pensó un poco en hablar.

Sabrae pensó un poco sobre el nombre de ese chico, se escribiría algo como: “黒音” ¿No? Sin embargo, eso se lee “Kokune” no “Kuroto”.

— ¿Eso no sería “Kokune”…?

— ¡Lo sé, pero es Kuroto…! —Respondió enfadado.

— Bueno… no es para que te enojes… Kokune —El Hanyō soltó una risita mientras se marchaba, burlándose del nombre del chico.

+o+o+o+o+o+o+o+o+

— ¡Gracias Saoto! —Kriss agradeció. Al fin había obtenido su ropa limpia.

— No es nada. —La castaña sonrió amablemente.

Ella era Saoto, era idéntica a Kuroto, sin embargo su cabello era castaño ligeramente ondulado y corto, llegando apenas a los hombros (Igual que Kuroto).

Saoto y Kuroto vivían en esta residencia junto a otras personas. Sin embargo, ellos pagaban esta convivencia haciendo trabajos domésticos. Saoto a veces actuaba como sirvienta y Kuroto como jardinero, aunque no lo fueran. Curiosamente entre todos aquí, Saoto y Kuroto, que parecen ser gemelos con diferente color de cabello, parecían ser humanos, su esencia era sin exagerar, la misma. Además, ambos cubrían sus cuellos, Saoto usaba ropa de cuello alto y Kuroto usaba una bufanda.

— Si necesitan algo más, pueden avisarme —Saoto dedicó una última sonrisa y reverencia para marcharse.

— Las personas aquí son amables, ¿No crees Levi? —Kriss volteó a ver a su amigo.

— Sí tú dices.

— Uhm… Levi, ¿Cómo te ha ido de detective? —Quería iniciar una conversación.

— Lo normal. Las jodidas brujas son aburridas con sus estúpidas teorías —Explicó el pelinegro— Encima ignoran las reglas de A. Knox.

— Ya entiendo… entonces supongo que las Eiserne Jungfrau hacen aparición, ¿No?

— No es necesario. —Suspiró— Solamente debes usar la verdad roja o azul y darles una paliza.

— Entiendo…

La verdad roja

Usualmente las brujas la usan para afirmar algo. Por ejemplo: En esta mansión no hay más de 5 personas. Más sin embargo, no pueden afirmar algo que no es real. Los humanos no pueden usar esta verdad.

La verdad azul

Usualmente usada por los humanos dar una afirmación teórica contradiciendo a las brujas. Ejemplo: ¡Entonces puede que una de las cinco personas se haya hecho pasar por otra para dar final a solo 4 personas!. Usualmente si los humanos son idiotas, suelen dar afirmaciones igual de estúpidas…

Se dice que hay una verdad dorada… sin embargo no se ha demostrado jamás por lo que se cree que no existe, así que nadie presta atención a esto.

Estas verdades son usadas en los juegos de brujas, que usualmente son “historias” de misterio.

+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+

— Rocco… ¿Dónde están mis galletas…? —Vincent preguntó, buscando por casi todo el comedor— ¡Juraría que las dejé aquí!

— Me las comí. —dijo sin más.

— Uh… golpe bajo. —Aria rió.

— ¡¿Qué?! ¡¡¿Y lo dices así como así?!! ¡¡CRUEL!! —El rubio se puso dramático.

— Pareces una nena… no te quejes. —Rocco continuó leyendo, sentado en una de las sillas.

— Etto… —Saoto se hizo presente tímidamente— Yo… tengo muchas galletas en la cocina, si gusta Vincent-san.

— ¡Graciaaas! —Vincent rápidamente tomó de las manos a Saoto, quien se asustó— ¡Eres… como una diosa! QoQ

— N-No es para tanto… —Saoto realmente se veía nerviosa. Así que simplemente se dirigió a la cocina para darle las galletas a Vincent y que se callara de una vez… Vincent había ido con ella.

— Realmente Vincent-san no cambia —Aria sonrió, realmente le hacía feliz ver tanta tontería del joven rubio.

— No, siempre será así por lo que veo —Rocco no apartó la mirada del libro.

— Aun recuerdo cuando éramos niños… Vincent era el más callado de todos, además de grosero…

— Bueno, desde que Sakuya le dijo que sonriera más a menudo… creó a este monstruo.

Aria comenzó a reír un poco ante el comentario de Rocco.

— Sí, parece que ahora sonríe de más.

— Entonces… —Rocco bajó el libro— ¿Fuiste la única que salió de ahí con vida?

