Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Entre Mundos2 - Capitulo 4 - Comienza la Investigación
Dom Mayo 21, 2017 12:36 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 5)
Miér Mayo 17, 2017 7:38 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 3 - Comenzando el Viaje
Mar Mayo 16, 2017 3:57 pm por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 4)
Mar Mayo 16, 2017 3:44 pm por Akiru

» Historias de la media noche (Capítulo 3)
Dom Mayo 14, 2017 5:51 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 2 - Reunion
Dom Mayo 14, 2017 12:19 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 2)
Sáb Mayo 13, 2017 5:55 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 1 - Renovado
Sáb Mayo 13, 2017 12:24 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 1)
Vie Mayo 12, 2017 7:38 pm por Angry Bunny

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Ago 30, 2015 5:44 pm.
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario


Byakumu no mayu EP 1 (Reiniciado) (1/2)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Byakumu no mayu EP 1 (Reiniciado) (1/2)

Mensaje por Angry Bunny el Lun Ago 25, 2014 3:20 pm

~Byakumu no mayu~
~白夢 の 繭~

~La pupa de los sueños blancos~
"Amanecer"


“Qué alguien me ayude…”

¿Por qué están haciendo esto?
¿Por qué ríen de esa forma tan desagradable?

Las personas están riendo de una forma malévola. Me han encerrado… nos han encerrado, como animales. Ellos no pueden considerarse personas, son monstruos… auténticos monstruos.

A este punto, no hay dios que se apiade de nosotros. Los dioses no existen, ninguno nos ayudará. Son orgullosos, no nos ayudarán.

Se están acercando, con esas sonrisas… se están acercando… con esas cosas en sus manos.
¡Aléjense! ¡¡¡ALÉJENSE!!


Despertó de golpe.

El joven de cabello negro completamente despeinado y unos grandes ojos de color azul claro. Claramente era algo parecido a un demonio o Yōkai, tenía unas grandes y filosas garras y colmillos, además de esas grandes y llamativas orejas de lobo que sobresalían por la parte superior de su cabeza. Debido a esto, carecía de orejas humanas.
Este joven había estado durmiendo en la rama de un árbol, pero ahora ya era de día.
Llevó la mano a su frente, aún estaba algo dormido.

— De nuevo… esos recuerdos… —Se murmuró a sí mismo, mientras veía su mano.

La luz del sol se filtraba por entre las ramas del gran árbol. La brisa del aire lentamente movía el cabello de aquel chico. Un hermoso cabello negro moviéndose con el viento.
Este chico, conocido como Sabrae Clockworker, un Hanyō no muy agraciado por la vida. Este joven mitad Ōkami y mitad humano no era aceptado en ningún lugar y aunque decía que no le importaba, realmente muy en el fondo, le dolía.

— ¡SABRAE-CHAAAN!

Una pequeña hada se acercó volando a toda velocidad a donde estaba el joven. Una pequeña hada de unos 10 cm de largo. Tenía un hermoso cabello azul, corto, apenas llegaba a su cuello. Unos grandes ojos de color verde.

— ¡Sabrae-chan! —Volvió a gritar, volando alrededor del joven pelinegro que aún reposaba en aquella rama.

— Creí que te había dejado perdida en el desierto… —Respondió no de forma amable.

De un brinco, el joven llegó al suelo y comenzó a estirarse. Incluso sus orejas se movían. La pequeña hada le veía con la cabeza ladeada, esperando.
El joven Hanyō soltó un suspiro y volteó a ver a Charlotte, la pequeña hada.

— ¿Qué encontraste? —Preguntó. El hada negó con la cabeza, fue cuando el joven suspiró y apartó la mirada con molestia— A este paso, jamás lo encontraremos.

— Realmente es difícil de encontrar… —El hada suspiró y miró el cielo— Artemisa no ayuda enviando personas a capturarte o matarte.

— Malgasta su dinero —Comenzó a estirarse de nuevo— No tenemos que desviarnos de nuestro objetivo. Matar y liquidar.

— ¡Entendido Sabrae-chan!

Este lugar, que parecía ser como el mundo humano, en realidad era conocido como el MetaWorld. Es un lugar que fue fundado por hechiceros hace millones y millones de años, aquí viven las brujas/hechiceros, ángeles, demonios, fantasmas… e incluso dioses viven aquí. Este lugar es diferente al mundo humano en varias cosas; no hay tecnología, no hay autos, es como si fuera una época antigua del mundo humano, sin embargo, eso no quiere decir que fueran involucionados. Al contrario, los seres de este lugar estaban así porque lo querían.
En el MetaWorld, el tiempo no pasa de la misma manera que el mundo humano. Mientras que en el MetaWorld pudo haber pasado ya 200 años de forma normal, en el mundo humano habría pasado quizás dos días o dos años. Puede variar, por lo que nunca es exacto. A veces, incluso es al revés.
Los habitantes de este mundo no se preocupan por eso, la mayoría sin inmortales, podrían tener millones y millones de años y haber nacido en el mundo humano en el siglo 20. Nada es extraño aquí.

