Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Entre Mundos2 - Capitulo 4 - Comienza la Investigación
Dom Mayo 21, 2017 12:36 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 5)
Miér Mayo 17, 2017 7:38 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 3 - Comenzando el Viaje
Mar Mayo 16, 2017 3:57 pm por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 4)
Mar Mayo 16, 2017 3:44 pm por Akiru

» Historias de la media noche (Capítulo 3)
Dom Mayo 14, 2017 5:51 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 2 - Reunion
Dom Mayo 14, 2017 12:19 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 2)
Sáb Mayo 13, 2017 5:55 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 1 - Renovado
Sáb Mayo 13, 2017 12:24 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 1)
Vie Mayo 12, 2017 7:38 pm por Angry Bunny

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Ago 30, 2015 5:44 pm.
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Agosto 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario


Ancient Story (Capítulo 1)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ancient Story (Capítulo 1)

Mensaje por Angry Bunny el Miér Jul 23, 2014 3:58 pm

¡¡Un opening!! >w<

(Por si no se ve, aquí el Link)

Capítulo 1:
“Los extraños giros de historia”

-Juraría que la vi pasar por aquí.

Una chica castaña se hablaba a sí misma, caminando por los amplios pasillos de un castillo. Era de noche y la luz de la luna llena se filtraba por las grandes ventanas que adornaban los pasillos.
Esta chica, de nombre Karen Night, había visto pasar a su hermana por estos castillos, en sí, usualmente nadie solía pasar cerca de lo que era su habitación por la noche y la manera en la que vio caminar a su hermana le pareció extraño. Decidió seguirla y asegurarse de que todo estuviera bien con ella.
Quizás eran cosas de su imaginación, ¿No?
Por un instante, Karen sintió un extraño sentimiento, casi como si alguien o algo le observara, sin embargo, su deseo de ver a su hermana era más fuerte, así que siguió buscándola entre los pasillos de ese gran castillo.

En esta misma época, en Japón, un joven castaño paseaba por el bosque junto a un gran perro, que caminaba pasivamente a su lado.

-Ah… -Aquel chico suspiró- Lo único que me gustaría hacer ahora es comer aunque sea un poco, ¿Tú que crees Akamaru?

Aquel perro, de nombre Akamaru, ladró en respuesta.

-Sí, últimamente no tenemos tanto tiempo –suspiró- Sabes, me gustaría relajarme aunque sea un poco y…

Antes de que siquiera terminara de hablar, él, tanto como Akamaru, dirigieron su mirada hacia un punto específico, ambos gruñían ligeramente pensando que quizás un posible enemigo estaba ahí.
No hubo ningún movimiento, aun así, ambos sentían una presencia… ¿Qué clase de presencia?

Cambiando de época y país, en la época moderna, en Grecia.
En un callejón, se podían escuchar los gritos de varias personas, todos ellos parecían estar apoyando una posible pelea. Amontonados y formando un círculo, en el centro se encontraban dos personas peleando a puñetazo limpio. Una chica castaña y un hombre que parecía ser grande y fuerte, aun así, la chica le metió un fuerte golpe y con eso, ganó la pelea.

-Sí, eres débil, no te atrevas a seguir llamando la atención de esa manera –Fríamente, la chica castaña dijo mirando al hombre que estaba tirado en el suelo, con sangre en su boca.

La chica se dio media vuelta, sin darse cuenta que aquel hombre estaba dispuesto a matar a la chica, así que sacó una pistola y apuntó a la castaña. Cuando el hombre disparó, notó que la chica ya no estaba ahí, entró en pánico y miró a un lado, allí estaba la chica mirándole con frialdad.

-Atacar por la espalda… Cobarde.

Todos ya se habían dispersado, incluso la chica castaña. Sólo se podía al mismo hombre con el que aquella chica había peleado, no estaba muerto, algo extraño, sin embargo, parecía estar más que asustado.
Esta chica, Akiru Takamura, procedente de Grecia y una caza recompensas de esta época. Si bien, en este mundo el dinero es lo que más les importa a las personas, no sólo en esta época, dónde sea que fueras, sí tenías una buena cantidad de dinero que dar, todos caerían a tus pies y obedecerían fielmente.
Akiru tenía una extraña sensación desde hace un par de horas, justo cuando peleaba contra ese hombre, ¿Qué era lo que sentía?

En esta misma época, en Japón. Las cosas no son muy diferentes; El dinero manda, todos luchan por él y encima, demasiada delincuencia.

-Entiendo.

