Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Entre Mundos2 - Capitulo 4 - Comienza la Investigación
Dom Mayo 21, 2017 12:36 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 5)
Miér Mayo 17, 2017 7:38 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 3 - Comenzando el Viaje
Mar Mayo 16, 2017 3:57 pm por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 4)
Mar Mayo 16, 2017 3:44 pm por Akiru

» Historias de la media noche (Capítulo 3)
Dom Mayo 14, 2017 5:51 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 2 - Reunion
Dom Mayo 14, 2017 12:19 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 2)
Sáb Mayo 13, 2017 5:55 pm por Akiru

» Entre Mundos2 - Capitulo 1 - Renovado
Sáb Mayo 13, 2017 12:24 am por Angry Bunny

» Historias de la media noche (Capítulo 1)
Vie Mayo 12, 2017 7:38 pm por Angry Bunny

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Ago 30, 2015 5:44 pm.
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario


El mundo de Elder Scroll (Capítulo 1)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El mundo de Elder Scroll (Capítulo 1)

Mensaje por Angry Bunny el Lun Jul 07, 2014 9:12 pm

Capítulo 1:
“Ruptura de dimensiones”

-Bien… ¿Qué es lo que está pasando, Erika?

Un joven pelinegro de ojos azules preguntó. A su lado, estaba una chica poco desarrollada de cabello azul, largo, atado en dos coletas y ojos del mismo color. Sí bien, ahora mismo, ellos estaban en una biblioteca.

-¡Ah, los… los Kakera! ¡Están raros…! –Exclamaba la chica, tomando rumbo a una puerta que estaba en esta misma biblioteca. El chico le seguía con curiosidad- ¡Están raros, algunos se están moviendo a un lugar desconocido…!
-¿Algunos? ¿Lugar desconocido? Explícate Erika.

Ambos pasaron por la puerta, adentro era como si fuera el mismísimo espacio exterior. Sin embargo, en vez de estrellas, habían pequeños fragmentos luminosos, eran miles y miles de ellos, quizás incluso eran infinitos.
La chica suspiró tomando calma, acto seguido vio al chico a los ojos para finalmente decir claramente lo que pasaba.

-Tres Kakeras, incluyendo este mismo. Se están moviendo a un lugar desconocido. –Finalmente explicó- Es como si un hoyo negro se los estuviera tragando.
-¿Incluyendo este mismo? –El chico se puso pensativo- Esto es extraño, los Kakera no se pueden mover por si solos, ya que la historia de estos debe continuar…
-¡¡Ese es el problema!! –Ahora Erika gritó. El joven suspiró.
-Mira. Intentaré ver que es lo que pasa y veré sí lo puedo arreglar. –Miró todos los Fragmentos, que eran conocidos aquí como Kakeras- Al final yo soy el encargado de cuidar los Kakera, realmente es mi deber arreglar todo problema –suspiró- Erika, ¿Podrías buscar a Lambdadelta y a Bernkastel? Ellas también deberían saber lo que pasa, aunque no me guste mucho la idea de decírselos.
-¡Muy bien! –La chica desapareció gracias a su magia, dejando al chico ahí sólo.

Este chico, era Sabrae, era quizás el hechicero más fuerte de este mundo. El hechicero dorado y dueño de este plano dimensional, por lo tanto, era su deber protegerlo y proteger los Kakera.
Sabrae miró por todos lados, buscando que algo anduviera mal. Fue cuando algo llamó su atención. Era tal y como decía Erika, parecía que era algún tipo de agujero negro que intentaba succionar tres de los Kakera, incluyendo en dónde estaba el mismo.

-Maldición, a este paso habrá un choque de mundos –Finalmente, se pudo notar un poco de preocupación en su rostro, después guardó silencio por un par de segundos, para finalmente volver a hablar en susurros- Se siente… una presencia extraña… fuerte y… maligna…

Mientras tanto, en otro lugar, un lugar totalmente diferente. Era como un campo, lleno de árboles y flores, además de un campo abierto. Bajo uno de los árboles, una chica castaña estaba sentada mirando las nubes. A su lado, sin decir nada, estaba un chico de cabello azul y largo.
Sin decir nada, la chica castaña se levantó del suelo y miró hacia una dirección con una ligera mueca de molestia.

-¿Pasa algo? –El joven que le acompañaba alzó una ceja sin mirarle, aun así, había notado el comportamiento extraño de la castaña.
-¿No lo sientes Deuterus? –Preguntó sin dejar de mirar esa dirección- Juraría que me pareció sentir una presencia extraña, algo que nunca había sentido antes.
-¿Te refieres a la…?
-Sí. Su poder era parecido a uno de los dioses, pero no parecía ser normal –Finalmente miró al joven- Algo no cuadra aquí, ¡Debemos ir a investigar!
-Pero… -suspiró en derrota- Está bien. Lo que menos necesitamos ahora son más problemas y por lo que parece, este no es un problema que se pueda ignorar.
-Sí. Puede poner en peligro a todos.