Pero como cada lugar tiene sus sitios prohibidos, el MetaWorld no es una excepción. Si bien, el MetaWorld es como una versión alterna del mundo humano, sin embargo, casi todo en este mundo es bosque, selva, desierto, montañas… De vez en cuando, verás algún campamento Dalish, aquellos independientes.

+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w

La torre de los cielos, el lugar dónde los ángeles suelen abundar. Este lugar es conocido por ser el lugar dónde Artemisa vive (O quizás solo es su base de operaciones).
Una chica pelinegra caminaba por los pasillos, con un solo destino: La sala principal.
Una vez que la chica llegó, se paró frente a la gran puerta, las cuales se abrieron lentamente, dejando ver un gran resplandor. Una vez el resplandor se dispersó, pudo ver la gran, hermosa y elegante sala.

Esa chica pelinegra de ojos del mismo color, es Kristal Laforet (Kriss para los amigos), una cazadora que había sido mandada a llamar por Artemisa Szabo, una gran inquisidora y líder de ángeles.
En esta sala, Kriss pudo ver a un joven castaño de ojos dorados, claramente un ángel. Vestía de negro con rojo oscuro y su rostro estaba parcialmente oculto con un pañuelo. Parecía un ninja.
Apenas ella entró a la sala, una voz se escuchó.

— Bien, ya están los dos —Se hizo presente una silueta femenina.

Esta persona de cabello largo y ondulado de color azul y grandes ojos dorados era Artemisa, la legendaria inquisidora. Claramente, siempre portaría su gran alabarda espiritual.

— Uhm… ¿Qué es lo que se necesita de mí? —Preguntó Kriss.

Kriss al contrario que el joven castaño, parecía estar un poco emocionada por un trabajo… mientras el joven castaño parecía molesto.

— Hemos escuchado de sus grandes capacidades. Así que quiero que ambos hagan un trabajo sumamente especial para mí —La inquisidora dijo sin rodeos, dándose media vuelta y mirando por las grandes ventanas.

El joven castaño frunció el ceño.

— Yo podría hacerlo solo —Chasqueó la lengua— ¿Acaso es algún tipo de trabajo difícil?

— Debe tener motivos —Kriss habló por lo bajo.

— Sí, tengo motivos. —La inquisidora habló de inmediato— Un criminal, necesito que lo traigan.

— ¿Un… criminal? —La Nekomata abrió los ojos con sorpresa.

¿Estaba pidiendo tanto y ofreciendo tanto dinero solamente por un solo criminal? En dado caso, realmente debía ser alguien peligroso.

— Es un criminal de alto rango, buscado en casi todo MetaWorld —Afirmó la peliazul— Es de suma importancia que lo traigan vivo.

— ¿Un criminal buscado…? Es extraño —Se dio cuenta la chica— A ese punto era para que ya lo hubieran capturado.

— Ese es el problema —Suspiró la mujer— Es demasiado escurridizo y sus crímenes son numerosos. Incluso ha sido apodado como “Espíritu de Viento” por su gran velocidad, también conocido como “El forajido oscuro” o simplemente con otros… —suspiró de nuevo— Les pagaré muy bien si lo traen con vida.

— Bien, ¿Cuál es el nombre de nuestro objetivo? —Preguntó la pelinegra.

Ambos miraron a Artemisa, quien cerró los ojos. Cuando los abrió, frunció el ceño y solamente dijo:

“Sabrae Clockworker, el lobo negro”

+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w

— Qué deprimente día.

Sabrae se quejó mientras caminaba por el bosque. Mientras él caminaba, Charlotte volaba a un lado de él, además de un pequeño dragón negro de alas azules que también le seguía.
Ese era Falon, un dragón que Sabrae ha cuidado desde que solo era un huevo, obviamente, el pequeño dragón le siguió desde su nacimiento.

— ¡Para ti incluso ver una mariposa es deprimente! —El hada se quejó, aun volando a un lado del joven.

— Odio las mariposas. Vuelan sin preocupación, ¡Mira que incluso viven un corto período y están felices por eso!

— No comiences a filosofear sobre la vida… —El hada se quejó.

— Se dice “Filosofar”… —Rápidamente corrigió el joven.

— Eso.

El joven Hanyō paró de caminar, mientras sus orejas se movían ligeramente, claramente escuchando algo. El hada le miró con confusión, pues se había tornado serio rápidamente. Falon gruñía también, parecía oler o escuchar algo al igual que Sabrae.

— Ah… como odio a los gatos. —Sabrae se quejó por lo bajo— Y los ángeles también son molestos. —Ahora una sonrisa se formaba en sus labios— Aunque sí es un cazador me divierte más, ¿Les gustaría a ustedes dos divertirse entonces?

Sabrae volteó su vista a un árbol… dónde dos siluetas fueron vistas.
Había detectado fácilmente a Adair Szabo, el ángel del sigilo. Ni él ni la Nekomata sabía que con el simple hecho de respirar o tener sangre corriendo por tus venas, serías fácilmente detectado por el Hanyō.