— No. —Aria miró el techo— Sakuya y Eve también salieron con vida.

— Sabía que Eve salió con vida… si no Sabrae no estuviera aquí. —Cerró el libro— Pero tú… creí que habías desaparecido simplemente.

— Pues no, aquí estoy~ —Sonrió.

+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+

El sol comenzaba a ocultarse… Este no era el MetaWorld… si no el mundo humano. Este era el mundo humano, Inglaterra de 1886 para ser más específicos.
En lo que parecía ser la punta de un acantilado… Sabrae estaba arrodillado, aparentemente rezando… frente a él, estaban una cruz de piedra incrustada al suelo, adornado con flores y una que otra cosa, claramente… esto era una tumba.
Sabrae tenía ambas manos juntas, aparentemente orando… cuando abrió los ojos, bajó las manos y simplemente miró aquella tumba.

— Estoy de vuelta. —Dijo… pero obviamente no hubo ninguna respuesta— Ya sé que preguntarás que travesuras he hecho para regañarme. —Se sentó en el piso ya— Pues… de nuevo Artemisa volvió a darme caza, sin embargo de algún modo terminaron reclutándome.

Una ligera brisa se sintió, moviendo el cabello de Sabrae.

— No lo hago por dinero, no te molestes. —sonrió ligeramente— Jamás aceptaría un trabajo por dinero, sabes que jamás lo haría. —miró el cielo— También me encontré con una persona extraña, una larga cabellera rubia y ojos azules, era demasiado… hablador. Aunque no estoy muy lejos de serlo también… después de todo aquí estoy, hablando contigo, cuando “No se puede hablar con los muertos”.

El Hanyō bajó la cabeza, con una sonrisa que reflejaba tristeza.

— Pero de alguna manera… sé que sigues aquí. Siempre estás en la brisa del aire, de aquí y del MetaWorld, esperando el momento oportuno para regañarme como solías hacerlo siempre, regañándome para no subirme a los árboles, para no pelearme con los osos, para no llamar a las señoras “Gordas”, siempre esperas… ¿No es así, Mamá…?


Eve Zweig… ella estaba aquí mismo enterrada.
Eve murió cuando Sabrae tenía apenas 9 años, ella murió frente a él. Desconoce la razón por la que la mataron, pero sabe que alguien les pagó a esos hombres para que la mataran y se lo llevaran a él. Eve solo era una humana que intentaba cuidar de un niño Hanyō como si fuera un niño normal, era su hijo y lo quería, quería que llevara una vida normal… pero eso jamás se cumplió.
Alguien encontró el cadáver de Eve y la enterró aquí. Debido a que Sabrae fue capturado, fue libre a los 18 años, hace exactamente un año de hecho… Los espíritus le dijeron que su madre estaba aquí enterrada, por lo que venía cada vez que podía a verla. Venía y le contaba todo lo que hacía.
Cualquiera lo tacharía de loco… pero Sabrae sentía aun la presencia de su madre en este lugar, por eso mismo parecía hablar con ella, aunque para otra persona, Sabrae hablaba solo… para él, era como si hablara con su madre.

+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+

Sabrae había ido de nuevo al MetaWorld después de visitar la tumba de su madre. Caminaba por el bosque solo… o eso creía. Comenzó a ponerse tenso. No escuchaba nada extraño ni olía nada, pero algo le hacía ponerse tenso.
Sin importarle, siguió caminando para llegar de una vez a la residencia y dormir sin interrupciones. Aun así estaba tenso.
Las orejas del Hanyō se movieron en una dirección, dio un paso rápido para atrás tan pronto como una flecha le rozo y quedó atascada en el árbol. Sabrae miró la flecha y como se deshizo en el aire… como sus cuchillos.

— Fallé.

Sabrae abrió los ojos con sorpresa y lentamente volteó a ver quién lo había atacado así. Esa voz se le hacía conocida… ¡Pero es simplemente imposible que sea la propietaria de esa voz!
Esperando que de alguna forma fuera cierto, miró la silueta de aquella chica. Era la chica pelinegra, Sayo… junto a Yume, su alma artificial.

— Muere, Clockworker. —La chica murmuró tan pronto como volvía apuntar con el arco, haciendo aparecer otra flecha de la nada.

+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+

— ¿A dónde fue Sabrae?

Kriss le preguntó a Venus, quien tomaba té y comía un pastelito en el comedor principal.
Sabrae había salido, pero no había regresado.

— Dijo que iría al mundo humano, suele ir siempre así que no me preocupa tanto.