Mientras tanto, en otro lugar. Este parecía ser una oficina antigua, si bien, los muebles, todo, se veía de una época antigua, más sin embargo, estaban bien cuidados.

-¿Qué… dijiste?

Una chica de cabello pelirrojo y ojos bicolor preguntó a un hombre mayor que estaba ahí. Obviamente, la oficina era de este hombre y la chica parecía estar aquí por algún asunto.

-Desirée, esto simplemente no tiene sentido… -El hombre suspiró- Date por vencida, buscas algo que ya no está en este mundo.
-¡¿A qué te refieres con este mundo?! ¡No lo entiendo, explícate bien!

El hombre volvió a suspirar.

-Es difícil de explicar. Sin embargo, quizás lo que pasa te pueda interesar sí realmente estás dispuesta.
-¡Déjate de rodeos…! ¡¿Qué es lo que pasa?! –Con impaciencia, la chica preguntó casi en grito.
-En unos minutos, afuera… Tú decides si ir o no. –finalmente, el hombre dijo y tomó asiento, ahora actuaba como sí Desirée no estuviera siquiera ahí.

Desirée suspiró en derrota y se marchó de ese lugar… Ese hombre sabía algo y parecía usar eso para burlarse de ella, ¡Eso era injusto!

En un campo abierto, una chica de cabello blanco, recogido y con el flequillo cubriéndole su ojo derecho. Su ojo, o al menos el derecho era azul. Esa chica corría junto a un perro, parecía tener prisa.

-¡¡Ahh, ahh!! ¡¡Meeko, corre, correee…!! –La chica gritaba seguida de su perro que ladraba.

Mientras la chica corría, se podía ver un gigante persiguiéndole. Sí bien, esta chica estaba desarmada por una razón; Olvidó sus armas en casa. Encima, la magia no funcionaba bien con los Gigantes… ¡Son gigantes! ¡Te mandan a volar con un solo golpe!

-¡¡¿Por qué son tan hostileees?!! –La chica gritaba corriendo aún- ¡¡Yo sólo quería ver de cerca a los mamuts!!

Antes de que la chica siguiera corriendo, se metió al bosque y se escondió junto con Meeko, su perro. El gigante, al no verlos, regresó a dónde anteriormente estaba. La chica suspiró con alivio y se dejó caer al suelo, recargada en el árbol.

-Todo está bien Meeko. –La chica sonrió con cansancio, quien sabe cuánto habría corrido para salir ilesa de los gigantes- Sólo porque aún no sé controlar bien los Thu’um…

-¡¡¿Dónde…?!! –Una voz femenina se escuchó a lo lejos. La chica de cabello blanco se levantó y miró a su alrededor con curiosidad.

-¿Escuchaste eso Meeko? –Le preguntó a su perro, quien ladró en respuesta- Parece ser una chica la que grita… Bien, creo que deberíamos ayudar.

Meeko ladró y corrió a una dirección, quizás guiaba a su acompañante hacia la persona que gritó.
Cuando llegaron, lo que pudieron ver, fue a varios chicos, todos parecían discutir entre sí.

-¡¡Tú debes ser el culpable, claro que lo eres!! –La chica pelirroja de ojos bicolor gritaba, apuntando con su dedo índice a un joven- ¡¡Tú me trajiste aquí, ¿No es así?!!
-¡Tranquilízate, no es mi culpa! –Exclamó el joven pelinegro, el cual estaba siendo apuntado por la pelirroja- Yo también estoy metido en este apuro en este lugar que no conozco con personas que no conozco –suspiró, después miró a la castaña de ojos violetas y a su acompañante, el joven de cabello azul.
-Esto es algo que se debe tomar con calma –La castaña habló secamente. Eran personas que no conocía, así que no debía tomarles confianza de manera fácil- Diría que lo mejor es que cada quien encuentre la forma de volver a sus mundos por su cuenta…
-Eso no tiene sentido –El pelinegro interrumpió- Quiero decir, quizás tenemos que colaborar para regresar. Ya saben… la unión hace la fuerza.
-¿Cómo nos ayudaremos si ni siquiera nos conocemos? –Finalmente el chico de cabello azul habló también con un tono seco.
-Etto… -Una voz tímida se escuchó entre los arbustos.

Todos voltearon de manera inmediata, solo para ver a la chica de cabello blanco y a su perro Meeko.

-A-Ah… -El joven pelinegro se puso nervioso. Se habían encontrado con una habitante de este extraño mundo y eso podía representar un problema.
-Es… una chica –La pelirroja murmuró para sí misma.

Meeko ladró moviendo la cola con una felicidad. La chica albina sonrió ligeramente.