— ¡Ya veremos quien termina cazando a quien! —Exclamó Adair, tan pronto como se lanzaba contra el joven Hanyō.

+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+

— Patético.

— ¡Maldito detective!

La voz femenina se estaba quejando. Esto era una escena de un crimen, sin embargo no era cualquier crimen. Este era un juego de brujas, en los juegos de las brujas, usualmente las piezas mueren una, otra y otra vez hasta que logren descifrar quien es el verdadero culpable de la masacre y como lo hizo.
Siempre son el Quién, cómo y porqué. Sin embargo, siempre suelen ignorar el motivo, es como si ignoraran al corazón, el corazón es lo que mueve a las personas. Ignoran las teorías del corazón.
Ahora mismo, Levi Rivaille se encontraba ayudando al joven que había sido retado por una bruja a negar la magia. Por lo que ahora mismo, Levi, un detective odiado por las brujas al tener habilidades excepcionales, estaba en medio de su trabajo.

— Y tú, idiota —Levi de manera inmediata volteó a ver al joven humano que había sido retado por la bruja— No puedes acusar rápidamente al sirviente. Tiene una coartada perfecta conforme a la muerte de la primera víctima. Tú juego es pésimo bruja, tu oponente incompetente —murmuraba el joven detective—  Seguro tú puedes seguir solo humano.

Sin decir nada más, Levi desapareció de escena, dejando detrás a la bruja y al humano que habían sido metidos a un juego probablemente, a este paso, interminable.

+w+w+w+w+w+w+w+w+w+

Adair chocó su kunai contra las garras del joven, lanzaba algunos pero el joven Hanyō los esquivaba fácilmente.
Kriss llegó por detrás del joven, sin embargo, para su sorpresa cuando agitó la espada, el joven Hanyō desapareció. Apareció detrás de Kriss y le metió una patada en la espalda, lanzándola contra un árbol.
Adair aprovechó el momento, intentó correr hasta el joven, sin embargo, fue detenido por otra patada que lo azotó rápidamente contra un árbol.
Sonrió por lo bajo, para Sabrae esto era patético.

— ¿Eso es todo lo que hacen? —Se burló— Vaya, Artemisa manda cazadores cada vez más novatos, seguro ya se le acabaron los fondos y esto es lo único que le alcanza.

Antes de que alcanzara a hacer otro movimiento, Kriss se levantó rápidamente y con su espada fuertemente sujetada, se dirigió a Sabrae. Sus movimientos fueron tan rápidos que incluso Sabrae tuvo problema para evitar ese ataque, que solo rasgó un poco de su ropa.
Kriss miró el daño que le hizo… sólo había rasgado su ropa.
Espera…
¿Qué era eso?
Había arrancado un trozo de tela de la parte de la espalda… Kriss pudo ver un… ¿Tatuaje?

— Maldición…

Sabrae gruñó y se dispuso con sus garras a ir detrás de la joven Nekomata. Kriss evitó el ataque de las garras de Sabrae, provocando que este le diera a un árbol.

— ¿Qué… era eso? —Kriss se preguntó a sí misma, mientras daba un brinco hacia atrás evitando el ataque del Hanyō.

— Ahora que lo has visto… simplemente no te puedo dejar vivir. —Realmente se veía enojado.

+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+

En otro lugar, parecía ser una cafetería de MetaWorld. Levi se encontraba nada más que bebiendo café tras su pequeña aparición en el juego de la bruja. A su lado, estaba una fantasma muy conocida entre el MetaWorld; Jazmín. Sí bien, Jazmín ayudaba a todos los detectives de vez en cuando, por lo que quizás ahora mismo ella lo estaba haciendo.
Jazmín tenía el cabello castaño, largo y lacio, atado en una coleta con un moño de color rojo. Sus ojos eran grandes del mismo color. Algo que llamaba la atención era que usaba un guante únicamente en su mano izquierda.

— Y bueno… creo que las brujas del senado tienen algo entre manos —Jazmín murmuró de nuevo— Bernkastel, la bruja de los milagros, parece haber estado mucho tiempo en Samahl.

— ¿Qué más esperas? Es la guardiana de los Kakera, claro que debe estar en Samahl mocosa. —Levi respondió de manera fría.

Samahl es el lugar dónde los Kakera (Fragmentos) son resguardados.

¿Qué es un Kakera?

Los Kakera son mundos variantes del mundo humano, mundos alternos, épocas, las cosas pueden cambiar también conforme decisiones y sucesos.
Sí alguna vez en el mundo humano tuviste un accidente que te marcó de por vida, hay un Kakera dónde ese accidente no pasó, entonces habría otro tú que no se vio afectado por ese accidente. Esos son los Kakera, diferentes mundos con infinitas posibilidades. Aunque también hay algunos que tienen variantes un tanto extraños.
Dentro de Samahl, también está la gran Biblioteca Celestial. Ahí se guardan las historias de cada ser vivo en forma de un libro. Sin embargo, son celosamente protegidos por el bibliotecario Sobef. Existe el rumor de que hay personas capaces de cambiar la historia con poseer un libro de esos, pero ¿Quién sabe?