— ¡Pero ha tardado! —Charlotte incluso se mostró preocupada.

— Y dejó a sus compañeros detrás —Levi murmuró— Eso… ya lo hace extraño.

— ¡Sí! ¡Deberíamos ir con el!

— No. —Venus se negó a la petición de la chica— Sabrae puede arreglárselas solo.

+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+

Otra flecha fue lanzada.
Sabrae fue rápido y la esquivó.

— Eres desesperante. —Sabrae mostró sus garras y se dispuso a atacar a la chica.

Sayo desapareció su arco y en contra hizo aparecer un par de Katanas, con las cuales detuvo el ataque del Hanyō.

— Usa tu espada. —Sin ninguna expresión, Sayo alentó a Sabrae. Quizás ella sabía perfectamente que no podía usarla.

Sabrae gruñó por lo bajo, ¿Ella lo sabía? ¿Cómo era posible?

Ignoró esto y prosiguió a atacar a la chica. La chica era rápida y esquivaba los ataques de Sabrae. Sin embargo también Sabrae era rápido y esquivaba los ataques de la chica.

Sabrae rozó con una de sus garras la mejilla de la chica… pero no hubo sangre. Juraría que la rozó lo suficiente para hacerla sangrar. Sayo se mostró molesta y aprovechó el desconcierto del joven para patearlo en el estómago. El Hanyō hizo una mueca de dolor y llevó sus manos a su estómago. Sayo se acercó a él y levantó su espada…

— Es el momento perfecto para deshacerme de la escoria.

Antes de que bajara la espada, Sabrae aprovechó el momento y se lanzó encima de la pelinegra. Quedó arriba de ella y levantó su mano, dispuesto a atacar en cualquier momento a la chica con sus garras. Su mirada estaba oculta… pero la Pelinegra sabía que algo andaba mal ahora.

— ¿Quién eres…? —Preguntó el Hanyō fríamente.

La chica no respondió.

— ¡¡Te estoy preguntando quien mierdas eres!! —Con la otra mano, mantenía fuertemente presionado el cuello de la chica.

— ¿Y quién eres tú? —La chica evadió la pregunta con otra pregunta— Tú no eres Sabrae Clockworker…

Sabrae mostró su mirada… estaba sorprendido, ¿Cómo ella sabía que…?

— Eres un mentiroso… —La chica dijo sin más.

Aprovechando este momento, una sombra apreció y empujo a Sabrae. La chica se levantó con un poco de dificultad, mientras la sombra desaparecía.

— Me decepcionas Clockworker… —decía la chica— Eres incapaz de detectar esa sombra.

— Já… ¿Decepcionada? —Sabrae se burló por lo bajo… aun así, parecía estar serio— ¿Y quién demonios eres tú?

— Bueno, te daré un nombre como el que usas tú: Sayo Sakurai. —La chica hizo desaparecer sus espadas— No puedo luchas con alguien débil que es incapaz de protegerse a sí mismo. Después de todo, tu no siquiera fuiste capaz de proteger a su amada Maya, ¿No es así? —Su mirada estaba oculta. Sabrae frunció el ceño con notable ira.

— ¡¿Quién demonios eres tú para decir eso…?! —Reaccionó.

¿Cómo lo sabía? ¡¿Cómo es que esta chica sabía esto?! ¡Esta chica… simplemente era extraña!

¿Quién… es ella en realidad?

— No sé quién mierdas eres tú, pero…

Esta es la primera vez que Sayo y Sabrae se encuentran, sin embargo no será la última. —habló firmemente— Clockworker… ¿Tú estás buscando el Astia?

Sabrae rápidamente miró a la chica con detenimiento.

— Yo sé dónde está… pero no puedo decírtelo, aunque quiera. —Dijo, bajando la cabeza— Lo único que puedo decirte, es que está en posesión de una poderosa bruja, quien lo apresará durante la eternidad, mientras juegan con él y su antiguo recipiente.

— ¡¿Estás diciendo que Maya…?!

— Por favor… salva ese cristal y a su recipiente… —Se sintió… casi como si estuviera rogando, a punto de llorar… sin embargo después rió— ¡O yo misma me encargaré de destruir ese cristal y manchar a tu preciada Maya! ¡Sí me matas a mí o simplemente liberas ese cristal…! –bajo la cabeza de nuevo— Ella será libre. Te estoy dando una oportunidad de cambiar la historia… no… la desperdicies Clockworker, mátame y sálvala si puedes… esa es la única forma.

Sayo se dio media vuelta, dispuesta a irse de ahí.