Una chica pelinegra estaba hablando por teléfono, a su lado, se encontraba otro chico de mismo color de cabello. Estaban en un callejón en una de las grandes ciudades de Japón.
Si bien, en esta época, Japón era un país con demasiadas ciudades avanzadas, tecnología de última generación, era quizás un paraíso de la tecnología.
La chica pelinegra guardó su teléfono, fue cuando el chico que le acompañaba le miró.

-¿Qué pasa Kriss? –Preguntó el chico, casi sin cambiar su expresión. Él estaba recargado en la pared de ese callejón, con ambas manos en sus bolsillos.
-Bueno, además de que tengo un mal presentimiento desde hace días –La chica de nombre Kriss suspiró- Cada día se torna más peligroso, a este paso no podremos seguir en Japón, Levi.
-Me lo imaginé –El chico, de un suspiró, finalmente tomó camino hacia la calle de la ciudad, seguido de la chica.

Sin embargo, la chica paró de caminar y miró el oscuro callejón. El chico de nombre Levi se percató de esto y también miró. En sí, Kriss no era la única con ese presentimiento.

En Islandia, 1986.
La nieve caía y la noche tenía bajo su dominio este lugar helado. Los árboles de este lugar, que parecía ser un bosque, estaban cubiertos por la nieve y el cielo estrellado, estaba alumbrado por ligeras luces, parecían ser lo que llamaban Auroras Boreales.
Se escuchó un estruendo, casi como si dos metales hubieran chocado entre sí.
Entre ese oscuro bosque, dos siluetas podrían ser vistas. Era la silueta de un hombre y otra que parecía ser una chica de cabello ligeramente largo. Ambos estaban peleando y moviéndose de un lado a otro, chocando las espadas mutuamente, una y otra y otra vez.

-¡¡No te perdonaré, Hoja!! –Aquel chico que usaba una espada desgastada para pelear, gritó completamente enojado, golpeando su espada con una katana usada por la mujer.

Este chico de cabello negro y ojos celestes, estaba en mal estado de salud, ni siquiera podía pelear bien. Aquella mujer de cabello gris y ojos de color verde soltó una carcajada.

-¿Cómo planeas derrotarme si aún no sabes siquiera usa la espada que te dejó tu maestro? –Aquella mujer se burlaba- ¡Por esa razón no pudiste proteger a tu “Amada” Christine, Sabrae!
-¡No metas a Christine en esto!

Aquel chico de nuevo se abalanzó contra la mujer con su espada, intentando golpearle en algún lugar, dónde sea, sólo quería matarla de una vez. No pensaba con claridad, sólo… quería matarla.

-Maldición… no –Ahora, la expresión de Hoja cambió a una de sorpresa y miedo.

En un movimiento de manos por parte de la mujer, justo antes de que Sabrae pudiera golpearle con su espada, todo se volvió luminoso en aquella escena.

En otro lugar, lo que parecía ser una época todavía más antigua que las anteriores, un lugar dónde todo parecía ser monte, bosque, casas de madera y una que otra cosecha.
Gritos de personas se hicieron presentes. Aquella pequeña aldea, en esta época feudal de Japón, estaba siendo destruida por un ciempiés gigante, era un Yōkai, un monstruo. Todas las personas corrían despavoridas.

-¡¡No dejaré que le hagas daño a nadie!!

Una voz masculina se escuchó, acto seguido, todo el polvo y tierra se levantaron justo en el lugar dónde el ciempiés estaba. El ciempiés intentó escapar, pero fue agarrado de la parte trasera por ese chico de castaño claro y ojos azules.

-No te escaparás, no seas cobarde –El chico sonrió ligeramente- Oye, pareces inofensivo, ¿Por qué los atacabas?

El ciempiés pareció asustarse todavía más por el comportamiento de aquel chico, mientras los aldeanos hablaban entre si mirando con sorpresa aquella escena… Era un chico occidental socializando con un Yōkai…

-Suelta a ese Yōkai –Finalmente una voz femenina se escuchó. Entre la multitud de gente, una chica pelinegra de ojos azul oscuro salió, ella era aparentemente, una sacerdotisa, a su lado estaba una pequeña Nekomata.
-Muy bien –El chico obedeció y soltó al Ciempiés que se marchó rápidamente adentrándose en la tierra. Acto seguido, miró a la sacerdotisa- Estaba atacando la aldea, así que decidí hacer algo.
-Sí, llegaste antes que yo –La sacerdotisa dijo- Te lo agradezco.

El chico notó que la chica se veía preocupada por algo, miró el agujero que dejó el ciempiés al irse y después la aldea, que había sido solo parte de ella destruida por aquel Yōkai.