— Pero… uhm… argh, es difícil pensar en algo que podría estar haciendo —Jazmín llevó su mano derecha a su frente— Deberías estar al pendiente de eso Rivaille. También deberías estar al pendiente de tu amiga… Kristal. Artemisa le pidió un trabajo muy peligroso, capturar un peligroso criminal.

— ¿Un peligroso criminal? Esa mocosa puede hacerse cargo  —continuó bebiendo su café.

— No sería tan peligroso sí ese criminal no fuera Sabrae Clockworker…

Levi rápidamente dejó su café en la mesa y miró a Jazmín.

— ¿Sabrae Clockworker… dijiste?

— Sí, exactamente él mismo. El hijo de una humana y el legendario demonio Lobo —Jazmín finalmente explicó con un poco de seriedad— Será difícil que traten con alguien que controla el tiempo.

Levi chasqueó la lengua mientras se levantaba de la mesa.

— Tendré que intervenir entonces, ese Hanyō aún es útil, pero tampoco dejaré que dañe a esa mocosa.

Sin decir nada más, el joven detective se retiró de lo que parecía ser una cafetería, dejando detrás a la fantasma Jazmín.

+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+

Era completamente oscuro, rodeado de más y más pequeños fragmentos que adornaban como si fueran estrellas en el espacio. Ahí, justamente frente a uno específico, una chica pelinegra estaba sentada en el vacío de este lugar.
Su cabello era largo, lacio, de un color negro, por ahora, parecía tenerlo suelto. Su piel era extremadamente pálida, casi llegando a planco. Sus ojos eran de un azul oscuro con rasgos asiáticos. Ella usaba un vestido de color blanco, parecía ser como una bata.
Ella no era la única aquí. Habían seis personas más, cinco de ellas parecían estar en la misma posición que esta chica.
Un pelinegro de ojos azules, su cabello era largo y también lo tenía suelto.
Un castaño de cabello ligeramente largo, sus ojos eran rojos.
Un pelirrojo de ojos dorados.
Un hombre demasiado grande de ojos grises y cabello blanco, atado en varias trenzas.
Un pelinegro de ojos grises.

Al lado de estas seis personas misteriosas, estaba una mujer de cabello gris, largo atado en una semi-coleta. Sus ojos eran de un color aguamarina y su piel era blanca. Esta mujer era Hoja, una diosa fantasma, por lo que cualquiera diría que es la superior de todos los fantasmas.

— Esta apariencia es… —La única mujer de los presentes (Además de Hoja) habló suavemente, mirando sus manos.

— Se te ha permitido usarla. — Hoja habló sin más.

— Tienes mi gratitud. De este modo no tendré que… —La chica bajó un poco la cabeza, evitando proseguir con su frase.

— Nosotros también tenemos que agradecerte —El pelinegro de ojos azules habló.

— No me agradezcan a mí. —Sonrió por lo bajo aquella mujer.

Sí, alguna bruja del senado había dejado seguir viviendo a estas personas después de haber “Muerto” o quizás sus lados humanos no estaban en condición de moverse, sus situaciones eran extrañas. Estos cuerpos solo eran una imitación, hechos de barro…

— Ustedes cinco ya tienen nombres —La mujer miró a los cinco hombres— Tetsu, Taiga, Tengu, Taledor y Toshiro.

— Así es, somos nosotros —Habló con una sonrisa el castaño.

— Sin embargo… tú no tienes nombre —Ahora la mujer miró a la pelinegra— Todos tienen derecho a un nombre, incluso los muebles. Veamos… el nombre de Sayo no te quedaría mal, ¿Qué opinas?

La chica simplemente guardó silencio.

— Bien, entonces tu nombre será Sayo. Sakurai Sayo. —suspiró ligeramente— Los seis trabajarán juntos, necesito que hagan unas cosas.

— No.

— ¿Disculpa?

Sayo se había negado a trabajar con las cinco personas.

— Me gustaría hacerlo por mí cuenta. Quiero arreglar unas cosas con una persona, sí me lo permiten.

— Uhm… está bien, supongo que no hay nada de malo… —Se notó un poco nerviosa— Como… ah, contigo necesité de esto para que te pudieras mover.

La mujer hizo aparecer una pequeña esfera de luz, la cual rápidamente fue con la chica de nombre Sayo.

— Es cálida… —Sayo murmuró, mientras intentaba tomar con sus manos a esa juguetona esfera.

— Es una alma artificial —Hoja dijo sin más— Sin ella, al contrario que estas cinco personas, tú no te podrías mover en lo absoluto, serías como una muñeca viviente. —Suspiró— Bien, ustedes cinco…

+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+

— Tengo… un mal presentimiento. —Una chica castaña de ojos azules limpiaba la calle de la residencia. Había parado de limpiar y miraba el cielo… algo no le dejaba en paz— ¿Por qué no podemos estar en paz? —suspiró y se limitó a seguir limpiando.