— No dejaré… que lo único que queda de Maya sea manchado por las estúpidas brujas… —Sabrae frunció el ceño con ira, mirando por dónde se estaba marchando Sayo. Apretaba sus puños con fuerza— Te mataré y salvaré el alma de Maya… sin duda. Esto es una promesa, Sayo Sakurai.



Sayo sonrió por lo bajo.

— Espero que cumplas tu promesa y me mates, Clockworker. —Continuó su camino.

Dicen que cuando encuentras lo que falta en tu mundo…
La diferencia entre la verdad y la mentira no tiene significado.
He sido herida muchas veces.
¿Serás capaz de asestar el golpe mortal?
Más vale que no me decepciones Clockworker.


+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+

— ¡Sabrae, estás herido! —Exclamó Aria.

Sabrae ya había llegado, sin embargo, parecía estar herido cuando él ni siquiera se había dado cuenta.
Ahora mismo Aria y Venus cuidaban de sus heridas que tenía solamente en las manos, las demás decía que él se encargaría.

Sin duda te mataré, Sayo Sakurai.
No te defraudaré y cumpliré esta promesa.

Eso me recuerda… tengo algo que tratar con la Nekomata Kristal…



+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+



Episode 1:
Dawn

Extra





— ¡Esta historia es aburrida! —Lambdadelta exclamó mientras se dejaba caer en el sofá.

Era aparentemente un dormitorio. Todo estaba decorado en rosado y morado. Había una cama matrimonial y lo típico de un dormitorio, además de uno que otro sofá. Había varias almohadas que a simple vista parecían ser exageradamente suaves. Lambdadelta sostenía una de éstas.
Bernkastel se dejó caer en la cama.

— Quizás. Pero ella es una excelente muñeca, ¿No crees? —Preguntó la bruja de los milagros.

— Apuesto a que Sabrae la matará —Se burló la rubia— ¿O qué? ¿Dudas de la capacidad intelectual de él y sus aliados?

— Para ser sincera, sí.

— ¡Jo! ¡Eres cruel! —infló las mejillas.

— Sayo no la tendrá tan fácil. Por otro lado, la chica Kristal parece haberse dado cuenta de un secreto oscuro de Sabrae.

— Me-da-igual~. Yo solo quiero que haya un empate eterno, ¡Así estaremos entretenidas por toooda la eternidad…! ¡Viendo como Sayo se enfrenta a Sabrae una y otra y otra vez…! —Comenzó a reír mientras se dejaba caer en la cama junto a Bernkastel.

Ella tiene pensado algo más. Descubrir cada secreto y exponer la verdad para que todos la miren y se burlen. En mi opinión… me gustaría sacar las entrañas.

— Oh que cruel eres Bern~ —Sonrió mientras abrazaba otra almohada— Por eso te amo~.

Lo han afirmado antes…
Esta historia no tendrá un final feliz.
Sayo no ganará.
Sabrae no ganará.
Nadie ganará.
Eternamente…
En este juego sin fin.
Todos los involucrados…

— Vamos Bern~ digámosle a los ingenuos lectores la verdad~ ¡Vamos, vamos! —Lambdadelta decía, incitando a Bernkastel.

— Comienza tú, bruja de la certeza.

Una sonrisa malévola se formó en los labios de Lambdadelta.

Con certeza…

Un milagro no ocurrirá.

Cuando la certeza y los milagros se unen…
¿Cuántas probabilidades habría de que un milagro suceda y acabe con esto…?

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Bueno... ya cambiaron muchas cosas x.xU veré si para hoy en la noche o mañana, les traeré ya los primeros capítulos del EP 2. Ahora sí que ya me basaré en la historia original para no volver a meter la pata como lo hice... Bueno, solo sean pacientes... es cansado volver a escribir todo esto.


Última edición por Sapphire el Mar Ago 26, 2014 2:50 am, editado 1 vez

_________________________

Akai tsuki no Monogatari >3:

Kūhaku Heikai:

avatar
Angry Bunny
Admin
Admin

Mensajes : 1613
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 19
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foromx.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Byakumu no Mayu EP 1 (Reiniciado) (2/2)

Mensaje por Akiru el Lun Ago 25, 2014 8:27 pm

esta increible hermaniya me encanto !! esfa genial espero la conti ansiosa >w< se pone mejor cada vez

_________________________



Spoiler:

YUKI JUDAI X TAKAMACHI BERENICE



Spoiler:


KAGAHO X AKIRU



avatar
Akiru
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1018
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : en alguna parte .. ._.U

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.