-No son de por aquí, ¿Verdad? –Amablemente, ella preguntó. Cualquiera pensaría que quizás se refería a país o algo por el estilo, sin embargo, todos notaron que ella se refería en mundos.
-Parece que sabes mucho… -Akiru le miró fríamente, cualquiera se intimidaría con esa mirada, sin embargo, la chica no flaqueó y siguió sonriendo.
-Otros mundos, eh… -La albina se burló ligeramente, pero no de mala manera- Deberían cuidar más sus palabras. Si otra persona los hubiera escuchado, sería un problema.
-¿Un problema…? –La pelirroja, de nombre Desirée preguntó, ladeando la cabeza.
-Bueno, últimamente aquí hay problemas también. Problemas políticos y problemas con unas bestias. –Afirmó la chica, pensativa- Uhm… ya que escuché todo lo que decían… Creo que les puedo ayudar.
-¿Ayudar…? No, gracias –Akiru interrumpió de manera inmediata- No necesitamos la ayuda de una chica…
-Bien, entonces creo que se las podrían arreglar en un mundo que no conocen, dónde hay bestias sueltas que nadie puede detener y con una gran disputa política. –La chica sonrió. En cierta manera, tenía razón.
-Tú ganas –El joven pelinegro habló- Primero, creo que deberíamos presentarnos. Soy Sabrae.
-Yo soy Desirée Laforet –La pelirroja se presentó con una gran sonrisa.
-Akiru, arcángel Justice. Aunque creo que aquí los títulos no importan mucho…
-Yo me llamo Deuterus.
-Bien… a mí me pueden llamar Sayo, Sakurai Sayo. –Ella sonrió- Thane de Carrera Blanca y… Sangre Dragón.
-¿Sangre… Dragón? –Ahora, fue Akiru quien se mostró con curiosidad.
-Uhm… olvídenlo. Bien, dije que les ayudaría. Antes de hacer algo… debo ir a mi casa, ¿Preferirían acompañarme y aprender un poco más o quedarse aquí y esperarme…?
-Depende. –Deuterus fue quien interrumpió- ¿Cómo defines “Ayudar”?
-Uhm… bueno –Sayo se puso pensativa- Veamos… creo que para encontrar una solución, primero se debe saber el problema, ¿No?
-Tienes buen pensamiento, interesante –Sabrae interrumpió con una ligera sonrisa- Prosigue.
-Hay alguien que nos podría ayudar. Para llegar a él, tenemos que ir a la montaña más grande de todo Skyrim, ¡La garganta del mundo! –Exclamó, acto seguido Meeko ladró.
-¿La… montaña más grande de todo Skyrim…? –Desirée preguntó con decepción- ¡¿Piensas que yo voy a caminar tanto…?!
-Bueno, si queremos volver a nuestros mundos… debemos de ir a ver a esa persona que dice esta chica –Akiru suspiró- Yo te acompañaré a tu hogar, estaría bien conocer un poco de este lugar.
-Bien. Hace unos momentos estaba siendo perseguida por un gigante, así que estoy un poco cansada… descansemos un poco en mi casa, ¡Pueden ir al mercado también sí lo desean, ánimo! –Exclamó con felicidad.

Sí, esta chica y este mundo eran raros…
Cada persona había sido traída aquí tras sentir una misteriosa presencia, oscura, fuerte y maligna. Quizás esta persona sabía de quien podría hacer, o quizás la persona que ella mencionó antes podría ser de gran ayuda o devolverlos de una vez a su mundo.
Sea como sea, sólo debían volver a sus mundos… ¿Verdad?

++++++++++++++++++++++++++++++

Listo. Lamento sí esta aburrido y... y... raro. Bueno, en realidad no sabía bien como hacer que los personajes fueran a parar a Skyrim, así que lo hice desde un punto ciego. Sayo, es la persona que vive en Skyrim y les ayudará durante todo su viaje en Skyrim, junto con su perro Meeko òwó. Bien, espero que les guste, sin más, me despido :3

_________________________

Akai tsuki no Monogatari >3:

Kūhaku Heikai:

avatar
Angry Bunny
Admin
Admin

Mensajes : 1613
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 20
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foromx.net

Volver arriba Ir abajo

Re: El mundo de Elder Scroll (Capítulo 1)

Mensaje por MitsuSasha el Lun Jul 07, 2014 9:22 pm

Meeko me parecio tan..adorable *--*Me encanta!Espero el sig capítulo nciosa y por dios que floja es déesire xd

_________________________


Juro solemnemente que mis intenciones no son buenas~
avatar
MitsuSasha
UserAlterno
UserAlterno

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 03/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El mundo de Elder Scroll (Capítulo 1)

Mensaje por Akiru el Lun Jul 07, 2014 9:36 pm

no esta nada aburrido me encanta !! esta entretenido y gracioso !! aah espero podamos salir de ese lugar !! k raro ahi gigantes k mas abra en este mundo me emociona saver k criaturas abra para combatir y kien es el culpable y causante de el choke de los kakeras espero la conti ansiosa !! >w< esta increible tu fic

_________________________



Spoiler:

YUKI JUDAI X TAKAMACHI BERENICE



Spoiler:


KAGAHO X AKIRU



avatar
Akiru
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1018
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : en alguna parte .. ._.U

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El mundo de Elder Scroll (Capítulo 1)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.