+w+w+w+w+w+w+ww+w+w+w+w+

— Es demasiado rápido… —Adair habló, arriba de la rama de un árbol, pues se había estado moviendo rápido intentando alcanzar a Sabrae.

Habían intentado atrapar a ese Hanyō, sin embargo era demasiado rápido, encima parecía tener tele transporte o algo parecido, pues cuando pensabas que lo habías acorralado, de inmediato parecía estar detrás de ti.
Este Hanyō… parecía estar mofándose de los chicos.

— ¡Qué aburrido! —Se quejó rápidamente el Hanyō— ¡Artemisa se ha quedado ya sin presupuesto para buenos cazadores! Bien… es mi turno de atacar.

Cuando Sabrae dijo esto, hizo aparecer varios cuchillos entre sus dedos. Sin esperar nada más, lanzó solo dos cuchillos, uno a dirección de Kriss y otro a dirección de Adair. Sin embargo, fue casi como una breve pausa la que hubo y los que una vez fueron dos cuchillos, ahora eran decenas.

Los cuchillos estaban tan, tan cerca de ellos que hubiera sido completamente difícil de esquivar, más sin embargo si era posible defenderse. Así que una barrera rodeó a ambos chicos, una barrera… los cuchillos chocaron contra la barrera y desaparecieron entre el aire.

Sabrae frunció el ceño, esto era algo que ninguno tenía planeado.

— Ha sido suficiente. —Una voz se hizo presente.

Nada más que conocida, pues era Venus quien había aparecido. Ella los había protegido de los cuchillos arcanos de Sabrae.

— Oh, eres tú Venus. —Sabrae suspiró, metiendo sus manos a sus bolsillos.

— ¡Venus-sama! —Charlotte y Falon salieron de los arbustos.

— Hola Charlotte, Falon. —Ella sonrió, después miró a los dos jóvenes— Tienen un gran talento, ¿Saben?

— ¿Qué dice? —Gruñó Kriss— Apenas y fui capaz de rozarlo. —Dirigió su mirada a Sabrae, quien parecía ocultar la rasgadura que le hizo— ¿Qué era eso…?

— Eso mismo. Ese simple hecho… —ella rió ligeramente— Pero por ahora, déjenlo en paz. Artemisa ha retirado los cargos contra él.

Adair y Kriss miraron con sorpresa a Venus, incluso Charlotte y Falon se mostraron sorprendidos.
Sabrae simplemente movió sus orejas sin mirar a nadie.

— ¿Retirar cargos? ¿Qué se ha fumado Artemisa?

— De hecho, les ha dado un nuevo trabajo a todos ustedes —De nuevo Venus comenzó a explicar— Un misterioso ser ha robado un cristal realmente importante. Ahora mismo está Levi investigando el caso. Todas sus habilidades vendrían útiles. Se les pagará el doble de lo que les iban a pagar por Sabrae.

— Já… ¿Qué te hace creer que yo te ayudaré? —Sabrae se negó indirectamente.

— Es un cristal de importante —Suspiró la diosa— ¿Te suena el nombre de Astia?

Sabrae frunció el ceño, realmente se veía enojado…

— Así que han robado el Astia —Habló Adair— Eso fue lo que quedó de la bruja de nombre Maya, ¿No?

— Así es.

— Me encargaré de matar al maldito que lo robó… yo mismo… —Sabrae murmuró.

— Bueno… Levi está en esto, así que creo que me uniré también —Suspiró la Nekomata.

— Yo iré por mi lado. Que no se esperen nada de mí —Adair se marchó sin decir nada más.

— ¡OH…! —La hada comenzó a volar— ¡Sabrae-chan, ya no estaremos solos!

— Cállate Charlotte…

Eve-chan, tu hijo se ha ganado una mala fama durante estos siglos que han pasado. Ahora se le ha dado una oportunidad de limpiar su nombre, solo espero que su ira no le haga cometer una tontería. —Venus pensó mientras veía a Sabrae, después dirigió su mirada a Kriss— [i]A un lado de Sabrae… esta chica es demasiado joven, su compañero Levi también… Aunque bueno, no se puede comparar a un Hanyō que ha vivido más de mil años, ¿Verdad?

Mientras todo marche conforme fue escrito… todo estará bien, obtendrán el final que se les ha dado… un final que prometió que no sería feliz. Pero también prometieron que esta no sería ni una cruel ni triste historia. Simplemente, ¿Qué tipo de historia es esta?

+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+

— ¿Realmente no hay pistas, Levi?

Había pasado ya tiempo desde la pelea con Sabrae, Kriss pasó todo de largo y se dirigió de manera inmediata con su compañero Levi Rivaille. Ambos eran amigos desde la infancia, era obvio que se preocuparan mutuamente.
Ahora mismo, ambos estaban en las afueras de Samahl (Pues no se tenía permitido entrar), esto era como la “Escena del crimen”, pues un valioso cristal había sido robado.

Levi suspiró con frustración, después negó con la cabeza.

— Ninguna. —Pudo notarse serio y mientras fruncía el ceño, se dedicó a mirar alrededor.