-No suelen atacar mucho esta aldea, ¿Verdad? –Preguntó aquel chico.
-No, deben sentirse atraídos por algo –La sacerdotisa dijo sin rodeos- Tú no eres de por aquí, ¿Verdad?
-Oh cierto –El chico rió nerviosamente, rascándose la nuca- No, sólo estoy de viaje, mi nombre es Regulus.
-Gracias por ayudar al pueblo Regulus –La chica hizo una pequeña reverencia- Mi nombre es Sayo y ella es Kirara –Miró a la nekomata que le acompañaba, después miró a Regulus de nuevo- Tardé un poco en llegar y me ganaste a ese Yōkai.
-¿Eh? –El chico volvió a reír nerviosamente- Lo siento, no sabía que alguien como tú los exterminaba.
-No suelo exterminarlos, solamente si atacan la aldea –La sacerdotisa sonrió ligeramente- Gracias de nuevo, buscaré la forma de agradecértelo.
-¡N-No es necesario que me lo agradezcas! –Comenzó a mover sus manos nerviosamente- S-Sólo ayudé a los que estaban en apuros, sólo eso.

Antes de que siguiera hablando más, tanto como ese chico como la sacerdotisa y el Nekomata que acompañaba a esta.

-Esas presencias… -Aquella sacerdotisa murmuró mirando a la misma dirección que el chico.

Antes, Sayo se percató de que ya los aldeanos se habían ido, estaban viendo sí podían arreglar lo que aquel ciempiés hizo. Después, la sacerdotisa miró a Regulus.

-Pareces ser bueno peleando –Sayo comenzó una petición- ¿Me podrías ayudar a investigar esas presencias? –Preguntó.
-Uhm… muy bien. –Regulus sonrió abiertamente- Me interesa también un poco. Aunque… aun si no me interesara, creo que ayudaría y… ah… ¿Eso es un gatito?
-¿Ga…Gatito…? –Por la cabeza de Sayo, una gotita estilo anime comenzó a caer al ver que aquel chico cambió de tema de manera rápida, casi como si se hubiera olvidado de aquellas presencias que sintieron dentro del bosque.

Cuando finalmente el chico dejó de acariciar a la pequeña Kirara, los tres se dirigieron al bosque, en sí, no solo era la sacerdotisa quien sentía esas extrañas presencias, Regulus también las había sentido.
Buscando entre el bosque, Kirara se esponjó completamente y gruñó mirando una dirección, Sayo y Regulus miraron y se adentraron más a esa dirección, dónde pudieron ver un gran perro.

-¡A-Ah! –Sayo cayó hacia atrás, sentada en el suelo gracias al susto que el perro le metió.
-¿E-Estás bien? –Regulus le ayudó a levantarse.
-S-Sí, gracias. –Sayo miró a aquel perro que movía la cola con alegría, mientras Kirara, que era un gato, le gruñía.
-¡Akamaru, no asustes a las personas…! –La voz masculina que se escuchó paró de hablar apenas vio a las personas que Akamaru había encontrado… o más bien que encontraron a Akamaru- Uh… entonces es verdad, no estamos ya en nuestro hogar.
-¿Eh? –Sayo habló y miró a aquel chico- ¿Qué dijiste? ¿Tu hogar?
-¡¡Oye, chico perro!! –La voz de la chica del Japón moderno, Kriss, se escuchó. Ella, junto a Levi, cargaban entre sus hombros a un chico pelinegro que estaba gravemente herido- ¡¡Deja de hablar de tu hogar y ayudemos a este muertín!!
-¿Por qué no lo dejamos tirado por aquí? –Levi se quejó ligeramente- Después de todo ni lo conocemos.
-No creo que eso sea prudente –Una chica castaña de ojos cafés habló, ella era Karen, la chica de Inglaterra- Lo mejor sería ayudar a las personas.
-Aunque no lo parezca, estoy de acuerdo con la Señorita Princesa –La otra joven castaña de ojos púrpura dijo, apuntando con su pulgar a Karen, mientras estaba cruzada de brazos. Su tono de voz era un poco grosero.
-Visten… raro –Regulus estaba sorprendido, igual que Sayo, quien asintió ligeramente.
-A-Ah… Y-Yo les ayudaré con ese chico –Sayo ofreció de inmediato- ¿P-Pueden venir a mi hogar…?

Todos los chicos se encogieron de hombros o quejaron.
Quizás aún no habían entrado en pánico ante lo que pasaba, quizás aún ni siquiera sabían que no estaban más en su época.
Todos fueron al hogar de aquella sacerdotisa. Al ver los grandes cambios, los chicos comenzaron a alarmarse un poco ya.