Kriss también miró a su alrededor con detenimiento. Debía haber siquiera una pequeña pista, algo que los demás no habían visto. Esto no podía ser un crimen perfecto… ¿O sí?

— ¿Cabrá la posibilidad de que este crimen sea…?

— Perfecto. —Levi interrumpió a la chica, sin siquiera mirarla— Esto es un crimen perfecto.

Era raro que Levi dijera eso, simplemente raro. Pero tenía razón, ¡Nadie podía entrar a este lugar sin ser detectado! Vamos que… ni siquiera los fantasmas pueden hacerlo, ellos también tienen esencia que podría ser detectada. Era extraño… simplemente extraño, quizás el ladrón lo tenía todo planeado y calculado a la perfección.
Pero, incluso Levi sabía que aun con toda la preparación del mundo, era simplemente no ser detectado por la guardiana, pero ahora, alguien había entrado y había robado ese cristal.

+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+

“Todo estará bien”

Jamás había dicho una mentira de tal magnitud.
No estará bien.
No seremos ayudados por nadie.

Puedo escuchar como los demás gritan con desesperación.
Suplican por sus vidas.
La sangre está manchando todo.
Todos… cruelmente…

¿Por qué no puedo hacer nada?


De nuevo, el joven Hanyō despertó de golpe.

Al contrario que la última vez (O que casi siempre), ahora el joven se encontraba en una cama. Por primera vez en mucho tiempo dormía en una cama. Venus les había dado una residencia temporal.
Sabrae se sentó en la cama y llevó una de sus manos a su frente, moviéndose el flequillo mientras soltaba un profundo suspiro.

— De nuevo… —Se murmuró a si mismo con molestia.

Sus orejas se movieron ligeramente, cuando volteó a ver, a un lado de la cama en el suelo, estaba Falon dormido. Encima de la mesita de noche en una mini-cama estaba Charlotte también dormida.
Pasó de largo a estos dos y miró la silla dónde había dejado su katana.
Después miró la ventana que se encontraba cerca de la cama. La luna se veía brillante, incluso la luz de ella entraba ligeramente por la ventana.

— ¿Por qué se están volviendo más frecuentes? —De nuevo murmuró para sí mismo, bajando la cabeza— Olvidé las cosas buenas pero recuerdo las malas… que cruel. —Sonrió por lo bajo, quizás buscaba una forma de reírse de sí mismo para calmar su agobio.

+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+

Había amanecido y de nuevo, todos habían sido convocador por Venus y Artemisa en la sala del Cielo.
Adair, Jazmín, Levi, Kriss y Sabrae se encontraban en una línea recta, como si estuvieran formados. A un lado estaba Venus y una chica rubia de ojos verdes, ambas observaban como Artemisa daba indicaciones a los chicos.

— De acuerdo a lo que Levi dijo, no hay ninguna pista sobre el ladrón —Explicaba la inquisidora, se volteó dándole la espalda a los chicos— Temo saber quién o qué robó el cristal.

— Adair-san estará desde las sombras igual que Jazmín —Explicó la diosa Venus— Ustedes preferentemente intenten localizar a quien haya robado el cristal, si no pueden capturarlo, entonces pueden matarlo, asegurándose de tener el cristal con ustedes.

— No sabemos a qué nos enfrentamos —Artemisa volteó a ver a los chicos— Por eso, realmente tengan cuidado. Sin más, creo que pueden retirarse, no es necesario tener un oído agudo para escuchar sus estómagos gruñir.

— Hehe… bueno, vine sin desayunar —Kriss se rascó la nuca con nervios, acto seguido, todos salieron sin más.

Artemisa miró a la chica rubia que estaba presente ahí.

— Aira, me alegra que estés aquí —Sonrió amablemente, era extraño ver a Artemisa sonreír, pues siempre estaba con esa faceta seria y estricta.

La joven rubia sonrió también.

— ¡Sip! ¡Aquí estoy! —Exclamó con esa sonrisa.

— Rocco y Vincent se pondrán feliz de verte —Venus ahora sonrió también.

En sí… todas estaban sonriendo.

— Seguro que han crecido mucho desde la última vez que los vi… —Ahora, en su sonrisa se pudo notar un poco de melancolía— Muchas cosas han cambiado desde la última vez.

— Sí, han cambiado muchas cosas —Artemisa suspiró, sin embargo, después volvió a sonreír— Quizás deberías ir a ver a Rocco y Vincent, seguro se pondrán felices y menos tensos cuando te vean.

— ¡Bien, ahora mismo iré con ellos! —La joven rubia salió corriendo de ahí.

— Aww, tan energética como siempre~ —Venus puso la mano en su mejillas— Siempre quise apretarle sus mejillas.

— No… Venus, eres extraña.

+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+w+

Era la orilla del mar. La chica de nombre Sayo se encontraba viendo el océano con tranquilidad. Al contrario que la última vez que fue vista, ella ahora tenía una vestimenta decente y tenía el cabello recogido en una media coleta, estaba recogido junto a los largos mechones de su flequillo.

— ¿Tienes lo que te pedí? —La chica preguntó, mientras una sombra aparecía junto con un brillante cristal. La chica volteó a ver esa sombra, pero solamente se limitó a tomar el cristal con una de sus manos y lo miró— Gracias. Aunque no es el auténtico, podría servir.

Apartó la mirada del cristal y volvió a ver el océano.

— Me pregunto sí esto servirá para los planes de ese hombre. —De nuevo miró el cristal con serenidad— Hubiera preferido que fuera el auténtico.

De alguna manera hizo desaparecer el cristal, mientras que la sombra se esparcía lentamente. La chica continuó su camino.

+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+

— ¿Qué fue lo que sucedió…?

Era un hombre de cabellera negra y larga, su ojo izquierdo estaba cubierto con vendas, por lo que solo se podía ver su ojo rojo derecho. Miró a Hoja, quien tenía una cara un poco asustada y nerviosa.

— Yo… realmente no pude revivirla sin la capacidad de tomar decisiones. Algo no me lo permitía. —Intentaba defenderse— Fue… difícil traerla de nuevo, más sin embargo, aunque usted la quería como una muñeca sin capaz de decidir… es difícil.

— Esa no es excusa —Frunció el ceño— Podría meternos en problemas si habla de más. Sí está de nuestro lado ahora, podría ser por conveniencia.

— Aun así… ella tiene el mismo objetivo.

— ¡Eso no importa! —Exclamó, casi gritando con furia— ¡Se encontrará con ese jodido Hanyō bueno para nada y entonces adiós a todo! ¡¿Te has dado cuenta que lo has arruinado todo?! ¡Más vale que no ocurra, Hoja! —Desapareció sin decir más.

+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+

— ¡¡Levantate y ayuda!!

Un hombre pelinegro de ojos morados exclamó con molestia absoluta. Su piel era pálida y sus ojos grandes y morados combinaban perfectamente con su vestimenta negra.
Tirado en el suelo, un hombre aparentemente de la misma edad de una característica cabellera larga y rubia atada en una trenza despeinada y unos ojos de color celeste se encontraba en el suelo aparentemente haciendo un berrinche.

— ¡Te dije que primero me dieras mi naranja y después te ayudaré! —Exclamó el rubio.

— Maldita sea Vincent… —Se quejó por lo bajo el pelinegro— Tu naranja no existe, ¡Mueve tu trasero y ayuda!

— No hasta que me des mi naranja.

— Estás peor que un niño…

Quizás esta era una típica pelea de hermanos. El rubio de nombre Vincent era el menor, mientras que su hermano mayor de nombre Rocco… claramente se veía amargado o simplemente Vincent era un infantil perezoso.

— Mira Orokana-kin, se nos hará tarde por tus estúpidos berrinches sin sentido y…

— ¡No es un berrinche sin sentido! —Vincent se pudo boca arriba en el suelo, extendiendo sus brazos— ¡¡Era MI naranja sagrada!!

— ¿Naranja Sagrada….? —A este punto, ni Rocco sabía a lo que se refería su hermano.

— Ah… como siempre, ustedes dos peleando.

Ambos jóvenes voltearon a ver la voz femenina que se había escuchado. Era nada más y nada menos que Aira, la chica con la que Venus y Artemisa estaban antes.

— ¡Tú eres….! —Vincent rápidamente se levantó, corrió hacia la chica y la tomó de las manos con una gran, gran, gran sonrisa— ¡AIRAAAAAA! ¡¡TENÍA TIEEEEMPO!!

— Aria… —Rocco solamente murmuró.

— Vaya…. Has crecido Vincent —Sonrió— Ahora te ves más afeminado.

— Eh…. Gracias, creo. —Vincent sonrió nerviosamente— ¿Realmente?

— Bueno… no todos los hombres tienen el cabello hasta las rodillas… —volvió a sonreír nerviosamente.

— Uhm… trataré con eso después. —Vincent miró por todos lados— ¿No está Sakuya contigo…?

— No, dijo que tenía cosas que hacer —se mostró un poco confundida— No me dijo que, pero quizás pronto venga.

— Ya entiendo… —el rubio se mostró pensativo, era realmente raro verlo así.

Ahora Aira miró a Rocco.

— ¡Nee, Rocco! ¡Tú también has crecido mucho! —Ella sonrió abiertamente— ¡Y no te ves afeminado como Vincent!

 <--- Vincent ahora mismo.

— Bueno… Gracias, supongo.

— Oh… sigues sin ser de muchas palabras, ¡Vamos, sonríe!

— No tengo porque sonreír…

— ¿Ni porque nos hemos reencontrado después de tanto tiempo?

— Quizás solo una pequeña sonrisa… solo eso.

— ¡Entonces sonríe!

— Vamos Rocco, sonríe —Vincent también insistía.

— Son molestos… —Suspiró por lo bajo el pelinegro.

— Parece que ya se reencontraron eh —Artemisa habló.

Había llegado sin que nadie se hubiera dado cuenta, pues estaban demasiado insistentes en hacer a Rocco sonreír.

— ¡¡Hola Artemisaaa!! —Vincent sonrió alegremente.