-¿D-Dónde demonios estamos? –Kriss fue la primera que preguntó, aun con aquel chico en sus hombros junto a Levi, mirando a todos lados mientras se dirigían a la casa de Sayo, la sacerdotisa.
-Uhm… creo que esto es el Japón Feudal –Karen mencionó educadamente, ella caminaba junto a Kiba, Akamaru y Akiru, detrás de Kriss y Levi, quienes cargaban a Sabrae y quienes iban detrás de Regulus, Sayo y Kirara.
-¡¿Qué dijiste?! –Akiru paró de caminar y preguntó sorprendida- ¡¿Estás diciendo que de alguna misteriosa y mágica manera de la nada aparecimos en el Japón Feudal?!
-Eso parece –Karen murmuró y suspiró- Quiero decir, lo último que recuerdo fue que buscaba a mi hermana, una presencia luminosa apareció y luego aparecí en el bosque, junto a ustedes y ese chico herido.
-Esto no tiene sentido –Levi se quejó- no me gusta este lugar.
-¿Demasiado sucio para ti, Heichou~? –Kriss se burló por lo bajo. Sabía que su compañero era un poco obsesivo con la limpieza, así que sabía cómo molestarlo.
-A ella no parece intentarle molestar que estamos en la época feudal de Japón –Kiba murmuró, mientras Akamaru ladraba- Muy bien, yo no planeo quedarme en este lugar, ¿Cómo volvemos a nuestras épocas?
-Eso lo trataremos después –Sayo dijo mientras llegaban a una pequeña casita de madera- Primero deberemos tratar las heridas de ese joven que llegó junto a ustedes herido, cuando termine de tratar sus heridas, me dirán con más detalle lo que pasó y buscaré una forma de ver la situación.
-Oh vaya –Akiru suspiró- Creo que tuvimos un poco de suerte. Una sacerdotisa joven, no parece ser capaz de matar ni una mosca.

Sayo suspiró y entró a su casa, seguido de Kriss y Levi, quienes cargaban a Sabrae. Los demás prefirieron seguir afuera.
Los jóvenes que no eran de esta época ya habían entrado en un poco de pánico. Sí, estaban en otra época, ¿Qué más podían hacer? Sólo era una época antigua, no era como si estuvieran marcando su sentencia de muerte o algo por el estilo.
Sólo se lo tenían que tomar con calma y esperar a que al menos esa joven sacerdotisa diera al menos una explicación sobre lo que pasaba. Era una sacerdotisa, ¡¡Ellas saben de cosas como estás…!! ¿No…?
Aunque lo más preocupante es preguntarse, ¿Por qué llegaron a este lugar? O peor… ¿Quién los trajo?

¡¡Ending!!

(Por si no se ve, aquí el Link)

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

¡Listo~! Espero que no les aburra y sea de su agrado. Casi siempre tengo problemas para dar un primer capítulo, por eso quizás salió un poco raro. Como seguro ya vieron, estoy intentando hacer los capítulos más largos <3 Así no se alargarán tanto el número de estos.

Bueno, espero que les guste, acepto criticas de de más, incluso si quieren lanzarme tomates u.u.

Kim-chan se despide.

_________________________

Akai tsuki no Monogatari >3:

Kūhaku Heikai:

avatar
Angry Bunny
Admin
Admin

Mensajes : 1613
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 19
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foromx.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Ancient Story (Capítulo 1)

Mensaje por Karen Ookami el Miér Jul 23, 2014 5:47 pm

Nee a mi sí me gusto! >w< esta bueno owo aunque me da mucha curiosidad saber que pasará aunque me alegra mucho que lo hagas tu porque siempre pones las contis bastante seguido así que espero la próxima :D siempre me ha gustado la manera en que escribes, eres genial
oh, y no te preocupes por lo de los videos ¬¬U yo tambien estoy teniendo problemas con eso :D aun así vi ambos nwn estan geniales

_________________________
"Mis Garras son mi Orgullos, Mis Colmillos son mi Honor,
por mi Orgullo y Honor de Ookami te doy mi Palabra..."


"Llama con fuerza a la luna y luego ataca!
Aulla, Hokori Meiyo!"

avatar
Karen Ookami
Admin
Admin

Mensajes : 313
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Edad : 21
Localización : Siguiendo a la Luna

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ancient Story (Capítulo 1)

Mensaje por Akiru el Miér Jul 23, 2014 7:58 pm

ooh esta increible me encanto hermanita esta fantastico el fic me encanta , regulus siempre ayudando a todos -w- esta genial me encanto ! un sabrae herido seguro fue culpa de esa hoja .. me encanta espero la conti ansiosa me dejaste ansiosa por saver lo k viene !!

_________________________



Spoiler:

YUKI JUDAI X TAKAMACHI BERENICE



Spoiler:


KAGAHO X AKIRU



avatar
Akiru
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1018
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : en alguna parte .. ._.U

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ancient Story (Capítulo 1)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.