— Idiota… nos acabamos de ver afuera —Artemisa suspiró— Aira, ¿Puedes venir unos momentos?

Aira asintió y siguió a Artemisa, dejando a los dos hermanos detrás.

Cuando Aira entró a la sala junto con Artemisa, pudo ver que los jóvenes estaban ahí, con excepción de Sabrae y Charlotte. Estaba incluso Adair y Alice, dos ángeles.

— Bien, comencemos entonces —Artemisa dijo tan pronto como llegó y tomó asiento en una de las sillas donde todos estaban sentados.

— ¿Qué… es lo que se supone que comenzarán? —Aira preguntó confundida, pues simplemente Artemisa le había traído sin decir más.

— Planeamos. —Artemisa suspiró— Sabrae sabe perfectamente sobre el cristal Astia, sin embargo se niega a decir algo sobre él. Entonces debemos idear una forma de que hable. Toma asiento Aria, les explicaré lo que tenemos que hacer.

Aira hizo lo que Artemisa pidió, no sin antes mirar a la única persona presente que no conocía.
Era una chica de cabello blanco atado en una coleta de lado, su cabello era ondulado y sus ojos grandes y dorados, claramente era un ángel. En su cabeza yacía un duende de aproximadamente 12 o 13 cm.

(Nota: Los duendes son la versión masculina de las hadas)

— ¿Quién es…?

— Ella es Alice White, junto con Adair y Jazmín, ayudarán desde las sombras —Artemisa explicó.

Alice sonrió ligeramente, mientras el duende suspiró con frustración.

— Yo soy Vallen, su interprete.

Alice = Incapaz de hablar.

Vallen = Actúa como su interprete, es un duende que insulta a todos.

— Muy bien —Artemisa aclaró su garganta— Todos sabemos que el cristal Astia fue robado, el ladrón no dejó ninguna pista y no sabemos mucho sobre ese cristal. El único que lo sabes es…

— El orejón ese, ¿Verdad? —Kriss interrumpió— Ya se me había hecho raro que no lo hayas llamado a él.

— Sabrae no dirá nada, he intentado pero se niega rotundamente —Artemisa suspiró.

— Está diciendo que quiere intentar sacarle información. —Levi suspiro con rapidez.

— Así es. Incluso si la tortura es una opción —Artemisa suspiró— Sin embargo, parece que Sabrae es incapaz de sentir dolor.

— ¿No siente dolor…? —Aira sonrió con nerviosismo— Vaya… no sé muy bien de quien hablan, pero lo pintan como alguien peligroso y difícil.

— Es que es difícil tratar con el —Kriss suspiró.

— Esta chica pregunta, ¿Y sí le jalamos las orejas hasta que desfallezca? —Preguntó el duende. Supuestamente había hablado en lugar del ángel, sin embargo, ella no quería decir eso, así que movía sus manos con nervios, negando que ella propusiera eso.

Aira suspiró y miró por unos momentos al duende. Pensó en algo… anteriormente se había encontrado con Vincent y Rocco…

— Tengo un plan. —Rápidamente habló la rubia— ¡Cualquiera caerá y hablará ante este método!

— ¿Sí…? —Artemisa miró a la joven— Muy bien, lo dejo en tus manos.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Debido a que es muy largo en sí, lo dividiré en dos partes. Intentaré traer la 2da parte hoy mismo, a lo mucho tardaré para mañana, pero sin duda lo traeré.

No cambian muchas cosas, más sin embargo si hay detalles importantes para que entiendan mejor en un futuro, si no quedaría realmente raro. Las cosas cambian más apartir de la siguiente parte que intentaré traerla de inmediato.
[/i]

_________________________

Akai tsuki no Monogatari >3:

Kūhaku Heikai:

avatar
Angry Bunny
Admin
Admin

Mensajes : 1613
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 20
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foromx.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Byakumu no mayu EP 1 (Reiniciado) (1/2)

Mensaje por MitsuSasha el Lun Ago 25, 2014 5:02 pm

Awww me encanto, esta tan Asdghhkjh<3, genialosamente genial,me dan risa las reacciones de Vincent xDD,Asdghhkjh<3 muy genial *-* me encanto,espero la continuación <3

_________________________


Juro solemnemente que mis intenciones no son buenas~
avatar
MitsuSasha
UserAlterno
UserAlterno

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 03/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Byakumu no mayu EP 1 (Reiniciado) (1/2)

Mensaje por Akiru el Lun Ago 25, 2014 5:22 pm

esta increible hermanita !! esta sugoi !! la personalidad de aria es perfecta !! >w< k sugoi estar en tu historia como un autentico personaje es fantastico me encantan .. me volvio a reir con la parte de vincent y rocco son tan divertidos !! .. espero conti ansiosa !

_________________________



Spoiler:

YUKI JUDAI X TAKAMACHI BERENICE



Spoiler:


KAGAHO X AKIRU



avatar
Akiru
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1018
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : en alguna parte .. ._.U

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Byakumu no mayu EP 1 (Reiniciado) (1/2)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.